Publicidad
25 Oct 2021 - 6:20 p. m.

Inició el juicio en Colombia contra Saab, por presunto comercio textil ficticio

Hace unos días Alex Saab, supuesto testaferro de Nicolás Maduro, fue extraditado a Estados Unidos por cargos relacionados con lavado de activos. Hoy, inició su juicio en Colombia por cinco delitos, por presuntamente utilizar la empresa Shatex para realizar operaciones ficticias. Su defensa aseguró derrumbar los argumentos de la Fiscalía. Conozca detalles del escrito de acusación en su contra.

David Escobar Moreno

Periodista Judicial

Jhoan Sebastian Cote

Periodista Judicial
Ficha policial de Alex Saab
Ficha policial de Alex Saab
Foto: Tomada de Florida.arrests.org

Shatex. Esa es la antigua empresa del empresario barranquillero Alex Saab, registrada para la comercialización de textiles, que habría representado toda una maquinaria de lavado de activos y enriquecimiento ilícito para la Fiscalía. Mediante una hipótesis criminal que consta de cinco delitos, este 25 de octubre inició el juicio en territorio nacional contra Saab, señalado testaferro de Nicolás Maduro y procesado en Estados Unidos, luego de un año de detención en Cabo Verde, por el presunto lavado de US$350 millones. La defensa de Saab, representada por el abogado Camilo Bocanegra Bernal, prometió derrumbar uno a uno los argumentos del ente investigador.

En contexto: Detalles del caso por el que huye Alex Saab, el contratista del chavismo

Centrémonos en el proceso que cursa en Colombia contra Saab. La Fiscalía acusa al empresario colombo-venezolano de utilizar Shatex, creada en 1998, para realizar supuestamente importaciones y exportaciones fingidas por más de US$ 100 millones. Esa es la hipótesis que ha mantenido el ente investigador desde la imputación, en la cual dio a entender que Saab habría manipulado contabilidades y registros financieros. Incluso, que con operaciones de comercio exterior se habría lavado alrededor de $25.000 millones, los cuales, se acusa, llegaron desde Venezuela en 2007 y salieron de Colombia a cuentas del exterior de sociedades fantasmales.

Entre las pruebas con las cuales cuenta la Fiscalía está un oficio de la DEA que llegó a Colombia en 2018, con el cual se probarían las maniobras supuestamente ilegales de los hermanos Alex y Amir Saab. En el informe se detallaría cómo ambos hermanos supuestamente crearon empresas fachada para lavar activos mediante exportaciones e importaciones ficticias. La Fiscalía cuenta con estadísticas de Shatex que e resultarían inusuales. Por ejemplo, que la empresa tuvo un crecimiento entre 2007 y 2009 exponencial. De 2006 a 2007 creció en un 923%.

En contexto: Alex Saab fue extraditado a EE. UU. tras más de un año detenido en Cabo Verde

Ante la acusación por Las presuntas irregularidades, el abogado Bocanegra señaló que la Fiscalía no mencionará ni probará que ese número obedeció a las dinámicas propias del mercado. “Ese crecimiento que califican como inusual fue propio de la dinámica de todo el sector económico al que pertenecía Shatex: el sector textilero colombiano. Tuvo un repunto inmenso, habiendo jalonado toda la economía colombiana, aumentado el rubro de exportaciones de Colombia hacía Venezuela. Ese país se convirtió en el principal aliado comercial de Colombia”, explicó el defensor.

La defensa de Saab habló del colombo-venezolano como un “textilero de vieja data”. Quien dio vida a Shatex, en principio, fue su exesposa, contra quien se expidió una orden de captura hace unos años. Sin embargo, fue desvinculada del actual juicio contra Saab, proceso en el cual también es procesado Devis Mendoza, antiguo contador de la empresa textilera. Sobre este último la defensa aseguró que solo estuvo durante ocho meses en Shatex y que incluso su permanencia en la sociedad está por fuera del periodo investigado por la Fiscalía.

Le puede interesar: Diez claves para entender quién es Alex Saab y por qué fue extraditado a EE.UU.

Alex Saab fue, en 1998, en principio, gerente de Shatex. Luego quedaría como propietario tras negociaciones con su exesposa. La organización pasó por diversos cambios, pues inició como sociedad ilimitada, luego como sociedad anónima y, finalmente, como sociedad anónima simplificada (SAS). La Fiscalía reprocha que, para 2010, la empresa ya no existía físicamente y, sin embargo, para entonces realizó operaciones de venta por $209 millones, compras por $79 millones, importaciones por $111 millones y exportaciones por $530 millones. En 2011, asegura la Fiscalía, habría enviado al exterior más de $2.000 millones. Lo cual, al parecer, no fue declarado por Saab.

