Publicidad
4 Apr 2022 - 3:02 p. m.

Juicio disciplinario contra tres funcionarios del Inpec por presunta tortura

Un capitán del Inpec y dos dragoneantes irán a juicio ante la Procuraduría. Pruebas documentales y testimoniales darían cuenta de que, en 2014, esposaron, golpearon y rosearon gas pimienta en el rostro a cuatro internos en la cárcel de Calarcá.
Imagen de referencia. Hace un par de meses, la Fiscalía llamó a juicio penal a tres dragoneantes por presuntas torturas durante el motín en la cárcel La Modelo, en 2020.
Imagen de referencia. Hace un par de meses, la Fiscalía llamó a juicio penal a tres dragoneantes por presuntas torturas durante el motín en la cárcel La Modelo, en 2020.

En la Procuraduría, iniciará el debate judicial sobre si es idóneo que el capitán Ever Alberto Aragón, y los dragoneantes Diego Javier Salazar y José Manuel Cardona ocupen cargos públicos y sean funcionarios del Inpec. El Ministerio Público acaba de llamarlos a juicio disciplinario, por el cargo de presunta tortura, pues las pruebas recolectadas los rotulan como los posibles maltratadores de cuatro internos en la cárcel de Calarcá, Quindío, en 2014.

Lea también: El expediente por tortura que dejó el motín en La Modelo

La investigación tiene su origen el 2 de junio de 2014, cuando los internos Arleison Julián Sánchez Betancur, Christian David Quintero Villamil, Ever Andrés García Marín y Jeison Julián García Hernández, acudieron al comando de vigilancia del establecimiento. Entonces, solicitaron al capitán Aragón, quien entonces era el jefe de Seguridad, que fueran reubicados en otro patio argumentando riesgos para su vida.

La solicitud, según las pruebas de la Procuraduría, generó tal malestar en el capitán Aragón que, aparte de negar las solicitudes, los agredió verbalmente en su oficina. Los habría retirado de manera violenta y trasladados al sector denominado “reja tres” de la cárcel de Calarcá. Allí estaban los dragoneantes Salazar y Cardona, quienes en compañía del jefe de Seguridad, habrían castigado física y verbalmente a los internos a raíz de sus suplicas.

Antecedentes: Imputan a tres dragoneantes por presuntas torturas tras motín en cárcel La Modelo

“Nosotros le peticionamos de que nos colaborara con el aislamiento. Ahí mismo nos contestó ‘entonces lo que ustedes digan señores ladrones’. Se levantó de su escritorio y nos sacó de la oficina del comando de vigilancia a empujones y palmadas en la espalda, no encontrábamos en el sector ya en el sector de puesto 3, y él llegó allá y nos agredió física y verbalmente de nuevo tratando mal a las mamas de nosotros (...)”, señaló el interno Christian David Quintero.

Sobre la conduta de sus custodios, Quintero añadió que el capitán Aragón primero le habría pegado una cachetada y luego un puño en la boca. Sobre el dragoneante Salazar explicó: “la verdad es que nos golpeó más que todo gaseándonos la cara”. Y sobre el dragoneante Cardona añadió: “él me sostenía del cuello contra la pared”. La Procuraduría tiene un informe pericial de clínica forense, del 3 de enero de 2014, en el cual se decretó una incapacidad de 10 días a favor del interno.

Lea también: La Modelo: El dragoneante acusado de tortura que tenía un despido por corrupto

“Nos agredieron físicamente, nos echaron gas pimienta en la cara. El señor capitán (Aragón) me pegó una patada en la pierna izquierda. El dragoneante Salazar, me pega la palmada en la cara que eso está en la foto. El dragoneante Cardona agrede a mi compañero Christian David Quintero, lo agreden a puños en los momentos en que se encuentra esposado (…) con Ever Andrés García Marín. No le encuentro lógica porque yo me dirigí respetuosamente. No sé porque el Capitán se alteró de esa manera”, agregó el interno Arleison Sánchez, quien recibió una incapacidad de cinco días.

El capitán Ever Alberto Aragón, por su parte, señaló en diligencia de versión libre que había recibido una queja por mal comportamiento de los internos. Una vez los llevó a su oficina, señaló, fue objeto de “trastos insultantes y amenazantes”. El dragoneante Diego Javier Salazar, además, dijo que la petición de los internos golpeados fue grosera y que en el sector de “reja tres” uno de los reclusos habría intentado atacar al capitán y otros “cogieron las puertas a patadas”, motivo por el cual fue necesario el “empleo de la fuerza”. El dragoneante José Manuel Cardona indicó que solo intentaron que los reclusos se calmaran.

Lea también: Nuevo escándalo en el Inpec, preso se fuga de la cárcel de Itagüi (Antioquia)

Sin embargo, para la Procuraduría sus alegatos no son creíbles y definitivamente pueden ser responsables por tortura. “Los actos desplegados por los servidores públicos fueron intencionales, es decir, no incurrieron en ellos sin saber, por error o como consecuencia de hechos fortuitos. Por el contrario, fue una conducta deliberada y dirigida a causar unos daños y sufrimientos físicos dirigidos a anular su personalidad y/o disminuir la capacidad física de los internos, a tal punto que los mismos fueron reducidos al rosearles gas pimienta en su rostro”, consideró.

La conducta de los tres funcionarios del Inpec fue calificada como gravísima a título de dolo. El Espectador encontró que el capitán Aragón sigue activo y trabaja en el Establecimiento Penitenciario de La Dorada, Caldas. Los dragoneantes involucrados en un expediente de tortura siguen en Calarcá. Salazar en el mismo centro penitenciario y Cardona en el establecimiento de Peñas Blancas. Todos podrían recibir una sanción de destitución e inhabilidad para ejercer cargos públicos.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.