19 Sep 2018 - 1:48 a. m.

Las dudas sobre la reforma a la justicia que las altas cortes expresaron al presidente Duque

Aunque hay un acuerdo en que se debe hacer algunas mejoras a la administración de justicia, no hay acuerdos sobre varios puntos que incluyó el proyecto que presentó el Gobierno. Facultades electorales y congelamiento de salarios, entre los temas.

Redacción Judicial

El presidente Iván Duque y el presidente de la Corte Suprema, magistrado José Luis Barceló. / Presidencia de la República
El presidente Iván Duque y el presidente de la Corte Suprema, magistrado José Luis Barceló. / Presidencia de la República

La reforma a la justicia es la actual ‘papa caliente’ para las altas cortes y el Gobierno Nacional. Tras la presentación la semana pasada del proyecto de ley por parte de la ministra de Justicia, Gloria María Borrero, los voceros de esos altos tribunales han dejado en claro que esa propuesta no fue consensuada y que no hay puntos de acuerdo sobre algunos puntos de su contenido. Este martes, el presidente de la República, Iván Duque, se reunió con la Corte Constitucional, el Consejo de Estado, la Corte Suprema de Justicia y la Judicatura.

La maratónica jornada empezó con la Corte Suprema de Justicia.  El Espectador estableció que allí, en un tono ponderado y amable, los magistrados le hicieron saber al presidente que pelearán en el Congreso para mantener la facultad de elegir al fiscal General, como actualmente está previsto. La crítica se da porque en la reforma del Gobierno, se dice que, si no hay elección un mes después de enviada la terna a la Corte Suprema, entonces “el presidente designará al Fiscal General”.

(Le puede interesar: Los puntos gruesos de la reforma a la justicia que presentará el Gobierno)

Otro punto que se cuestionó por los magistrados tiene que ver con una nueva inhabilidad que se crea a los magistrados para que estos, una vez terminen su periodo, no puedan litigar en los próximos cuatro años. Para los juristas, esto afecta el desarrollo profesional y su derecho al trabajo. Además, hay algunas críticas con incluir en los requisitos para ser magistrado cinco años de experiencia como juez. ¿La razón? Que se estaría excluyendo a los académicos para llegar a una alta corte, como ha sucedido en el pasado.

Por el lado del Consejo de Estado, se pudo establecer que hay cuestionamientos sobre la posibilidad que se les congelen los salarios a los magistrados, que es una iniciativa legislativa que pretende frenar la corrupción, por considerar que implica un alto impacto tributario. Además, debido a la inexistencia de un bienestar social para los funcionarios de la Rama Judicial. En este punto, también hicieron énfasis los integrantes de la Corte Constitucional.

(Lea: Arranca el pulso por la reforma a la justicia)

En el Consejo de Estado además se cuestionó que se les quite la facultad de elegir al Registrador. Y en la Judicatura, entidad que sería eliminada con la reforma, los magistrados le expresaron al presidente Duque que sí es necesario hacer mejoras, pero no al punto de que esa corporación deje de existir. En otros asuntos, la Corte Constitucional le insistió al mandatario en la necesidad de que se apoye tecnológicamente a la Rama para avanzar en la digitalización de la tutela y el expediente electrónico.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.