Publicidad
13 Jun 2020 - 7:00 p. m.

Habrá nuevo director de la UNP: Alfonso Campo, expersonero de Valledupar

El funcionario viene con un escándalo a cuestas: en el más reciente concurso de méritos para personero de la capital un candidato denunció que Campo tenía las respuestas del examen en una media. Esto nunca se comprobó, pero él luego renunció al concurso y, posteriormente, al cargo de personero.
Rafael Campo Martínez, expersonero de Valledupar y quien sería el próximo director de la UNP.
Rafael Campo Martínez, expersonero de Valledupar y quien sería el próximo director de la UNP.
Foto: Personería de Valledupar - Personería de Valledupar

Luego de la sorpresiva renuncia de Pablo Elías González a la dirección de la Unidad Nacional de Protección en febrero de este año las riendas de la entidad las había asumido en interinidad el viceministro del Interior, Daniel Palacios. Esta entidad, que se encarga de proveer esquemas de protección a políticos, funcionarios y líderes sociales; y que mueve millonarios presupuestos, había pasado la mayor parte del año sin un director en propiedad, hasta este viernes, que se conoció que se nombrará en ese puesto a Alfonso Rafael Campo, expersonero de Valledupar.

(Lea también: Pablo Elías González abandona su cargo como director de la UNP)

Ninguna entidad ha confirmado el nombramiento de Campo, quien llega a la UNP tras unos meses en la dirección de Derechos Humanos del Ministerio del Interior. Sin embargo, su nombre y sus datos aparecen en la página web de la Presidencia, donde deben subirse todas las hojas de vida de las personas que hayan sido elegidas para un cargo del Gobierno, trámite que es obligatorio antes de que se posesione el funcionario.

Campo, abogado de la Universidad Antonio Nariño y máster en estudios Sociales y Políticos de la Universidad Alberto Hurtado de Chile, es oriundo del Cesar. Tiene una amplia experiencia en el derecho penal, pues estuvo entre 2002 y 2009 en la Fiscalía, donde escaló de asistente judicial a fiscal delegado ante jueces especializados. Sin embargo, su experiencia más extensa, y la que lo hizo, en cierta medida, una figura pública, fue la de personero de Valledupar, pues ocupó ese cargo por dos periodos consecutivos: entre 2012 y 2016 y luego hasta 2020.

(Le puede interesar: Los reparos a Daniel Palacios como director encargado de la UNP)

Aunque buscó un tercer periodo como personero, un escándalo se cruzó en el concurso de méritos para el cargo en noviembre pasado. En el examen de aptitudes, que estaba a cargo de la Universidad de la Costa, otro candidato denunció a viva voz que Campo tenía las respuestas en una media. “Situación que no pudo ser corroborada por la falta de acompañamiento de Policía al exterior o interior del recinto, este cuestionamiento caldeó aún más los ánimos, (…) ante lo cual se definió por este claustro suspender la prueba de conocimientos”, dijo el rector de la institución, Tito Crissien, en un comunicado, según reseñó El País Vallenato.

El supuesto fraude en el examen nunca fue comprobado, pero Campo renunció a su aspiración a repetir como personero a los pocos días, en noviembre 26. “Debo finalizar con decoro mi periodo, pero además, debo encaminar mis esfuerzos a que se esclarezca la verdad de lo sucedido y se den las investigaciones correspondientes”, dijo el entonces personero en un comunicado. Un par de meses más tarde, en febrero, renunció a la Personería “por motivos personales” y aterrizó en la dirección de Derechos Humanos del Ministerio del Interior.

Este diario conoció que las dos personas que presentaron la denuncia contra Campo luego se presentaron ante la Fiscalía y se retractaron de lo que dijeron y le pidieron perdón al ahora director de la UNP. El proceso finalizó con un acuerdo conciliatorio en el que Campo aceptó las disculpas.

Así, por ejemplo, celebró su nombramiento el líder del Centro Democrático, Sergio Araújo, cuya familia también es del Cesar.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.