Publicidad
22 Dec 2022 - 4:31 p. m.

Instancia de la OCDE recomienda a dueños de Cerrejón escuchar a líderes wayúu

Tras cerrar un proceso de mediación entre Glencore y abogados del pueblo indígena, una dependencia de Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos le recalcó a la multinacional la necesidad de mantener un diálogo con las comunidades afectadas por la mina de carbón.
Felipe Morales Sierra

Felipe Morales Sierra

Periodista Judicial
A conveyor belt moves coal at the Cerrejon Coal Mine in Barrancas, La Guajira, Colombia, on Thursday, Aug. 8, 2019. While coal demand remains strong in Asia, it's withering in North America and Europe as power generators turn increasingly to cheaper and cleaner natural gas, wind and solar power. Photographer: Nicolo Filippo Rosso/Bloomberg
A conveyor belt moves coal at the Cerrejon Coal Mine in Barrancas, La Guajira, Colombia, on Thursday, Aug. 8, 2019. While coal demand remains strong in Asia, it's withering in North America and Europe as power generators turn increasingly to cheaper and cleaner natural gas, wind and solar power. Photographer: Nicolo Filippo Rosso/Bloomberg
Foto: Bloomberg - Nicolo Filippo Rosso

Fracasó el intento por solucionar, a instancias de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los conflictos entre la compañía Glencore y las comunidades wayúu que tradicionalmente han habitado la región de La Guajira donde está ubicado el proyecto Cerrejón. Los dueños de la mina de carbón a cielo abierto más grande del país y los líderes del pueblo indígena no alcanzaron siquiera a sentarse a negociar antes de que se cerrara la puerta a la mediación del organismo multilateral. Sin embargo, al cerrar el caso, los representantes de la OCDE le hicieron un llamado a la multinacional para que escuche a quienes han sido afectados por su operación.

(En contexto: Instancia de la OCDE estudiará denuncia contra multinacionales dueñas de Cerrejón)

El caso llegó a un punto de contacto de la OCDE luego de un largo trasegar por todas las instancias judiciales posibles en Colombia. Los líos de Cerrejón con los wayúu han llegado ya varias veces a la Corte Constitucional, que ha declarado que la compañía ha vulnerado derechos fundamentales de los indígenas. Como no había solución a la vista, líderes de este pueblo acudieron a la organización internacional en enero de 2021, denunciando que los dueños de la mina ―en ese entonces BHP, Glencore y Anglo American―, debían rendir cuentas por no cumplir con los estándares de derechos humanos que exige ese organismo.

Multinacionales como estas, que se ven beneficiadas con los acuerdos comerciales y fiscales de la organización multilateral, tienen también obligaciones. Y fue así como el expediente aterrizó en el punto de contacto la OCDE en Suiza, dado que es la sede de la casa matriz de la actual dueña de Cerrejón: Glencore. Esa instancia declaró esta semana al cerrar el expediente que la compañía, “debe mantener un diálogo con todas las partes interesadas, incluida la parte solicitante, sus ONG de apoyo y otros grupos locales interesados (por ejemplo, representantes de las comunidades wayúu y afrocolombianas afectadas) sobre los temas alegados en la presentación”.

(Lea también: Denuncian en la OCDE a los dueños de Cerrejón y piden que se vayan de La Guajira)

En 2022, mientras se iniciaba el estudio del caso y comenzaban las negociaciones, BHP y Anglo American le vendieron a Glencore su participación en la mina Cerrejón. De allí que a la fecha la multinacional suiza sea la única propietaria. Y por eso, el punto de contacto de la OCDE en Suiza le recordó además que “debe garantizar que sus políticas y medidas de debida diligencia fomenten una conducta empresarial responsable en Cerrejón”. Además, le recalcó a la multinacional que muchos de los problemas que denunciaron las comunidades wayúu datan de hace mucho tiempo, sin que a la fecha les hayan brindado soluciones.

Según se desprende del documento que cerró el caso, la mediación que podía hacer la OCDE fracasó porque las oenegés que representan a los pueblos wayúu se pararon de la mesa mientras se concertaban los puntos de la negociación. Les molestaba que no se les diera estatus de parte a las seis organizaciones que presentaron la denuncia, que había barreras para que líderes indígenas participaran del proceso, incluido el acceso a traductores; hubo dificultades para discutir en la conciliación problemáticas que los propios mediadores habían aceptado estudiar desde enero de 2022, el punto de contacto había limitado su jurisdicción geográfica, entre otros problemas.

(Lea también: Indígenas Wayúu piden a la justicia cumplimiento de fallo contra Cerrejón)

Aunque la instancia de la OCDE se ofreció a pagar traductores y pidió claridades frente a otros puntos, las seis organizaciones que representaban a los wayúu se retiraron de la negociación en agosto. En un comunicado, Global Legal Action Network (GLAN), el Cinep, el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA), Christian Aid, ¡ASK y ABColombia, aseguraron que no estaban conformes con la decisión. A su juicio, el punto de contacto en Suiza, “no se ocupó de la tarea principal para la cual fue creado, esto es, garantizar la implementación de las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales”.

Para ellos, la suerte que tuvo el caso en la OCDE es una muestra de la “impunidad, asimetrías y brechas abismales a las que se enfrentan las víctimas de las compañías multinacionales del carbón para acceder a la justicia en distintos escenarios”. Y señalaron como ejemplo de esas asimetrías el que Glencore no va a tener que rendir cuentas en este proceso, mientras, fue precisamente por la pertenencia de Suiza a la OCDE, que la multinacional pudo demandar a Colombia, señalando una falta a sus garantías como inversionista. Con ese panorama se cierra un nuevo frente de posible solución para el lío entre Cerrejón y las comunidades de La Guajira, que cada vez recibe más atención internacional, pero sin que aún haya una solución a la vista.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.