Publicidad
26 Jul 2022 - 9:58 p. m.

“La Kika” está pagando un delito que no cometió: sobrino de Pablo Escobar

Han pasado un poco más de 30 años desde el ataque al avión de Avianca que dejó más de 100 muertos, y ahora hay una nueva hipótesis sobre los responsables del hecho.
Han pasado un poco más de 30 años desde el ataque al avión de Avianca que dejó más de 100 muertos, y ahora hay una nueva hipótesis sobre los responsables del hecho.
Han pasado un poco más de 30 años desde el ataque al avión de Avianca que dejó más de 100 muertos, y ahora hay una nueva hipótesis sobre los responsables del hecho.
Foto: Mauricio Alvarado Lozada

Treinta y tres años después de que estallara una bomba en el vuelo 203 de Avianca, que dejó 110 personas sin vida, se conocen nuevos detalles de los posibles responsables. Nicolás Escobar, sobrino del capo Pablo Escobar, ha revelado que uno de los hermanos Rodríguez Orejuela tenía conocimiento de cómo se perpetró el ataque. Además, afirmó que tiene información de quien sería un “testigo estrella”. Escobar en diálogo con la W aseguró que se ha acercado a las autoridades norteamericanas para que investiguen nuevamente los hechos que le adjudicaron al Cartel de Medellín.

La intención del ataque era la muerte del expresidente Cesar Gaviria. Sin embargo, este culminó con la muerte de más de cien personas que no respondían al nombre del mandatario colombiano. De la bomba se sabe que estalló en el vuelo que de Bogotá conducía a Cali, una vez salió del aeropuerto ElDorado, en noviembre de 1998, y del que hasta el momento se conoce que el responsable, quien está purgando una larga condena en Estados Unidos es Dandeny Muñoz Mosquera, alias la Kika, un reconocido sicario del Cartel de Medellín.

Lea aquí: Una grieta en la historia oficial.

“Es hora de que el pueblo colombiano y norteamericano conozcan lo que pasó con ese vuelo. No solo tengo fotos de todo lo que estoy diciendo, sino que la persona que entregó ese maletín bomba está presto a entregar toda la información”, dijo Nicolás Escobar, sobrino del desaparecido Pablo Escobar. Añadió que “hay una persona viva que conoce todo lo que aconteció, y esa persona debería ser la primera llamada por el Gobierno a que declare. Se llama Miguel Rodríguez Orejuela”, expuso.

A juicio de Escobar, la bomba que acabó con la vida de 110 personas una vez el avión alzó vuelo con destino a Cali fue elaborada en Medellín, Antioquia. “Mandaron a una persona que la hiciera y esa persona que hizo la bomba aún está viva, pero lo llevaron con una mentira diciéndole que era para colocársela a un enemigo de Pablo, lo que él no sabía era que iba a causar la muerte de 110 personas”, resaltó el sobrino del capo antioqueño, y añadió, que la elaboración del artefacto no llevó mayor trabajo dado que no necesitó de bodegajes porque se hizo en una casa “común y corriente”.

Lea también: Veinte años del atentado contra avión de Avianca que explotó en pleno vuelo

El sobrino del capo colombiano tiene claro que la “Kika”, el sicario que purga una condena en Estados Unidos por el ataque no fue el responsable del mismo. “La Kika está pagando un delito que no cometió. Las únicas dos personas responsables en ese proceso es Darío Usma y Roberto de Jesús Escobar Gaviria. Él está pagando una condena de la cual no es responsable”, resaltó Nicolás Escobar y añadió que fue su padre, Roberto Escobar Gaviria, el responsable de la muerte de Usma, a quien consideraba su amigo y hermano.

De Usma se sabe que estuvo en Bogotá cuando la bomba estalló y que regresó a Medellín a cobrar la plata que le había prometido Roberto Escobar. Sin embargo, según Nicolás Escobar, su padre se negó a pagarle y lo mandó a matar en una panadería, pero la misión no se cumplió por lo que perdió la vida en su propia casa frente a sus familiares. De acuerdo con Nicolás Escobar, su tío Pablo le reprochó la forma en la que murió Usma.

Le puede interesar: Avianca 203, la historia que nunca nos contaron

Sobre la relación con su padre, Nicolás dijo que “es tan complejo que en los últimos días me ha enviado los combos delincuenciales más bravos de Medellín a que me amenacen e intenten asesinarme. Me ha entregado paquetes. Con él es un poco complejo hablar. Él es un psicópata narcisista y a punta de lagrimas le hacer creer a la gente otras cosas e intenta evadir su responsabilidad”, resaltó.

Aunque Nicolás dice tener información y pruebas de lo que menciona, expresó que las entregará únicamente a las autoridades competentes, entre ellas, las norteamericanas, pues ellos se vincularon en el proceso porque en el ataque murieron dos ciudadanos extranjeros. De momento, Escobar dice que Miguel Rodríguez Orejuela debe comparecer ante las autoridades y contar la verdad de lo que fue el ataque al vuelo 203 de Avianca.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.