4 Mar 2020 - 2:17 a. m.

Excomandante de las Farc desmiente señalamientos de supuesta alianza con "Otoniel"

Mientras que la Policía asegura que el exguerrillero de las Farc Joverman Sánchez Arroyave, conocido por el alias de "Manteco", volvió a la guerra y se alió con "Otoniel", el retornado a la vida civil dice que todo es mentira y que solo es un intento más por atacar el proceso de paz.

Redacción Judicial

Joverman Sánchez Arroyave, excomandante de las Farc, desmiente que sea un aliado de Otoniel, tal como dice un informe de la Policía.  / Mauricio Alvarado - El Espectador
Joverman Sánchez Arroyave, excomandante de las Farc, desmiente que sea un aliado de Otoniel, tal como dice un informe de la Policía. / Mauricio Alvarado - El Espectador

Un informe de inteligencia de la Policía, revelado por el diario El Tiempo, señaló que el exguerrillero Joverman Sánchez Arroyave, conocido en la guerra como Rubén Cano y Manteco, abandonó el proceso de paz y retornó a las armas en la región del Nudo de Paramillo. Según este documento, el exlíder guerrillero sería uno de los líderes de la disidencia de la zona y estaría a aliado con alias Otoniel, cabeza máxima del Clan del Golfo.

Sin embargo, el partido FARC y el propio Sánchez Arroyave tienen una versión muy distinta frente a los duros señalamientos de inteligencia de la Policía. Tras la revelación del informe, uno de los primeros en responder fue Pastor Alape a través de su cuenta de Twitter. “Joverman Sánchez (Rubén Cano o "Manteco") continúa en su proceso de reincorporación a la vida civil en Mutatá, Antioquia. Es falsa la información de que se haya apartado del proceso de paz y que esté al servicio de Otoniel”, señaló el exlíder guerrillero.

(Puede ver: Prostitutas y alianzas con exFarc: así es la vida de “Otoniel”, según la Policía)

Este tuit fue sucedido por el propio Joverman Sánchez que, a través de un video, aseguró que todo se trata de una noticia falsa cuyo único fin es atacar el proceso de paz y lograr que sea capturado: “Quiero dejar constancia que hoy marzo 3 salió una noticia que me sindica de estar en actividades distintas al proceso de paz, en actividades delincuenciales. Es una noticia falsa. Yo lo que estoy haciendo es trabajar con mi comunidad. Estoy en mi caserío, que hemos construido con mucho esfuerzo, con mucho compromiso de construir país y de reconciliación. Eso es lo que estamos construyendo y lo que hemos demostrado al país”.

Asimismo, el partido Farc emitió un comunicado rechazando las publicaciones periodísticas que señalaron a Sánchez Arroyave como un líder disidente con alianzas con el Clan del Golfo. “Joverman Sánchez Arroyave, conocido en las Farc como Rubén Cano o Manteco, no solo no pertenece a ninguna organización criminal, sino que es el líder de la reincorporación de más de 100 excombatientes que conformaron una comunidad de paz en el municipio de Mutatá, vereda San José del León”, señaló el partido político, que agregó que los planes de Sánchez no han contado con apoyo estatal, pero, aún así, han salido adelante.

(Vea: “Haber firmado el Acuerdo nos está costando la vida”: excomandante de Farc en Urabá)

Además, la FARC aseguró que Joverman Sánchez ha cumplido con todos los llamados que ha hecho el sistema de justicia transicional, sobre todo los hechos por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). De acuerdo con el partido político nacido de los acuerdos de La Habana, este guerrillero “ha suscrito acta de compromiso con la JEP y ha hecho reiteradas declaraciones públicas comprometiéndose con el proceso de paz y en especial con todo lo que tiene que ver con el punto 5 del acuerdo de paz que tiene como centro a las víctimas del conflicto armado”.

En el comunicado, el partido liderado por Rodrigo Londoño, conocido en la guerra como Timochenko, añadió que Sánchez es uno de los consejeros políticos de la agrupación política, uno de los máximos cargos departamentales que se puede ostentar dentro de la FARC. Además, que desde hace 3 años el exguerrillero tiene un esquema de seguridad provisto por la Unidad Nacional de Protección (UNP), por lo que todos sus movimientos han sido monitoreados y están a disposición de las autoridades.

Bajo todos estos elementos, la FARC declaró que los señalamientos en contra de Sánchez Arroyave son un episodio bastante delicado, en el que se pone en peligro la vida de este excomandante. Por esta razón, dijo que este tipo de informaciones difundidas “no le aportan a la construcción de paz en el país y por el contrario minan la confianza de las gentes del común y de la sociedad en general en el proceso”.

(Lea también: Se registra el primer asesinato de un exguerrillero dentro de un espacio de reincorporación)

La información del supuesto retorno de Joverman Sánchez a las armas no es nueva, ya en 2018 se hablaba de que el excomandante del frente 58 de las Farc estaba liderando un grupo de disidencias en el sur de Córdoba y en el norte de Antioquia. En ese momento la gobernadora encargada aseguró que informes de inteligencia señalaban a Sánchez Arroyave de estar detrás de los negocios de cocaleros de los grupos paramilitares que delinquen en la zona: Clan del Golfo y Caparros.

Sin embargo, estas informaciones fueron desmentidas por el propio Joverman Sánchez Arroyave en entrevista con Colombia 2020, iniciativa de El Espectador. En 2019, este diario pudo comprobar el desarrollo de los proyectos productivos que lideraba el exguerrillero con otras 42 familias de excombatientes en la vereda San José de León, en Mutatá (Antioquia).

(Lea: “Hay que evitar que regresen a las armas”: directora de Cooperación de la Unión Europea)

Sobre los rumores de que Sánchez Arroyave estaba en negocios ilícitos, el exguerrillero aseguró que los señalamientos eran falsos. “La comunidad sabe con qué hemos construido esto. Y también lo sabe el Estado, con su inteligencia militar. Poner esas dudas obedece a directrices para hacer actos de provocación contra el proceso de paz. Buscan cualquier equivocación o debilidad de uno para pegarse de eso. Pero aquí no estamos haciendo nada ilegal. Todo lo que estamos haciendo es transparente”, señaló en dicha ocasión el exguerrillero y líder del proyecto productivo de San José de León.

“Haber firmado este Acuerdo nos está costando la vida. El Gobierno no hace nada, no hay seguridad jurídica y la física se ve reflejada en esas cifras. Aquí no están asesinando excombatientes, están asesinando la paz”, fueron las palabras de Joverman Sánchez Arroyave en diálogo con este diario al ser preguntado por el homicidio de Alexander Parra, otro exguerrillero que fue asesinado en el Espacio Territorial de Mesetas, Meta.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.