“Shatex sacó del país $25.304 millones bajo el concepto de pago de importaciones anticipadas, para dar apariencia de legalidad a la operación cambiaria, teniendo en cuenta que dichas compras nunca ingresaron por las aduanas. Al rastrear los pagos internacionales, se observó que la mayoría de los beneficiarios de los giros enviados al exterior por Shatex no se cruzan con los que aparecen en las Declaraciones de Importaciones”, concluyó un informe de peritos, conocido por El Espectador en 2018.

Lea: “No estoy detenido, estoy secuestrado”: Alex Saab habla sobre su proceso

La defensa de Saab, por el contrario, aseguró que probará que todas esas operaciones fueron reportadas: “La defensa, por el contrario, a través de prueba documental que traerá a juicio, así como prueba pericial de carácter contable, financiero, tributario y aduanero, derruirá una a una estas afirmaciones. Y en cuanto a que Shatex fue una empresa de papel, también quedará demostrado que esa empresa desarrolló siempre su objeto social”. Incluso, que nunca hubo una “doble contabilidad” como lo acusa la Fiscalía.

Por otro lado, el Banco de Desarrollo Empresarial de Colombia (Bancoldex), representanda en esta caso por el abogado Daniel Largacha. también presentó denuncia contra Alex Saab, por los delitos de estafa y omisión de agente retenedor o recaudador del IVA. Explicaron que Saab, al parecer, hizo cobros de operaciones inexistentes a la entidad Bancoldex. Tienen la misma teoría de que el empresario barranquillero dio “apariencia de legalidad” a unos dineros ilícitos y generó un “peligro para la comunidad”.

La acusación contra Saab

El escrito de acusación contra Saab, de 121 páginas señala sobre Bancoldex que “la actitud (de Saab) subrepticia, peligrosa y grave proceder, de manera proterva y dolosa para ayudar por medio de su gestión dentro de la empresa Shatex S.A., como representante legal, miembro de junta directiva y accionista; a invertir, transformar, administrar bienes donde se le dio apariencia de legalidad a los dineros encaminados a ocultar la procedencia ilícita de dicho dinero; así mismo con el propósito posterior de obtener un provecho ilícito con actividades de exportaciones e importaciones ficticias utilizadas además para estafar al estado colombiano haciendo cobros de operaciones inexistentes a la entidad bancoldex generando así un peligro para la comunidad en general su modalidad dolosa la cual afecta además al estado en el orden económico y social, en donde tenemos en cuenta que esto es un delito pluriofensivo”.

El documento también señala que Shatex presenta un crecimiento económico inusual entre 2007 y 2009. Para el año 2007 la empresa creció en un + 923,00% con respecto al año 2006, teniendo presente que entre los años 2004 al 2006 la sociedad presentaba una desaceleración económica, es decir que sus ingresos tenían una tendencia a la baja en promedio del — 33,05%. Así mismo, se observó que la empresa dejo de desarrollar sus operaciones económicas y comerciales a partir del año 2010, teniendo presente que la empresa Shatex no presentó su Declaración de Renta en este periodo y años posteriores. Con base a lo anterior, se puede concluir que la sociedad comercial Shatex fue utilizada entre el periodo 2007 — 2009 para realizar unas operaciones comerciales inusuales, y que no iban acorde a su crecimiento económico que tenía en años anteriores”, señala el escrito de acusación”.

A partir del año 2010 la empresa dejo de existir materialmente, según el revisor fiscal Robinson Ruiz Guerrero, de Shatex a la Cámara de Comercio de Barranquilla en 2012: “En vista de la inexistencia material de la sociedad desde hace mas de dos años (...) ya que a la fecha no se vislumbra posibilidad alguna de reiniciar operaciones”. A su vez, dice la Fiscalía, se observó que en 2010 se realizó operaciones de ventas por un valor de $209.467.000, compras por $77.672.000, Importaciones por $111.690.000, y Exportaciones valor por $530.301.000. “Además, en el año 2011 canalizo la salida de $2.040.995.000 de pesos colombianos al exterior por el sistema cambiario colombiano”, puntualizó el ente investigador.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Jhoan Sebastian Cote

Comunicador social con énfasis en periodismo y producción radiofónica de la Pontificia Universidad Javeriana. Formación como periodista judicial, con habilidades en cultura, deportes e historia. Creador de pódcast, periodismo narrativo y actualidad noticiosa.@SebasCote95jcote@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias