Publicidad
28 Nov 2022 - 9:12 p. m.

La denuncia que enreda al senador Samy Merheg con el Clan del Golfo

El senador conservador es indagado por posible corrupción en la asignación de los OCAD-Paz y, en el marco de esa investigación, ahora se le señala de vínculos con empresas que han contratado con otras sociedades al servicio de esa organización criminal.
Samy Merheg, senador del Partido Conservador.
Samy Merheg, senador del Partido Conservador.
Foto: Archivo particular

A pesar de ser oriundo del Eje Cafetero, el senador del Partido Conservador Sammy Merheg ha enfocado su carrera política en los últimos años a conseguir votos en el Urabá. De hecho, en publicidad política con su imagen que circuló en las elecciones al Congreso de este año se adjudica al congresista la construcción de puentes, estadios, vías urbanas y otras obras en municipios como Chigorodó y San Pedro de Urabá (Antioquia). Ahora, una denuncia asegura que varios de esos contratos, a su vez, terminaron en manos de personajes que habrían hecho negocios con el Clan del Golfo.

(Lea también: Las alertas que recibió el Gobierno de la posible corrupción en el OCAD-Paz)

La denuncia la interpuso la representante Carolina Giraldo (Alianza Verde), del municipio en el que nació Merheg, Risaralda. La congresista declaró en la Sala de Instrucción de la Corte Suprema ante la magistrada que investiga la posible corrupción en los proyectos financiados a través del OCAD-Paz. Según una investigación periodística publicada este año, esa instancia en la que se aprobaban proyectos financiados por regalías en los municipios más afectados por el conflicto habría terminado carcomida por la corrupción.

El alto tribunal investiga a cinco congresistas por los OCAD-Paz. Entre ellos, Merheg. Según la denuncia de Giraldo, los dos personajes que lo enredan con el Clan del Golfo. El primero es Wuilson Alberto Hoyos, quien fue gerente de campaña de Merheg en Urabá y ha sido contratista de varias alcaldías de la región. El segundo es Wilfredo Tabares, un empresario de la región a quien le han entregado varios proyectos a través de su empresa Visión Proyectos Tabarwil SAS. A través de esta compañía, además, habrían hecho negocios con Las Ingenierías, una empresa que sería una fachada del Clan del Golfo.

(Le puede interesar: Caso OCAD-Paz: Procuraduría adelanta 24 indagaciones e investigaciones)

De hecho, uno de los representantes legales de Las Ingenierías era Jhon Fredy Zapata Garzón, alias Messi, uno de los principales lavadores de dinero del Clan del Golfo, capturado a finales de 2020. Además de él, en la empresa hay otras personas que serían de confianza del máximo jefe del Clan entre los directivos de la compañía. Y, aparte de la relación con Visión Proyectos Tabarwil, la denuncia asegura que en varios municipios de Risaralda terminaron entregando contratos con recursos de OCAD-Paz a Las Ingenierías.

¿Cómo entra Samy Merheg a la ecuación? En varias fotos en redes sociales que fueron incluidas en la denuncia se le ve al lado de Wuilson Alberto Hoyos y Wilfredo Tabares. De hecho, el propio senador dijo en una entrevista a un medio de Urabá a comienzos de 2021: “En la elección pasada logramos hacer gestiones para Chigorodó y ahí conformamos un equipo integrado por muchos amigos entre ellos Wilson y Wilfredo que nos acompañaron en ese propósito ¿Como lo hicieron? presentándonos a los administradores territoriales, a los alcaldes para poder trabajar con ellos en iniciativas que generaran la diferencia, que generaran impacto, que cambiaran la vida de una región de unos sectores de la población y eso hicimos en Chigorodó”.

(Lea también: El proyecto de Ocad-Paz que aterrizó en la Corte Constitucional)

Precisamente, lo que asegura la denuncia es que, “todo lo atinente a la gestión de Visión Proyectos Tabarwil S.A.S aparentemente obedece a un engranaje de funcionamiento en el que las estructuras lideradas por el señor Merheg se encargan presuntamente de gestionar una gran cantidad de multimillonarios proyectos”. Es decir, que habría un entramado de contratos por los que el senador de Risaralda saca réditos políticos que habrían sido entregados a compañías, que fueron gestionados por personas con alguna cercanía al Clan del Golfo.

Cuando estalló el escándalo de los OCAD-Paz, el senador Merheg negó cualquier irregularidad en el manejo de esos recursos y dijo en un comunicado que tenía voz y no voto en la asignación de esos recursos. La denuncia le reprocha, entonces: “Se evidencia lo que parece ser una contradicción por parte del senador: por un lado, hace campaña adjudicándose como propia la gestión de recursos para proyectos (incluidos proyectos de OCAD Paz), por otro lado, cuando el presunto entramado en la contratación de la paz sale a la luz, esa gestión ya no existe y, según el propio senador, él no tuvo ninguna influencia en las decisiones relacionadas con la viabilización de recursos”.

La representante Giraldo entregó con su denuncia una serie de evidencias, videos, publicaciones en redes sociales e información de bases de datos públicas. Estos hechos ya los estudia el despacho de la magistrada Cristina Lombana en el marco de la investigación por las posibles coimas que se exigían para asignar recursos en el OCAD-Paz. En esas pesquisas, además Sammy Merheg, también son indagados los congresistas Wadith Manzur, Yamil Hernando Arana y Alfredo Ape Cuello.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Read more!
Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.