Publicidad
5 Aug 2021 - 11:50 p. m.

Fiscalía: no hay pruebas que sustenten que Álvaro Uribe cometió algún delito

El fiscal Gabriel Jaimes, quien lleva el proceso contra el expresidente Álvaro Uribe por supuesta manipulación de testigos, expuso el tercer y cuarto punto de los seis con los que pretende sustentar su solicitud de preclusión en el caso.
Alvaro Uribe Vélez
Alvaro Uribe Vélez
Foto: El Espectador - Óscar Pérez

En el largo proceso que se adelanta contra el exsenador Álvaro Uribe Vélez por presunta manipulación de testigos y fraude procesal, el fiscal del caso, Gabriel Jaimes Durán, presentó el tercero de los seis puntos con los que pretender argumentar la solicitud hecha al Juzgado 28 de Conocimiento de Bogotá, en la que se pide la preclusión del expediente.

El punto que argumentó hoy el fiscal Jaimes, es el de los supuestos intentos de Uribe por obtener el testimonio del confeso narcotraficante Juan Carlos Sierra, alias el Tuso, con intervención del abogado Diego Cadena, exdefensor del procesado. Supuestamente, Uribe buscaba desacreditar a Juan Carlos Meneses, quien era testigo contra Santiago Uribe Vélez, hermano del exsenador, en otro expediente relacionado con paramilitarismo en Antioquia.

En agosto del año pasado, cuando el caso del exsenador Uribe estaba en poder de la Corte Suprema, ese tribunal determinó que “se estableció que de manera directa y personal el senador Uribe Vélez los contactó (a Juan Carlos el Tuso Sierra y a Harlintont Mosquera Hernández) para que mediante declaraciones escritas dieran cuenta de ofrecimientos que en el pasado supuestamente les habría formulado el senador Iván Cepeda”.

Para los magistrados de la Corte, las pruebas recopiladas afirmaban que el senador Uribe habría buscado al Tuso Sierra y a Harlintont Mosquera (un exparamilitar) a propósito de la investigación que lo vincula con la creación del Bloque Metro de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Su propósito, como señaló la Corte en ese momento, era conseguir las declaraciones de que Iván Cepeda había buscado a los dos exparamilitares para que declararan contra Uribe, y entregar al alto tribunal esos testimonios como prueba, cosa que finalmente ocurrió.

Podría interesarle: Renunciar al Congreso, ¿la solución para evitar una investigación en la Corte?

A pesar de lo determinado por la Corte Suprema, dijo hoy el fiscal Jaimes que, “resulta contundente la versión del propio Sierra, que resulta plenamente coincidente no solo con la versión defensiva, sino con la versión de todos los testigos de los hechos”. Así mismo, sostuvo Jaimes que “explorando todas las opciones probatorias, ha quedado probado con certidumbre que los documentos presentados por el señor Sierra no obedecieron nunca a un ardid o una empresa irregular tendiente a engañar a la justicia, sino que fluyó una actividad de defensa judicial”.

La exposición del cuarto punto a cargo de Jaimes se centró en una versión de la exfiscal Hilda Niño Farfán, en la que también intervino Diego Cadena, en el que se habla de un supuesto complot desde la Fiscalía General en contra de Santiago Uribe. Este punto contó con partes de la indagatoria que había rendido el exsenador Uribe a la Corte Suprema en 2019, en la que manifestó que supo que Hilda Niño, supuestamente, tenía información sobre el mencionado complot de la Fiscalía, por lo cual le habría pedido a su abogado de ese entonces, Diego Cadena, averiguar por dicha información. Aún así, el exmandatario manifestó nunca haber dado instrucciones de ello a su representante.

Lea también: Caso Uribe: Fiscalía continúa exponiendo la preclusión contra el exsenador

Igualmente, Jaimes presentó una declaración del excongresista Camilo Hernando Torres, quien, supuestamente, habría sido la persona que le contó al exsenador Uribe que la exfiscal Niño tenía versiones sobre el supuesto complot de la Fiscalía. Según se manifestó en los audios expuestos por Jaimes, Torres se habría enterado de la información por Armando Farfán, tío de la exfiscal Hilda Niño.

