3 Sep 2020 - 3:01 a. m.

Iván Cepeda se negó a responder si eliminó los chats con el testigo Monsalve

En interrogatorio, un abogado defensor del expresidente Álvaro Uribe, cuestionó a Iván Cepeda sobre las conversaciones sostenidas con el testigo Juan Guillermo Monsalve. El senador se negó a decir si están en su celular.

Las conversaciones que el senador del Polo Democrático, Iván Cepeda, sostuvo con Juan Guillermo Monsalve, testigo estrella de la Corte Suprema de Justicia en el caso por presunto soborno y fraude procesal en contra del expresidente Álvaro Uribe, se han convertido en un foco de polémica y especulación. Aunque Cepeda asegura que los chats que contenían las conversaciones fueron entregados a la Corte Suprema de Justicia, la defensa de Uribe señala que el senador destruyó evidencias que podrían ser claves en este caso.

La duda se agudizó luego de que se conociera que el senador Iván Cepeda prefirió no responder a la pregunta sobre si borró los chats con Juan Guillermo Monsalve que le formuló uno de los defensores del expresidente Álvaro Uribe. Además, manifestó que no podía decir si conservaba estos chats. Estas respuestas han servido a los abogados de Uribe para sembrar dudas respecto a la veracidad, la transparencia y la legitimidad de la actuación de Iván Cepeda en el proceso penal, así como de su cercanía con el testigo Juan Guillermo Monsalve.

(Lea también: Caso Uribe: Congresistas de Centro Democrático le insisten a Cepeda en el polígrafo)

El episodio también ha permitido que algunos cuestionen la imparcialidad de los magistrados de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia, en la que avanzaba el proceso judicial, antes de que fuera entregado a la Fiscalía, porque justo después de que el abogado le lanzó la pregunta a Iván Cepeda, el magistrado le advirtió que si respondía se podía autoincriminar. La revista Semana publicó ese fragmento de la declaración de Iván Cepeda ante uno de los defensores de Uribe, el penalista Víctor Mosquera. Así transcurrió el momento de los interrogantes:

Abogado: ¿Usted destruyó el chat entre Monsalve y usted?

Magistrado: Un segundo, abogado. ¿Cuál es su pregunta?

Abogado: ¿Usted destruyó el chat entre Monsalve y usted?

Magistrado: Esa afirmación puede conllevar un tema de carácter jurídico-penal y, en consecuencia, a una autoincriminación. Le hago la salvedad al testigo, porque efectivamente el artículo 454 B del Código Penal, que tipifica el delito de que, el que altere o modifique u oculte elemento material probatorio o evidencia física que pueda ser usado durante la investigación o el juzgamiento, tipificaría ese delito. Entonces, hago esa salvedad al testigo en el sentido de que esa pregunta conlleva un tema que tiene implicación de carácter penal. Ya es decisión del testigo, hecha la salvedad. Se le está preguntando si destruyó el chat.

Iván Cepeda: Gracias, magistrado. No respondo esa pregunta.

Abogado: ¿Usted por qué le dijo a la procuradora que había eliminado el chat?

Iván Cepeda: ¿A cuál procuradora?

Abogado: A la procuradora bajo respuesta que usted le dijo que ya no tenía ese chat y que lo había eliminado...

Iván Cepeda: No tengo en este momento presente cuál es esa circunstancia, como se lo he dicho al abogado del doctor Uribe.

Abogado: O sea, ¿en este momento me podría decir si el chat está en su celular?

Iván Cepeda: No podría decírselo.

Magistrado: Ahora el testigo se comprometió con el abogado defensor del doctor Uribe a hacerlo llegar.

Iván Cepeda: En caso de que lo tenga.

Magistrado: Eso es un compromiso que adquirió el testigo con la Corte.

(Le puede interesar: Los testigos que pusieron su dedo acusador sobre el expresidente Uribe)

Previo a esas preguntas, el abogado Mosquera le había hecho otras al senador sobre sus conversaciones con Monsalve. Cepeda indicó que se comunicaban vía WhatsApp y que no era una comunicación permanente, sino más bien “esporádica”, ocurría cada 15 días o una vez al mes. Además, que fue a través de ese medio que Monsalve le hizo llegar los mensajes de audio que le habría enviado el comerciante Carlos López, alias Caliche, para convencerlo de que se retractara de sus señalamientos contra los hermanos Uribe Vélez.

Afirmó que lo que hizo con los chats fue entregarlos a la Corte Suprema y que no puede determinar si el mismo es fidedigno o si fue editado porque “esa no es mi función, esa es función de quienes investiga, para eso lo entregué a la Corte”. También, mencionó que habló con Juan Guillermo Monsalve en 2017 cuando este le informó que lo querían trasladar a la cárcel de Valledupar con el fin de atentar contra él nuevamente y que inmediatamente llamó al director del Inpec para informarle sobre esta situación.

Comparte: