18 Jan 2020 - 8:50 p. m.

Inhabilitan por 17 años a exdirectivo de la Universidad Distrital, Wilman Muñoz

Así lo determinó la Porcuraduría luego de encontrar que el exfuncionario manejo irregularmente recursos públicos por más de $11.380 millones. En Octubre había sido inahabilitado por 20 años, pero en segunda instancia se le redujo tres años su sanción.

Redacción Judicial

El exdirectivo, quien fue capturado en octubre, llegó a un preacuerdo con la Fiscalía para entregar información sobre el escándalo de corrupción en el centro educativo. Cristian Garavito / Archivo particular.
El exdirectivo, quien fue capturado en octubre, llegó a un preacuerdo con la Fiscalía para entregar información sobre el escándalo de corrupción en el centro educativo. Cristian Garavito / Archivo particular.

La Procuraduría General destituyó e inhabilitó por 17 años y 6 meses al entonces director del Instituto de Extensión de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas (Idexud), Wilman Muñoz Prieto, por el manejo irregular de recursos públicos por más de $11.380 millones. El ente de control evidenció que a través de la expedición y cobro en efectivo de cheques, pagos mediante débito automático y compras con cargo a tarjetas de crédito de la Universidad Distrital, Muñoz Prieto adquirió bienes y servicios en favor suyo y de su familia, entre el 2015 y 2019.

 

Asimismo, demostró que con dineros provenientes de la cuenta corriente del Banco de Occidente, de la cual era titular la institución de educación superior, el disciplinado adquirió bienes y servicios que no correspondían con las funciones que le fueron asignadas. Además, compró un vehículo de alta gama y equipos electrónicos en beneficio de una empresa particular. "Para la Procuraduría los $6.000.000 devueltos por el director del Idexud “resultan ser una suma irrisoria” que apenas alcanza un 0,054% de la suma total apropiada, y lejos de ser un motivo atenuante, termina revelando el gran daño patrimonial de las conductas cometidas por el disciplinado", señaló el Ministerio Público.

En octubre de 2019, la Fiscalía imputó los cargos de peculado por apropiación, falsedad en documento y concierto para delinquir, contra el exdirector del Instituto de Extensión de la Universidad Distrital (Idexud), Wilman Muñoz, y la extesorera del mismo departamento, Patricia Gamboa.La imputación se hizo en medio de la investigación que el la Fiscalía denominó como una empresa criminal que se creó dentro de la Universidad Distrital para desviar alrededor de $12.000 millones, que entre 2015 y 2019, recursos que entraron por convenios al Idexud .

En medio de la audiencia la Fiscalía evidenció que la cuenta corriente desde donde se comenzó a hacer el desfalcó se abrió a finales de 2012 en el banco de Occidente. Esta se hizo bajo la autorización de Boris Bustamante, días después que este dejara de ser el rector encargado de la Universidad Distrital, lo que configura la primera irregularidad.

El fiscal del caso enumeró otras tres irregularidades en la apertura de esta cuenta, entre las que se destacan, la inexistencia de documentación que sustente su creación; la falta de un acto administrativo que justificara la aparición de dicha cuenta, y, como consecuencia de lo anterior, indicó que nunca hubo vigilncia y control con respecto a lo que pasaba con los recursos que allí entraba y que eran de uso exclusivo de Muñoz. 

Asimismo, la Fiscalía señaló que la "empresa criminal" se conformó con el fin de perdurar en el tiempo y esto lo demostraría el hecho de que si, en enero de este año, el actual rector, Ricardo García, no hubiera puesto la denuncia ante la Procuraduría, el presunto desfalco continuaría en la Distrital, que se estima en alrededor de $12.000 millones. 

Para desviar estos recursos, Muñoz habría utilizado tres modalidades para desviar el dinero. La primera, a través de la cual obtenía dinero en efectivo, consistía en transferencias que hacía a su nombre. El ente investigador contabilizó 366 de las que habrían salido $7.785 millones entre 2015 y 2019. Estos desvíos se habían justificado como gastos administrativos, que el ente considera falsos debido a que cada convenio que tiene la universidad con otra entidad tiene su propia cuenta, desde donde se administran los recursos. 

El mecanismo consistió en la expedición de certificados de registro y disponibilidad presupuestal. En esta modalidad habría tenido gran relevancia Patricia Gamboa, dado que ella como tesorera del Idexud habría sido la que emitió los conceptos que autorizaban el traslado de dinero. "Ella sabía que no era necesario el traslado de dinero a la cuenta que crearon. No era simplemente una colaboradora sino que era fundamental para la apropiación de recursos", señaló el fiscal. 

Sumado a esto, Muñoz habría realizado transferencias a terceros con funcionarios y particulares. Entre los que se destacan está el hijo de Muñoz, quien al parecer habría creado dos personas jurídicas de carácter privado para simular algunas de las actividades financieras. El ente de control presume que estas organizaciones serían de papel dado que tienen el mismo domicilio, que es la casa de Nicolás Muñoz Mahecha, y además, no presentaban actividad comercial constante, aunque sí registran compras de bienes de lujo. 

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.