14 Feb 2019 - 10:04 p. m.

"Justicia y verdad", lo que piden familiares de víctimas de homicidios en Medellín

Familiares y amigos de víctimas en Medellín dicen que sienten que no se ha hecho lo suficiente para garantizarles su derecho a la verdad. Añaden que esperan que la alcaldía diga cuáles son sus estrategias “para generar cambios en esta ciudad que se desangra”.

Redacción Judicial

Mauricio Ospina, quien fue asesinado el pasado 28 de diciembre. / Cortesía.
Mauricio Ospina, quien fue asesinado el pasado 28 de diciembre. / Cortesía.

La impunidad agudiza nuestro dolor, nos revictimiza y nos quita la esperanza de una ciudad en paz”. De esta manera, familiares, amigos, conocidos y organizaciones sociales le reclamaron, a través de una carta abierta, al alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, lo que para ellos es una falta de acciones contundentes de las autoridades para conocer las causas de los homicidios en la ciudad.

La iniciativa de escribir esta carta surgió durante varios eventos que se han realizado en la ciudad, varios de ellos organizados por los familiares de Mauricio Ospina. El pasado 28 de diciembre, Ospina, un diseñador gráfico de 35 años, se encontraba en un bar en el barrio Laureles con una amiga que estaba de visita en el país, cuando dos personas llegaron hasta el bar en el que estaba con una amiga y dispararon contra otras personas que estaban también en el lugar.

Exigimos justicia y verdad, exigimos estrategias y acciones a corto, mediano y largo plazo, no para sus indicadores de gestión, sino para generar cambios en esta ciudad que todos los días se desangra y donde la justicia sigue siendo un privilegio para pocos”, escribieron en la carta. Los firmantes son familiares y amigos de Mauricio Ospina, las madres de Andrés Felipe Correa y Santiago Urrea y los padres de Juan José Pérez, todos ellos víctimas.

(Lea aquí: Mauricio Ospina: otra víctima de la violencia en Medellín).

En el texto también se refirieron fuertemente el actuar de las autoridades locales en estos casos. “Muchos de nosotros hemos recibido una llamada con promesas esperanzadoras (…) que finalmente no se respaldan con hechos. No queremos que las familias que pasamos por esta situación sigamos siendo víctimas de su campaña mediática, de sus publicaciones en redes ni de su necesidad de protagonismo”, escribieron refiriéndose al alcalde Gutiérrez.

Además, criticaron la estrategia de capturar a los cabecillas de las organizaciones armadas, asegurando que su impacto no es tal, pues estos jefes son “fácilmente reemplazados”. “Estamos convencidos de que la guerra no se combate con guerra, que la criminalidad no se combate solo persiguiendo sicarios y cabecillas que las estructuras ágilmente vuelven a reemplazar, sino con oportunidades a quienes están en una posición de vulnerabilidad”.

Sobre los motivos de esta carta, María Carolina Vásquez Gallego, amiga de Mauricio Ospina y una de las firmantes, dijo a El Espectador que es una de las formas que han hallado para “alzar la voz”. Y señaló que lo que quieren es que sus seres cercanos asesinados no se conviertan en “una cifra más de la ciudad y que la muerte no se convierta en Medellín”. Añadió que “hay un montón de show mediático, pero nunca han dicho qué se investigó, por eso no nos sentimos acompañados ni con una justicia clara”.

(También: Homicidios en Medellín: ¿qué está pasando?).

Vásquez explicó que “buscamos que nuestros seres queridos, además de seguir vivos en nuestra memoria, tengan también una respuesta, que sepamos por qué y quiénes los mataron, y en nuestro caso saber por qué a Mauricio lo mataron a dos cuadras de una estación de Policía. Eso para nosotros es un grado muy importante de reparación, porque nada nos va a traer a nuestros seres queridos”.

En cuanto al acompañamiento que han tenido por parte de la Alcaldía, como escribieron en la carta, Vásquez dijo que han contado con apoyo psicológico por parte de la Unidad de Víctimas, pero que no han obtenido respuestas sobre los homicidios. Por eso, señaló, escribieron la carta: como una forma de “hacer presión”, de que las autoridades locales sepan que aún esperan verdad en cada uno de estos hechos.

Hay demasiados Mauricio en esta ciudad y las familias quedan con su dolor, pero nadie las acompaña en este proceso. No son suficientes las condolencias del alcalde, sino que también necesitamos conocer los hechos, saber qué más ha pasado con las investigaciones”, concluyó Vásquez.

Síguenos en Google Noticias