Publicidad
3 Nov 2009 - 1:05 p. m.

Mueren cuatro soldados en ataque de las Farc con minas

Los militares transitaban en un vehículo por una carretera en el municipio de Puerto Rico, en el departamento del Caquetá.

El Espectador

Cuatro soldados murieron por la explosión de minas activadas por guerrilleros de las Farc mientras los militares transitaban en un vehículo por una carretera en el municipio de Puerto Rico, informó el martes el Ejército.

El ataque, atribuido a la columna Teófilo Forero de las Farc, se registró el lunes en la tarde cerca al municipio de Puerto Rico, en el departamento del Caquetá.

La muerte de los militares se produjo una semana después de que Helmer Triana, alias 'James Patamala', uno de los comandantes de esa tenida estructura de la guerrilla, falleció con dos de sus escoltas en un combate con la policía en esa misma región del país.

 "Un grupo de soldados de la Brigada Número 12 vestidos de civil, que se encontraban realizando un movimiento administrativo en el interior de un vehículo, fueron víctimas de la activación de varias cargas explosivas sembradas por la columna Teófilo Forero de las Farc. Cuatro militares fueron asesinados", dijo un informe oficial del Ejército.

El año pasado, 373 efectivos de las Fuerzas Armadas murieron en combates contra los grupos armados ilegales, muchos mutilados por explosiones de minas. De acuerdo con estadísticas oficiales, desde el 2002 las minas han dejado 1.371 muertos y 4.822 heridos, la mayoría civiles.

La ONU considera a este país sudamericano como uno de los más afectados del mundo por las minas, junto con Camboya y Afganistán. Autoridades calculan que alrededor de 100.000 minas están sembradas en diferentes zonas del país, con un alto riesgo para civiles y efectivos de las Fuerzas Armadas.

La guerrilla utiliza los artefactos explosivos para proteger cultivos de hoja de coca y sus campamentos, así como para evitar el avance de tropas a apartadas zonas selváticas y montañosas que aún controla y a donde fue replegada por una ofensiva militar del presidente Alvaro Uribe, que tiene el apoyo de Estados Unidos.

En medio de la ofensiva, importantes comandantes de las Farc murieron en los últimos dos años, mientras que miles de combatientes desertaron reduciendo la capacidad militar del grupo rebelde, considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea.

Síguenos en Google Noticias