4 Jan 2021 - 4:42 p. m.

Multan e inician investigación contra madres de niñas que tomaron licor en Cartagena

El ICBF anunció que denunciará a las madres por el delito de suministro a menor, además, las involucradas fueron sancionadas con el pago de más de $936 mil.

La Policía Metropolitana de Cartagena tomó los primeros correctivos contra las madres de unas niñas de seis años, quienes, en un video que circuló por redes sociales, se les veía tomando licor en una fiesta de fin de año. Tras ubicarlas en el barrio Olaya Herrera, en la capital del departamento de Bolívar, las autoridades les impusieron una multa tipo 4, que corresponde al pago de $936.320.

En un comunicado de prensa, la institución aseguró que “las madres recibirán comparendos, de acuerdo al numeral 5 del articulo 38 del Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana”, el cual está relacionado con los comportamientos que afectan la integridad de los niños, niñas y adolescentes. En este caso, como se evidenció en el video de conocimiento público, las madres habrían facilitado y distribuido bebidas alcohólicas a las niñas.

Por otro lado, tanto la Policía como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) anunciaron que se investigará a las presuntas responsables por el delito de suministro a menor que, según el código penal colombiano, tiene como consecuencia el pago de 96 a 216 meses en prisión. De acuerdo con las autoridades, el video data del 31 de diciembre de 2020.

Lea también: El ICBF verificó los derechos de un niño de dos años a quien le enseñaron a usar una navaja.

“Hacemos un llamado y reiteramos que es necesario que, entre todos, familia, sociedad y Estado, protejamos y garanticemos los derechos de los niños, niñas y adolescentes de Colombia. Hemos actuado de la mano de la Policía de Infancia y Adolescencia y hemos amonestado a las madres de familia de las dos menores de edad. Así mismo, se han compulsado copias a la Fiscalía por la evidente o posible comisión de un delito”, agregó Lina María Arbeláez, directora general del ICBF.

Así mismo, Lina María Arbeláez se comprometió a adelantar actuaciones y realizar procesos de sensibilización sobre la prevención del consumo de alcohol en los menores de edad, para que las mismas posibles víctimas crezcan en un entorno en el cual sus derechos no sean vulnerados. De acuerdo con la directora del ICBF, no basta con prohibir la conducta, también se debe dar ejemplo y hacer pedagogía desde el núcleo familiar.

Le puede interesar: Futuro incierto para dos niñas venezolanas: ICBF debe resolver denuncia por presunto abandono.

De acuerdo con Gina Paola Díaz, trabajadora social de la Dirección Nacional de Niñez y Adolescencia del ICBF, consumir alcohol a temprana edad afecta el progreso madurativo del cerebro, que alcanza su máximo desarrollo hacia los 21 años de edad. “Ofrecerle licor a un menor de edad, además de ser ilegal, constituye una vulneración tan grave como el maltrato físico”, asegura Díaz en un artículo del instituto, de marzo de 2020.

En el mismo artículo, Claudia Gutiérrez, magister en Psicología Clínica de la Universidad del Bosque, aseguró que consumir bebidas embriagantes desde la niñez tiene graves consecuencias en procesos como la memoria, las habilidades de pensamiento y planeación, así como la toma de decisiones y resolución de problemas. Por otro lado, se agrava el bajo rendimiento escolar, ya que el proceso de aprendizaje se torna más lento.

Comparte: