Publicidad
8 Jan 2023 - 7:00 p. m.

Los tres disidentes de las Farc que liderarán acercamientos con el Gobierno

Willinton Henao Gutiérrez, alias “Olmedo”; Carlos Eduardo García Téllez, alias “Andrey”, y Sandra Milena Niño Guerrero, son los disidentes que el Gobierno reconoció como delegados del autodenominado Estado Mayor Central de las Farc. Ya se suspendieron las órdenes de captura en su contra.
Dos de los delegados tienen un alto rango en el frente 33 de las disidencias (Imagen de referencia).
Dos de los delegados tienen un alto rango en el frente 33 de las disidencias (Imagen de referencia).
Foto: Mauricio Alvarado

El 30 de diciembre de 2022, un día antes de decretar el cese al fuego bilateral con cuatro grupos armados, el presidente Gustavo Petro había firmado una resolución reconociendo a tres personas como delegados del autodenominado Estado Mayor central de las Farc-EP. Esta disidencia de las Farc designó a tres de sus integrantes para liderar acercamientos exploratorios y confidenciales con el Gobierno y, tras la firma presidencial, la Fiscalía esta semana suspendió las órdenes de captura en contra de los tres.

(En contexto: Suspenden órdenes de captura de disidentes de las Farc del llamado Estado Mayor)

La resolución firmada por el presidente Petro reconoce como delegados a Willinton Henao Gutiérrez, alias Olmedo; Carlos Eduardo García Téllez, alias Andrei; y Sandra Milena Niño Guerrero. Tres personas que han sido nombradas en sonadas acciones armadas atribuidas a las disidencias de las Farc en los últimos años. En El Espectador le contamos quiénes son los disidentes con los que iniciará acercamientos exploratorios el alto comisionado para la Paz, Danilo Rueda, a quien el presidente le encargó esta tarea desde el inicio de su mandato.

Alias Andrey

Carlos Eduardo García Téllez, alias Andrey, es quizás uno de los nombres más sonados. Ya su cara es conocida, pues en un video difundido en agosto de 2022 en el que se dirigía al gobierno con un mensaje: “queriendo decir que estamos en plena disposición de ayudar, construir lo que él ha denominado como paz completa”. Un año antes, la Fuerza Pública había señalado a Andrey de ordenar el atentado en Catatumbo contra un helicóptero en el que se movilizaba el entonces presidente Iván Duque, ocurrido en junio de 2021.

(Lea también: Voceros de paz: La promesa presidencial de Navidad que toma forma para el 2023)

Asimismo, se le ha vinculado con el secuestro de Javier Villamizar y los patrulleros Yohan Arenas y Diego Hernández, tres policías que salían de laborar en Tibú (Norte de Santander) el 28 de diciembre de 2022. Los uniformados salían a disfrutar de su permiso navideño en motocicletas que fueron interceptadas, al parecer, por hombres del frente 33 de las disidencias. Al día siguiente, fueron liberados. Y el 30 de diciembre, Petro firmó la resolución que reconocía a Andrey como uno de los delegados.

Alias Olmedo

A Willinton Henao Gutiérrez se le señala como uno de los hombres de más alto rango en el frente 33 de las disidencias. La resolución que lo reconoce como delegado de las disidencias lo identifica como alias Olmedo, aunque la Fuerza Pública se refiere a él más como Mocho Olmedo. Una de las acciones armadas recientes con la que se le vincula es el secuestro, en octubre de 2021, de 180 soldados que estaban en un operativo de erradicación de cultivos de uso ilícito en la subregión del Catatumbo.

(Le puede interesar: Eln dice que no ha discutido con Gobierno Petro ningún cese al fuego)

Según el comandante del Comando Específico de Norte de Santander, el general Fabio Caro, Olmedo le exigió a la comunidad del lugar retener a los soldados que hacían este operativo. “El Mocho Olmedo se dedica a delinquir, extorsionar, secuestrar y asesinar en el Catatumbo. También participó activamente en el secuestro de nuestros 180 soldados, que fueron secuestrados por las comunidades auspiciadas por esta estructura. Estos grupos al margen de la ley presionan a las comunidades para que la fuerza pública no cumpla con su papel”, dijo en su momento.

Además, la Fiscalía lo señala de haber impartido órdenes a alias Jaiber para asumir el control de un componente de las disidencias que hacía presencia en Sardinata (Norte de Santander). Para hacerlo, al parecer, se instalaron cilindros bomba en una subestación de Policía de Ocaña, en septiembre de 2019. También se le vincula con el asesinato de la fiscal Esperanza Navas, ocurrido en junio de 2021 en Catatumbo. “Los análisis forenses y las evidencias dan cuenta de que las disidencias del frente 33 de las Farc ordenaron la muerte de la funcionaria en retaliación por las actuaciones judiciales contra la estructura criminal”, dijo la Fiscalía en su momento.

Durante dos semanas, Andrey, Olmedo y Sandra Milena Niño Guerrero entablarán conversaciones con delegados del Gobierno, encabezados por Danilo Rueda. El objetivo es “desarrollar acercamientos exploratorios y confidenciales para adelantar diálogos, así como negociaciones y lograr acuerdos”, según explica la resolución firmada por Petro. Ahora que la Fiscalía suspendió las órdenes de captura, se está a un paso más cerca de que se materialice esa voluntad de paz que han manifestado anteriormente, en comunicados y videos, estos miembros del autodenominado Estado Mayor Central.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.