En los argumentos de Jaimes, los testimonios de Niño Farfán ante la Corte Suprema y el ente investigador dieron a entender que fue ella quien pidió contactar al exsenador Uribe, por medio de de su tío, Armando Farfán, y del excongresista Camilo Torres. En los mismos testimonios de la exfiscal, mencionó que había recibido visitas de Diego Cadena.

Por otra parte, el fiscal Jaimes presentó los testimonios del abogado Cadena, en los que mencionaba que había conocido a Hilda Niño, cuando ella se encontraba recluida en la cárcel El Buen Pastor de Bogotá. Según lo dicho por el abogado en esa declaración, la exfiscal lo había contactado para pedirle ayuda para que se cumpliera una sentencia a su favor, con la cual la trasladarían a otro centro penitenciario.

Podría interesarle: Aún no hay fecha, pero el padre De Roux y Uribe se reunirán

Tras presentar sus declaraciones, el fiscal manifestó que ”sobre la conducta del doctor Uribe, estima la Fiscalía, no existe medio de conocimiento sobre el cual se pueda aseverar que la comprometió en hechos con características de delitos”. Igualmente, Jaimes dijo que “no se advierte injerencia de nadie, ni del doctor Uribe Vélez, en esa versión que desde tiempo atrás viene sosteniendo la doctora Hilda Niño sobre actos de corrupción al interior de la Fiscalía. Tanto así que es la misma señora Hilda Niño quien dice que ella tuvo la voluntad de expresar eso que conocía ante la justicia”.

Read more!

Para cerrar su argumentación Jaimes sostuvo que las versiones y pruebas presentadas coincidían entre sí, al igual que confirmaban lo dicho por Hilda Niño y la defensa del exsenador Uribe. Según el fiscal, queda claro que fue Niño quien contrató a Uribe y que por ese motivo, no existe nada “que sustente que el doctor Álvaro Uribe de alguna manera sea autor o determinador de hipotéticamente algún delito”. Habiendo dicho eso, el representante del ente investigador, manifestó que el caso debe terminar con una preclusión de la investigación.

Al reanudarse la audiencia en horas de la tarde, el fiscal continuó con la argumentación con la que pretende se precluya el proceso contra el exmandatario. La exposición de pruebas estuvo enfocada esta vez en el punto quinto de los seis que planteó. Esta vez se centró en las declaraciones de Máximo Cuesta Valencia, Giovany Alberto Cadavid y Elmo Torregrosa, en las cuales también intervino el abogado Diego Cadena.

En un principio, se había dicho que los tres declarantes estaban dispuestos a sostener que Iván Cepeda les había hecho ofrecimientos económicos y otros beneficios para que declararan contra el exsenador Uribe. Por su parte, Jaimes expuso una declaración hecha por Máximo Cuesta sobre la visita de una abogada a su cárcel, la cual, según dijo, escribió una carta que firmó Cuesta, relatando los supuestos ofrecimientos de Iván Cepeda.

En la declaración de Cuesta, se asegura que la iniciativa de hacer una carta fue propia a pesar de estar escrita por a abogada, argumentando esto conque él tenía mala ortografía. Así mismo, Jaimes expuso el testimonio de Giovany Alberto Cadavid, quien declaró ante la Corte Suprema, donde decía que había quedado de hablar con Iván Cepeda sobre unas fosas en las que estarían personas muertas por el conflicto. Según dijo Cadavid en sus declaraciones, Cepeda empezó a preguntarle y a instigarlo para que hablara sobre el Álvaro Uribe, sobre cosas que, según el declarante, nunca habían pasado.

“Siempre se respetó la libre expresión y voluntad autónoma de estas personas en sus declaraciones. Lo que sí es cierto es que siempre han sido afirmativos y constantes en sostener lo dicho. Lo que expresan nunca fue alterado por ningún mecanismo y mucho menos impulsado por el doctor Álvaro Uribe”, concluyó el fiscal Jaimes. De nuevo, evaluó que todos los testimonios presentados, sumado a su valoración, con constitutivos de preclusión a favor de Uribe. Aun queda un sexto hecho por verificar, tras dos semanas de audiencia de solicitud de archivo.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.