1 Aug 2019 - 1:13 p. m.

Migración de EE. UU. detiene a exgobernador Alejandro Lyons

El exmandatario de Córdoba empezó a colaborar con la justicia de EE.UU. en 2017, cuando llegó a ese país huyendo de una imputación de 20 cargos en Colombia. Se volvió un "soplón" de la DEA, lo cual lo había mantenido en territorio estadounidense a salvo. Hasta ahora.

Redacción Judicial

Alejandro Lyons, exgobernador de Córdoba, se encontraba colaborando con la justicia estadounidense desde 2017.  / Archivo
Alejandro Lyons, exgobernador de Córdoba, se encontraba colaborando con la justicia estadounidense desde 2017. / Archivo

El panorama se acaba de complicar para el exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus. A pesar de que estaba colaborando con la justicia de los Estados Unidos desde 2017 (cooperación que resultó en la revelación del escándalo del cartel de la toga de la mano de la DEA) y contaba con el estatus de testigo protegido, el exmandatario cordobés fue capturado este jueves por la agencia de servicios migratorios (ICE) del país norteamericano.

Su colaboración con las agencias federales de ese país, tal parece, llegó a su fin. De eso dependía que Lyons permaneciera en Estados Unidos, así lo había aclarado el propio fiscal general en su momento, Néstor Humberto Martínez. En este momento, Lyons y agentes de ICE determinan cuál es el estatus migratorio de Lyons en los Estados Unidos, para determinar si continúa en ese país o es deportado a Colombia.

(Le puede interesar: Los secretos del pacto de Alejandro Lyons con la justicia)

Lyons se vio con el agua al cuello en 2017 por los millonarios desfalcos al departamento de Córdoba de los que se aprovechó. Los entes de control, como la Fiscalía y la Procuraduría, emprendieron investigaciones por todos los frentes sobre la contratación de la gobernación y encontraron irregularidades por donde se mirara: el cartel de la hemofilia, de los enfermos de sida, los convenios de ciencia y tecnología, por nombrar algunos. 

(Lea también: Así destapó la DEA el cartel de la toga: detalles de los encuentros de Lyons, Moreno y Pinilla)

Por eso, en 2017, la Fiscalía anunció que le imputaría 20 cargos al exgobernador, quien se fue con su familia a Estados Unidos antes de que la diligencia se realizara y se abriera oficialmente investigación en su contra. Desde Miami contactó al abogado —también cordobés— Leonardo Pinilla y, a través de este, al exjefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía, Gustavo Moreno. Allí pactaron un soborno por $100 millones para que Moreno incidiera a favor de Lyons, quien ya se encontraba colaborando con la DEA.

Todas las conversaciones entre los tres quedaron, entonces, registradas, y se destapó uno de los escándalos más graves de corrupción en la justicia colombiana: el cartel de la toga. Miembros y exmagistrados de la Corte Suprema, supuestamente, pedían millonarios sobornos para incidir en procesos de aforados (gobernadores, congresistas, entre otros). 

El exgobernador cordobés firmó un preacuerdo con la Fiscalía el año pasado que ya fue avalado por la Corte Suprema. “Quiero pedirle disculpas a la Gobernación de Córdoba y al país en general por los delitos que cometí. Me genera vergüenza y estoy arrepentido. Quiero colaborar con la justicia y lo estoy demostrando”, dijo Lyons desde Miami cuando fue avalado su pacto de colaboración con la justicia colombiana, que contempla que el joven exgobernador pagará cinco años de cárcel. 

Las autoridades han señalado que, gracias a Lyons, Córdoba sufrió un desfalco de más de $89.000 millones. No obstante, según lo que se acordó en el principio de oportunidad que también fue legalizado, él solo tiene el compromiso de reintegrar $4.000 millones. Es decir, Lyons se metió un "golazo" con los dineros que le pertenecían a la población de su departamento.

De ser deportado a Colombia, Lyons deberá responder entonces por esta condena que ya está en firme, pues aceptó haber cometido los delitos de concierto para delinquir en el marco del cartel de la toga. No obstante, el exgobernador tiene otras investigaciones que han avanzado en su ausencia, tanto en Fiscalía como en Procuraduría, como, por ejemplo, la del cartel de la hemofilia. 

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar