Publicidad
15 Mar 2021 - 2:55 p. m.

Exsenador Iván Moreno irá a juicio por saqueo a un contrato de ambulancias

El exsenador Iván Moreno, hermano del exalcalde de Bogotá Samuel Moreno, irá nuevamente a juicio por el episodio de saqueo a un contrato de ambulancias de 2009. Ambos hermanos ya están condenados por el carrusel de la contratación de la capital.
Iván Moreno Rojas, exsenador por el Polo Democrático, en el periodo 2006-2014.
Iván Moreno Rojas, exsenador por el Polo Democrático, en el periodo 2006-2014.

La Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia acaba de llamar a un nuevo juicio al exsenador Iván Moreno Rojas, hermano del exalcalde Bogotá Samuel Moreno, por su posible responsabilidad en el saqueo a un contrato de ambulancias para la capital en 2009. Por los mismos hechos, Samuel Moreno fue condenado a 24 años de prisión en 2017, en medio de un caso que incluía otros desfalcos del carrusel de la contratación de la capital.

En contexto: Corte Suprema se opuso a darle casa por cárcel al exsenador Iván Moreno Rojas.

Ante la Corte Suprema, el exsenador Iván Moreno Rojas deberá responder por los delitos de peculado por apropiación e interés indebido en la celebración de contratos, pues en 2009 habría ayudado a su hermano, cuando era alcalde de Bogotá, a negociar un contrato para el servicio de ambulancias a favor de la empresa UT Transporte Ambulatorio Médico. El acuerdo se selló por $67.000 millones.

De esa millonaria suma, como quedó registrado en la condena de Samuel Moreno y en la investigación contra Iván Moreno, ambos hermanos habrían pedido una tajada del 9% para entregarle el contrato a una de las empresas de Emilio Tapia Aldana, a quien en 2016 el Tribunal Superior de Bogotá le fijó una condena de siete años y cinco meses por otro episodio del carrusel de la contratación. Tapia Aldana está preso por la firma de dos contratos, en 2007, cuyo objetivo era reparar la malla vial en Bogotá.

El contrato de ambulancias -N° 1229-, que hoy tiene a los hermanos Moreno en la cárcel, se firmó el 30 de septiembre de 2009 y los recursos fueron desembolsados por el Fondo Financiero Distrital de Salud. Las coimas habrían llegado directamente a los bolsillos del exsenador Iván Moreno y al entonces secretario de Salud de Bogotá, Héctor Zambrano, quien en 2014 fue condenado a 13 años de prisión tras firmar un preacuerdo.

En contexto: Condenan a 24 años de prisión a Samuel Moreno Rojas.

Las investigaciones darían cuenta de que Iván Moreno y el secretario Zambrano habrían modificado el pliego de condiciones del contrato, para que solo la UT Transporte Ambulatorio Médico pudiese ofrecer sus servicios a la capital. Sin embargo, durante el proceso se demostró que la empresa de Emilio Tapia Aldana no tenía experiencia para ejecutar el contrato y no tenía la capacidad para prestar el servicio de ambulancias, mucho menos en estado de emergencia de los potenciales pacientes.

En el saqueo al contrato de ambulancias también se les entregaron dineros a los exconcejales Hipólito Moreno, Andrés Camacho Casado y Orlando Parada, todos condenados por el carrusel de la contratación. Además, el funcionario José Juan Rodríguez es investigado por los mismos hechos. De acuerdo con las investigaciones, todos habría omitido sus funciones de control político del contrato de ambulancias, en el Concejo de Bogotá, y habrían recibido un porcentaje del valor real del acuerdo.

Antecedentes: Muerte política para Iván Moreno.

Por otro lado, el exsenador Iván Moreno está condenado desde 2014 por irregularidades en contratos del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU). Durante tres años estuvo detenido en La Picota, mientras su investigación por los delitos de concusión -aprovecharse de su cargo para pedir dinero-, tráfico de influencias y celebración de contratos sin el cumplimiento de requisitos legales avanzaba en la Corte Suprema de Justicia. La alta corte demostró que el hermano de Samuel Moreno, entonces, pidió coimas a un grupo de empresarias para asegurarles negocios con la Alcaldía de Bogotá en 2009.

El 14 de mayo de 2020, el Juzgado Tercero de Ejecución de Penas de Bogotá le concedió el beneficio de casa por cárcel, pues había cumplido las tres quintas partes de su condena a 14 años de prisión. Sin embargo, en ese momento, el Inpec le consultó a la Corte Suprema si era procedente otorgar el beneficio, a cambio de una caución económica, pues aún se le investiga por el saqueo al contrato de ambulancias. Ante el cuestionamiento, la alta corte negó el recurso, emitió una nueva medida de aseguramiento y hoy, 15 de marzo, lo llamó a juicio por otro episodio del carrusel de la contratación.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.