Publicidad
15 Oct 2020 - 4:42 p. m.

Fiscalía indaga si excónsul estuvo involucrado en presunto soborno del senador Pulgar

La Fiscalía confirmó que inició las pesquisas para determinar si Luis Fernando Acosta Osío estuvo involucrado en el supuesto intento del congresista de sobornar un juez municipal.
Luis Fernando Acosta Osío, considerado líder de un grupo que  controla actualmente la Universidad Metropolitana de Barranquilla /El Heraldo
Luis Fernando Acosta Osío, considerado líder de un grupo que controla actualmente la Universidad Metropolitana de Barranquilla /El Heraldo
Foto: Heraldo

Luis Fernando Acosta Osío, excónsul honorario de Polonia en Colombia, sería el beneficiario del presunto intento de soborno que el senador Eduardo Pulgar le habría hecho a un juez del municipio de Usiacurí (Atlántico). Al parecer, el congresista le hizo ofrecimientos al juez para que tomara decisiones judiciales en favor de Acosta Osío y que este continuara al frente de la Universidad Metropolitana de Barranquilla.

Hace tres meses el periodista Daniel Coronell dio a conocer que el senador Pulgar estaría inmerso en un posible caso de corrupción por las filtraciones de unos audios en los que se escucha al parlamentario intentar sobornar con $200 millones al juez Andrés Rodríguez Cáez para beneficiar al excónsul. Tras la denuncia en medios de comunicación, la Procuraduría, Corte Suprema de Justicia y Comité de Ética del partido informaron que, independientemente, adelantarían investigaciones contra Pulgar. (Lea también: El ilegal reparto de una tutela que no tocó a los favorecidos)

Pero lo último que se conoció de este episodio fue que la Fiscalía abrió una indagación para determinar si el excónsul Acosta Osío estuvo involucrado en el presunto ofrecimiento de dinero al juez. Tal como se escucha en los audios que reveló Coronell, el senador estaba muy interesado en que Acosta Osío continuara al frente de la institución porque “esa universidad me pone unos votos muy importantes (...) esos manes a mí me ayudan con becas, me dan puestecitos. Yo te hablo la verdad y cuando llega la campaña me tiran un billetico”, se escucha en los audios que reveló el periodista.

El juez era una pieza clave porque el manejo de esa universidad y otras instituciones se convirtió en una disputa familiar que llegó a instancias jurídicas. Resulta que la Fundación Acosta Bendek (FAB) que controla el Hospital Universitario Metropolitano de Barranquilla y la Universidad Metropolitana de Barranquilla (instituciones que, según Coronell, factura más de $80.000 millones al año) fue la herencia que dejó el excongresista Gabriel Acosta Bendek y su esposa, Sofía Acero de Acosta.

La millonaria herencia despertó una pugna entre Ivonne Acosta, hija única de la pareja; su medio hermano Alberto Acosta; y sus primos, entre los que está Luis Fernando Acosta Osío, “el líder del grupo que con cuestionadas maniobras logró el control de la Universidad Metropolitana de Barranquilla y pretende quedarse también con la Fundación y el Hospital", indicó el periodista en su columna. (Le puede interesar: ¿Quiénes son los poderosos Acosta Osío que mencionó Daniel Coronell?)

Y es que el nombre del excónsul también aparece en una investigación contra el magistrado del Tribunal Superior de Barranquilla Jorge Eliécer Mola quien habría favorecido a Acosta Osío y sus primos en la pugna por la herencia. Según la Fiscalía, el togado habría recibido $58 millones para realizar las gestiones que fueran necesarias dentro del proceso en favor del grupo familiar, en medio de la dura batalla jurídica por la cuantiosa herencia.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.