Publicidad
28 Jul 2020 - 11:31 p. m.

Extraditables de La Picota piden garantías luego de contraer COVID-19

Los internos aseguran que no han recibido atención médica y que el patio donde están recluidos es una “sentencia de muerte”. Exnarcotraficantes, exparamilitares y exguerrilleros piden al Gobierno y la justicia extranjera que los requiere mejorar las condiciones en la cárcel. Allí, los contagios ya superan los 1.400.
Extraditables en el pasillo PAS A de La Picota. / Tomada del video hecho por los internos de La Picota.
Extraditables en el pasillo PAS A de La Picota. / Tomada del video hecho por los internos de La Picota.
Foto: Extraditables de La Picota

Con el país atravesando por el momento más álgido de la pandemia, el nuevo coronavirus arrasa también en las cárceles del país. En la cárcel La Picota de Bogotá 93 extraditables contagiados con el virus protestan pacíficamente para que las autoridades y el gobierno extranjero que los solicitó tomen cartas en el asunto. Entre los afectados sobresalen exnarcotraficantes y exparamilitares que aseguran que el patio “Paz” es una sentencia de muerte.

(En contexto: Se disparan contagios de COVID-19 en la Picota, van 298 casos)

En este patio, de acuerdo con las denuncias de los internos, el lugar que se encuentra más afectado es uno de los pasillos. Este sector de La Picota ha sido el lugar de reclusión de importantes capturas como el exparamilitar del Bloque Norte José Gélvez, alias El Canoso, y el enlace del cartel de Sinaloa en Colombia, Jesús Hugo Verdugo Chávez, alias Tánatos. Además, se encuentra el exguerrillero del Bloque Sur de las Farc, Eduardo Cabrera, alias El Cura, quien además es el hermano mayor de José Benito Cabrera, conocido como Fabián Ramírez, el primer jefe de este frente y negociador de las Farc en el proceso de paz. Todos recibieron el resultado de los test que indica que padecen la enfermedad.

La situación no es para menos. El último reporte del Inpec sobre el desarrollo del coronavirus en las cárceles del país posiciona a La Picota como el nuevo epicentro de la pandemia. Allí, la institución reporta 1.444 contagios de los cuales, 1.425 son población privada de la libertad. De acuerdo con un video que realizaron los extraditables para denunciar su situación, “el Inpec no tiene ni un solo centavo para financiar esta pandemia que está ocurriendo en nuestro patio”.

Gélves indicó que “estamos capturados y sindicados por gobiernos que nos han pedido en extradición sin recibir una ayuda médica. Pido al Gobierno y a las diferentes embajadas que están pidiendo nuestra extradición que se apersonen de nuestra situación y la solución del Inpec es solamente echarnos candado sin una medida de protección”.

(Le puede interesar: COVID-19 en las cárceles: hay 1.639 casos, 2.185 recuperados y ocho muertos)

Otros nombres que aparecen en el listado de contagiados están en el penal por nexos con la mafia italiana y carteles de droga mexicanos. Es el caso de John Jairo Agudelo, quien garantizaba la salida de cargamentos y el clorhidrato de cocaína hacia diferentes destinos internacionales en lanchas Go-fast. Además, en la lista también aparece Carlos Alonso Agudelo, alias El Calvo, exjefe del frente Darío Ramírez Castro del ELN que operaba en el sur de Bolívar y Antioquia.

La mayoría de los extraditables fueron solicitados por los gobiernos de Estados Unidos y Republica Dominicana por delitos de narcotráfico. Según los internos, “hay muchos compañeros en diferentes clínicas de la ciudad en estado crítico porque el Inpec no ha financiado ninguna solución para nosotros” y hasta calificaron al patio en el que están recluidos como una “fosa común“. Los presos pidieron a los entes de control velar por su seguridad.

El pasado 21 de julio, esta entidad confirmó 298 casos y la muerte de uno de los guardias del penal a causa del coronavirus. El 18 de abril de este año, la cárcel La Picota prendió las alarmas luego de convertirse en el segundo penal del país en confirmar casos positivos de COVID-19. La situación fue controlada rápidamente, pero la situación parece empeorar por la aparición de 1.146 nuevos contagios en cuestión de semanas. Los reportes del Inpec demuestran que el virus avanza peligrosamente rápido al interior de la cárcel.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.