21 Dec 2015 - 1:20 a. m.

Gobierno ofreció disculpas por masacre en Segovia, Antioquia

Luego de una marcha desde el cementerio hasta el parque principal de Segovia, el Estado pidió perdón por la masacre del 11 de noviembre de 1988.

Redacción Judicial

En un acto público en el municipio de Segovia en Antioquia, el Estado aceptó su responsabilidad en la masacre del 11 de noviembre de 1988 en la que murieron 43 personas a manos de paramilitares que dispararon indiscriminadamente contra las personas que se encontraban en la calle. (Vea aquí Masacre de Segovia, la huella de una guerra política)

El acto público se realizó al medio día de este domingo, luego que se realizara una marcha desde el cementerio hasta el parque principal, donde se desarrolló una actividad simbólica y la proyección de un documental en homenaje de las víctimas de la masacre de Segovia.

En las actividades de reconciliación y dignificación en la que participó la Unidad de Reparación de Victimas, hizo presencia Guillermo Rivera, consejero presidencial para los Derechos Humanos, quien fue el encargado de presidir el acto.

A la actividad asistió una delegación de víctimas y sus familiares, así como altos funcionarios del Estado, autoridades locales y delegados de la Fiscalía, la Procuraduría, la Defensoría del Pueblo y la Gobernación de Antioquia.

Según informó Virgilio Gómez, quien perdió a su hijo en la masacre, a Caracol Radio “el Estado vino a pedir perdón porque la Corte Interamericana de Derechos Humanos se lo ordenó. Este capítulo nunca se cerrará porque él quedó herido, yo hablé mucho con él antes de morir. Yo no perdono. Perdona Dios, nuestro Señor”.

La noche del viernes 11 de noviembre de 1988, paramilitares entraron al municipio de Segovia en Antioquia y asesinaron a 46 personas como revancha por el triunfo político de la Unión Patriótica en la zona, luego que el partido obtuviera la alcaldía y siete de las 10 curules del concejo municipal.
 

Comparte: