Publicidad
19 Sep 2021 - 3:46 p. m.

Los argumentos para enviar a Enrique Vives a prisión por arrollar a siete personas

Hay elementos suficientes para inferir que Enrique Vives manejaba la camioneta que mató a seis personas en Gaira, en Santa Marta, dijo la jueza del caso. Entre las pruebas está el croquis de la Policía de Tránsito y las necropsias de las seis personas que murieron.
Enrique Vives, procesado por el homicidio de seis personas que habría arrollado mientras conducía ebrio.
Enrique Vives, procesado por el homicidio de seis personas que habría arrollado mientras conducía ebrio.
Foto: Cortesía Fiscalía

En la madrugada de este domingo, la jueza Primera Municipal de Santa Marta, Olmis Cotes, envió a la cárcel a Enrique Vives Caballero, quien, al parecer, mató a seis personas tras arrollarlas con su camioneta mientras conducía en supuesto estado de embriaguez en vía pública. Un adolescente de 14 años también fue arrollado, resultó herido y es el único sobreviviente. Luego de que la defensa de Vives logró evitar, por varios días, el aplazamiento de la audiencia, la judicialización finalmente se dio entre la medianoche del viernes 17 de septiembre y la madrugada del 19. Estos fueron los argumentos de la jueza.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Los seis homicidios por los que hoy es investigado Enrique Vives se dieron comenzando el 13 de septiembre. Ese día, el empresario samario regresaba sobre la 1:00 a.m. de una fiesta hacia su casa conduciendo una camioneta Hilux. Mientras atravesaba la Troncal del Caribe en el sentido Barranquilla-Santa Marta a la altura del sector Gaira, Vives se topó con siete personas que caminaban por la vía. En lugar de cambiar de calzada, reprochó la Fiscalía, Vives los arrolló, como quedó registrado en video.

(En contexto: Enrique Vives afrontará desde la cárcel el proceso por homicidio doloso)

Cuando agentes de la Policía de Tránsito llegaron hasta el lugar, minutos después, encontraron a Enrique Vives al interior del vehículo. “A esta persona (Vives) se le encontró dentro del vehículo, al solicitársele por parte de los agentes que llegaron al lugar de los hechos éste indicó su nombre, se bajó del vehículo y el vehículo lo encontraron con toda la parte frontal destrozada. Entonces, esos elementos materiales probatorios son suficientes para llegar a configurar la inferencia razonable de autoría o participación”, reseñó la jueza sobre las pruebas que presentó la Fiscalía.

La inferencia de autoría o participación significa que hay las condiciones suficientes para saber que un crimen ocurrió y que la persona que es imputada por la Fiscalía tuvo algún rol en los hechos. Y este elemento debe darse para que un juez pueda conceder una medida de aseguramiento. Es decir, para que, a pedido del fiscal del caso, pueda restringir la libertad de una persona. “Es indudable que el hecho sí aconteció y, según los materiales probatorios, es el imputado aquí quien iba conduciendo el vehículo”, añadió la jueza.

(Lea también: ¿Qué es el homicidio doloso, el delito que le imputaron al samario Enrique Vives?)

“Sí se da la inferencia razonable de autoría o participación en contra de Enrique Vives Caballero”, dijo de nuevo la funcionaria judicial. Y explicó: “Probado está respecto del delito de homicidio —que le imputó la Fiscalía— con las actas de inspección de cadáveres, con el plano que se levantó por parte de las autoridades de Tránsito en el lugar de los hechos, el álbum fotográfico y las actas de necropsia (de las víctimas)”.

Además, dijo la jueza, “el despacho considera que la medida de aseguramiento solicitada por la Fiscalía cumple con todos los requisitos, ya que es la medida necesaria, proporcional, razonable y adecuada”. Por un lado, porque “no hay garantía de que esta persona comparecerá cuando sea requerida, por el comportamiento que ha tenido previamente”. La funcionaria judicial se refería, por ejemplo, a que la defensa de Vives lo internó en una clínica psiquiátrica en contra de las órdenes de la jueza y de un dictamen previo de Medicina Legal que concluía que podía ser imputado.

Lea también: Caso Gaira: este es el croquis del accidente en el que murieron 6 personas

Para la jueza, estaba probado que Enrique Vives podría representar un “peligro para la comunidad”. Y, aunque también era una posibilidad enviarlo a detención domiciliaria, es decir, en su casa, la funcionaria negó esa posibilidad. “La medida de aseguramiento en lugar de residencia no va a ser garantía por todas estas circunstancias que han rodeado los hechos”, dijo. La defensa de Vives, sin embargo, apeló la decisión de enviarlo a la cárcel y ahora un juez superior deberá revisar esta decisión. Mientras eso ocurre, el empresario de todas maneras irá a prisión.

El fiscal Francisco Barbosa agradeció la gestión de la jueza este domingo. “Como fiscal general, agradezco a la juez primera municipal de Santa Marta, Olmis Cotes, su compromiso con la justicia, el trabajo articulado con la Fiscalía, la manera como condujo esta audiencia. El ejercicio que realizó es muy importante para que la gente siga creyendo en la tarea que nosotros realizamos como Fiscalía y como Judicatura”.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.