7 Sep 2020 - 1:15 p. m.

Fiscalía imputó cargos a socio de TicketYa por caso de reventa de boletas

Elías Yamhure Daccarett tendrá que responder por su presunta responsabilidad en la reventa de boletas para el partido Colombia - Brasil, en la eliminatoria al Mundial de Rusia 2018.
Al parecer, el socio de TicketYa habría participado en el aumento de los precios de la boletería.
Al parecer, el socio de TicketYa habría participado en el aumento de los precios de la boletería.

La Fiscalía imputó los delitos de agiotaje agravado (especulación para modificar los precios de los productos), corrupción privada y concierto para delinquir a Elías Yamhure Daccarett, socio de la empresa TicketYa, por su presunta responsabilidad en la reventa de boletas para el partido entre las selecciones de Colombia y Brasil, que se jugó el 5 de septiembre de 2017, en la eliminatoria a la Copa Mundial de Fútbol Rusia 2018.

El material probatorio da cuenta de que 13.854 entradas habrían sido comercializadas por encima del precio definido. La boletas, en realidad, tenían un costo cercano a los $2.840 millones; sin embargo, el valor de venta superó los $5.900 millones. Es decir, que los representes de la compañía, al parecer, obtuvieron una utilidad aproximada de $3.105 millones. Adicionalmente, la Fiscalía constató que, ante la denuncia pública sobre la posible reventa, TicketYa ofertó a través de su página web 6.000 boletas al público, una cifra ficticia porque, según el ente investigador, ese número de entradas nunca salió a la venta.

(Vea también: Federación Colombiana de Fútbol: ¿Quiénes son los dirigentes sancionados por la reventa de boletas?)

Yamhure es otro de los vinculados a esta investigación que inició hace tres años y por la cual el pasado 6 de julio de 2020, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) anunció la sanción de mayor impacto en los últimos años. El ente de control sancionó a la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), a las empresas Ticketshop y Ticket Ya, así como a 17 personas, al pago de $18.352 millones por este mimso caso de reventa de boletas.

Entre los sancionados están Ramón Jesurún, presidente de la FCF, y Luis Bedoya, expresidente de la FCF. El organismo detalló las prácticas contrarias a la libre competencia que permitieron que Ticketshop se quedara con el contrato de boletería de los partidos de la eliminatoria al Mundial de Rusia 2018, y a que Ticket Ya revendiera las boletas hasta un 350 % por encima de su valor.

La decisión fue anunciada por el superintendente Andrés Barreto, quien precisó que, por unanimidad, el Consejo Asesor de Competencia acogió en su integridad el informe que el delegado para la protección de la competencia, Juan Pablo Herrera, profirió el año pasado con la sugerencia de declarar responsables a los investigados.

De acuerdo con el ente de control, existió un cartel de boletería en las eliminatorias al Mundial Rusia 2018. El Espectador reveló detalles de la decisión que sancionó a las máximas directivas de la FCF y a varios empresarios. Además, el expediente fue trasladado a la Fiscalía y a la justicia norteamericana para que sirviera de apoyo a sus propias líneas de investigación.

En ese momento, la SIC indicó que el cartel de la boletería operó en tres fases: “En la primera fase se habrían ejecutado actos tendientes a favorecer la oferta presentada por Ticketshop y excluir del proceso de selección adelantado por la FCF a las demás empresas que participaron del mismo con la expectativa legítima de competir con el contrato. La segunda fase se relacionó con el desvío masivo de boletas con fines de reventa durante ocho partidos en los que la Selección Colombia jugó en condición de local en Barranquilla. Y la tercera fase consistió en la operación logística que se desplegó para la efectiva reventa de la boletería a precios superiores”.

Lo último que se conoce del caso es que el pasado 16 de junio la Federación recusó al superintendente Andrés Barreto asegurando que este carecía de imparcialidad y objetividad para llevar el caso. Sin embargo, el 24 de junio la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura de Bogotá rechazó la tutela asegurando que no había impedimento alguno para que Barreto se separara del conocimiento de este caso.

Comparte: