21 Nov 2019 - 7:54 p. m.

Llamado de atención a Migración Colombia por deportación de músico cubano

La Corte Constitucional señaló que el organismo a cargo del control migratorio no tuvo en cuenta que el ciudadano extranjero tiene un hijo menor de edad colombiano y que tiene bajo su custodia.

Redacción Judicial

El ciudadano cubano salió e ingresó a Colombia en varias oportunidades desde 1999. / Archivo El Espectador.
El ciudadano cubano salió e ingresó a Colombia en varias oportunidades desde 1999. / Archivo El Espectador.

Francisco Ramírez* es un músico cubano que desde 1999 ha ingresado varias veces a Colombia con visa de trabajo. En 2012, conoció en Cali a una colombiana con quien más adelante se casó y se radicó en el país, cambiando su visa de trabajo por una visa de cónyuge, que le fue otorgada en dos ocasiones. De esa relación marital nació un hijo, lo que motivó al artista a realizar los trámites para obtener la visa de residente, sin embargo, en octubre de 2015, él y su pareja decidieron terminar la relación y separarse. Actualmente, la custodia del menor está a cargo de Ramírez porque la madre está presa en Estados Unidos cumpliendo una condena por tráfico sexual.

Ver: Jalón de orejas" de la Corte Constitucional a Colpensiones en caso de pensión por invalidez

Desde finales de octubre de 2016, Migración Colombia ordenó iniciar un proceso administrativo en contra de Ramírez, con el objetivo de verificar si había inducido a un error al Ministerio de Relaciones Exteriores, mediante la presentación de un Registro Civil de Matrimonio falso para obtener las visas que le fueron expedidas en 2013 y 2014. Luego de la investigación del organismo, en junio de 2017, la entidad lo deportó y le prohibió ingresar al país por tres años por haber obtenido “una visa mediante fraude”.

La decisión de Migración Colombia fue ordenada por dos instancias de la institución en 2018. Ramírez afirma que se encontraba en una gira en España cuando se enteró de su deportación. El músico asegura que “es él quien en la actualidad asume todos los gastos de manutención, educación” de su hijo menor de edad. Por lo anterior, Ramírez presentó acción de tutela, la cual fue fallada a su favor en primera instancia y negada en segunda por el Tribunal Superior de Cali, al considerar que el músico “cuenta con otros mecanismos para el restablecimiento de sus derechos y así obtener la suspensión” del ingreso a Colombia.

El caso llegó a la Sala Cuarta de Revisión de la Corte Constitucional, la cual señaló que Migración Colombia no respetó el debido proceso del músico y que, asimismo, el organismo adscrito a la Cancillería, que se violó el derecho de su hijo menor de edad a tener una familia y no ser separado de ella. Para la Corte “no cabe reproche alguno sobre la declaratoria de responsabilidad administrativa del extranjero, en lo relacionado al fraude en la obtención del visado colombiano, por cuanto se soportó en el material probatorio conducente y se agotaron todas las fases del procedimiento sancionatorio”.

Sin embargo, la Corte constató que Migración Colombia  incumplió el deber de evaluar desde el inicio y hasta el final del proceso migratorio, el contexto familiar del ciudadano cubano y la realidad del vínculo paterno que este sostiene con su hijo colombiano. La Sala dejó sin efectos la deportación de Ramírez. En consecuencia, la Corte ordenó a Migración Colombia que modifique la resolución, para, en su lugar, evalúe y defina cuál es el estado del vínculo familiar entre el actor y su hijo menor. "El resultado de esta averiguación, en conjunto con la naturaleza de la infracción y los criterios previstos en la ley para la valoración de la sanción, deberá ser tenido en cuenta para determinar y graduar la imposición de esta", manifestaron los magistrados.

"La Sala concluye que Migración Colombia violó el derecho al debido proceso administrativo de Ramírez, por no haber analizado sus condiciones familiares y, en consecuencia, vulneró el derecho fundamental del menor a tener una familia y no ser separado de ella, por no haber evaluado ni haber tenido en cuenta para definir y graduar la sanción migratoria, la realidad del vínculo familiar con su padre ni tampoco las consecuencias negativas que se podrían derivar de la medida de deportación para sus condiciones personales, familiares, sociales y económicas" concluyó la Sala de Revisión.

 


 

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.