17 Sep 2020 - 12:43 p. m.

Hermana de diputado del Valle propone que se construya un museo como el de Ana Frank

Al declarar la responsabilidad del Estado en el secuestro (que ejecutaron las Farc) y posterior asesinato de 11 diputados del Valle del Cauca, el Consejo de Estado ordenó que se construyera un monumento conmemorativo en la Asamblea. Ángela Giraldo, hermana de Francisco Giraldo, tiene una particular idea de cómo podría ser ese espacio.

El pasado 9 de septiembre, el Consejo de Estado falló a favor de los familiares de los 11 diputados del Valle que fueron secuestrados y asesinados a sangre fría por las Farc, luego de reconocer fallas en en el servicio de vigilancia de la Policía. Ángela Giraldo, hermana del diputado Francisco Giraldo, habló con El Espectador y propuso la creación de un museo como el de Ana Frank, el cual está ubicado en Ámsterdam (Países Bajos).

Lea también: La Nación, responsable del secuestro de los diputados del Valle.

“Si logramos la aprobación de convertir la Asamblea Departamental -lugar donde se originó el secuestro- en un museo similar al de la Casa de Ana Frank, verdaderamente se reivindicaría la memoria de los diputados, la historia del conflicto armado colombiano transcendiera en el tiempo y se crearían verdaderas garantías de no repetición”, dice Ángela Giraldo.

La historia de su hermano, Francisco Giraldo, comenzó el 11 de abril de 2002 cuando un comando de las Farc disfrazado de soldados del Ejército irrumpió en la Asamblea Departamental del Valle del Cauca. En horas de la mañana los guerrilleros entraron gritando que había una amenaza de bomba. Entonces, en medio del caos, los infiltrados condujeron a los 12 diputados fuera del edificio y, luego, a su lugar de posterior cautiverio.

Días antes, como se cuenta en el libro El Caso de la Asamblea del Valle, del Centro Nacional de Memoria Histórica, Francisco Giraldo denunció limitadas condiciones de seguridad. “Se dirigió a la Policía reiterando su llamado de protección a los diputados y a quienes laboraban en el edificio de la Asamblea 52. En la sesión del 14 de marzo -de 2002- el diputado pidió mayor presencia de la Policía en el recinto: “Al medio día aquí está entrando cualquier persona, entonces solicitamos que la Policía nos preste esa colaboración que sea más eficiente, que haga más presencia en este recinto” (Archivo de la Asamblea, Acta 177- Sesión privada, 2002, 14 de marzo, folio 27)”.

Ángela Giraldo cree que el lugar donde fue secuestrado su hermano ya no está en las mejores condiciones para el cumplimiento de la labor y, por eso, propone una intervención artística en el lugar. “Ese es un edificio que hace parte del patrimonio histórico de Cali y ya no se adecúa a las necesidades de los diputados en ejercicio, así que con apoyo del Ministerio de Cultura y el Centro de Memoria se puede adecuar como museo de memoria, como se hizo en Ámsterdam con la Casa de Ana Frank, donde se escondió su familia por dos años durante el Holocausto Nazi”.

“La Agencia de Cooperación de Colombia y el Ministerio de Relaciones Exteriores, pueden solicitar un intercambio de conocimientos a la ciudad de Ámsterdam o a los Países Bajos, para que nos brinden una asesoría en el desarrollo del proyecto”, comentó Giraldo. En el Museo de Ana Frank se difunde la obra y la historia de la vida de una niña alemana que escribió un diario mientras se ocultaba de los nazis, el cual fue divulgado por su padre, el único de la familia que sobrevivió a los campos de concentración, en busca de una “reflexión sobre los peligros del antisemitismo, el racismo y la discriminación y la importancia de la libertad”, como reza en la misión del lugar.

Para Giraldo, el secuestro de su hermano y de los miles de colombianos que sufrieron en cautiverio es uno de los pasajes más inhumanos registrados en la historia. “Guardadas las proporciones, el secuestro en nuestro país fue un holocausto para miles de hogares Colombia, eso ni se puede olvidar, ni se puede repetir”.

Lea también: “Nunca fue un trato digno”, reclaman familiares de los diputados del Valle.

De acuerdo con el reciente fallo del Consejo de Estado, los familiares de los diputados del Valle asesinados no solo recibirán una indemnización económica por parte de la Policía Nacional y el Ministerio de Defensa. También se ordenó la celebración de actos de memoria histórica y de perdón en público, así como directrices de educación para la fuerza pública.

La Policía y el Ministerio de Defensa deberán organizar una ceremonia de aceptación de responsabilidad, petición de disculpas y reconocimiento a la memoria de los 11 diputados fallecidos a manos de las Farc. Francisco Giraldo, el hermano de Ángela Giraldo, era el más joven de los diputados plagiados y murió de 37 años.

Además, las instituciones del Estado deberán construir un monumento conmemorativo en la Asamblea Departamental del Valle del Cauca, con el objetivo de “preservar la dimensión objetiva de los derechos gravemente lesionados y dar muestra de la firme voluntad estatal de que lo acontecido no volverá a repetirse”. Así mismo, se les ordenó organizar campañas de capacitaciones sobre el caso en diferentes unidades de policía y ejército.

Comparte: