11 Oct 2019 - 9:17 p. m.

Mientras exgobernadora Pinto sigue prófuga, condenan a una ficha suya por corrupción

Se trata de Liliana Rocío Lambiase, quien se desempeñó como representante legal de la fundación sin ánimo de lucro Princesa Negra, creada por la exgobernadora Oneida Pinto. En un contrato de interventoría en la alcaldía de Albania (La Guajira), a cargo de esta sociedad, se generó una perdida de cerca de $6.000 millones.

Redacción Judicial

Oneida Pinto, exgobernadora de La Guajira, tiene medida de aseguramiento y orden de captura vigente. / Archivo El Espectador.
Oneida Pinto, exgobernadora de La Guajira, tiene medida de aseguramiento y orden de captura vigente. / Archivo El Espectador.

Luego de más de tres meses de que la exgobernadora de La Guajira, Oneida Pinto, fuera declarada como prófuga de la justicia, tras no asistir a las audiencias en las que es procesada por corrupción, un juez  de Maicao, La Guajira, condenó a una de las fichas claves de la examantaria local, mientras esta fue alcaldesa de Albania. Se trata de Liliana Rocío Lambiase, quien se desempeñó como representante legal de la fundación sin ánimo de lucro Princesa Negra, encargada de realizar la interventoría al contrato de adoquines de este último municipio.

(Vea: Oneida Pinto es llamada otra vez a juicio disciplinario por contrato de $20.000 millones)

Por hechos irregulares que generaron una pérdida al erario de más de 5.900 millones de pesos, Lambiase fue condenada a una pena de 5 años y tres meses de prisión. Además tendrá una inhabilidad para el ejercicio de derechos y funciones públicas por el mismo periodo. La exrepresentante de la Princesa Negra fue hallada culpable por el delito de falsedad en documento público. Según las investigaciones de la Fiscalía General, la exgobernadora Pinto habría creado dicha fundación para que se encargara de realizar la auditoría al contrato de adoquines que superaba los $12.000 millones.

Lambiase se habría desempeñado como representante legal y, según el expediente en su contra, habría aprobado el giro de los recursos de proyectos de inversión financiados con regalías, los cuales generaron una apropiación ilegal de más de $5.900 millones de pesos. La labor de la hoy condenada fue la firma de actas de ejecución a través de las cuales se avalaron pagos por obras que no se ejecutaron y el dinero terminó en los bolsillos de la red criminal que desangró las finanzas de La Guajira.

Otros procesos en contra de Pinto

En agosto pasado, la Procuraduría llamó a juicio disciplinario a exgobernadora quien también sería ficha del condenado por homicidio exmandatario de La Guajira Francisco Kiko Gómez. La otrora gobernante departamental, impulsada por Cambio Radical en las elecciones de 2015, es señalada como posible responsable de las irregularidades en un contrato por más de $20.000 millones destinado a la implementación de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en el sector educativo de La Guajira.

El proceso por el que Pinto tiene orden de captura, es uno en el que la Fiscalía la investiga por irregularidades en la contratación en la Alcaldía de Albania, por los delitos de concierto para delinquir, falsedad en documento público, celebración indebida de contratos, interés indebido en la celebración de contratos, falsedad en documento privado y peculado por apropiación. En 2008, cuando Pinto estaba próxima a terminar su mandato como alcaldesa de esa población, según el ente investigador, ella junto con su exesposo Pablo Parra y su escolta Jean Hernández Erazo se aliaron para que este último se lanzara a la Alcaldía con la condición de que Pinto y Parra manejaran las grandes contrataciones municipales.

 

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar