Publicidad
27 Sep 2022 - 11:57 p. m.

Odebrecht: Procuraduría sanciona a Luis Fernando Andrade con 18 años de inhabilidad

El expresidente de la ANI sí hizo gestiones para entregarle a Odebrecht y sus socios la construcción de la vía Ocaña-Gamarra, casi de manera directa, según el Ministerio Público. Otros cuatro funcionarios fueron sancionados.
Luis Fernando Andrade enfrenta también procesos penales por estos hechos y en todas las instancias judiciales se ha declarado inocente.
Luis Fernando Andrade enfrenta también procesos penales por estos hechos y en todas las instancias judiciales se ha declarado inocente.

Luis Fernando Andrade, expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), y cuatro funcionaros de su administración movieron sus hilos para hacer una adición al contrato de la Ruta del Sol 2, que terminó beneficiando a la multinacional brasileña Odebrecht. Así concluyó la Procuraduría en un auto de 300 páginas con el que sancionó a Andrade en primera instancia por uno de los capítulos de este escándalo de corrupción en Colombia.

(En contexto: Luis Fernando Andrade irá a juicio disciplinario por Odebrecht y Ruta del Sol III)

La decisión tiene que ver con la construcción de la vía Ocaña-Gamarra, un tramo que inicialmente no estaba previsto en la Ruta del Sol 2, cuando el billonario contrato fue entregado a Odebrecht y sus socios. Sin embargo, esa vía en Norte de Santander terminó haciéndose mediante un otrosí —o adición—, lo que significó que terminó entregado a la constructora brasileña y sus socios de manera directa. Varios testigos, como el exsenador Otto Bula, han asegurado que detrás de esa polémica decisión hubo reuniones y sobornos.

La Procuraduría le dio la razón y sentenció: “Luis Fernando Andrade fue quien le solicitó a la concesionaria Ruta del Sol que en lugar de hacer la vía Puerto Salgar-San Roque, hiciera la vía Ocaña-Gamarra y realizó los trámites, instruyó a sus colaboradores al interior de la ANI, accedió a todas las solicitudes irregulares que le solicitaba Eleuberto Martorelli, se reunió subrepticiamente con el exsenador Bernardo Miguel Elías, todo con el propósito de entregarle esta vía a la concesionaria de manera directa, sin acudir a la licitación pública, vulnerando posiblemente los principios de la contratación estatal”.

(Le puede interesar: Fiscalía volvió a imputar cargos a Luis Fernando Andrade por Ruta del Sol III)

Entre las pruebas que tuvo en cuenta el Ministerio Público hay comunicaciones de 2012 que se cruzaron Luis Fernando Andrade y Eder Paolo Ferracutti, representante legal de la Concesionaria Ruta del Sol. En ellas, el presidente de la ANI le manifestaba que la Agencia estaba pensando la posibilidad de desarrollar un proyecto en la vía Ocaña-Gamarra y que si la firma tenía interés podrían analizar su propuesta. Ferracutti le deja explícito que es de su interés que se haga mediante un otrosí a la construcción de la Ruta del Sol 2. “En tal sentido, se denota desde el inicio su interés de adjudicar la ejecución de la obra a la concesionaria”, añadieron.

(Lea también: Tumban proceso contra Luis Fernando Andrade, exdirector de la ANI)

De hecho, la Procuraduría concluye que Luis Fernando Andrade actuó con un interés indebido en favor de Odebrecht. Por ejemplo, cita una declaración que dio el presidente de la constructora brasileña en Colombia, Eleuberto Antonio Martorelli, a la Fiscalía, en 2017. Allí, dio cuenta de ese cruce de comunicaciones oficiales con Andrade y hasta refirió una visita que recibió del exsenador Otto Bula sobre la posibilidad de que el contrato Ocaña-Gamarra quedara como un otrosí al billonario contrato de la Ruta del Sol 2. “El señor Otto Bula dijo que podría influenciar para acelerar y obtener el otrosí de la forma que la concesionaria necesitara”, aseguró Martorelli.

La Procuraduría también cita declaraciones del exsenador Bula, quien ha asegurado que para finiquitar la firma del otrosí como quería Odebrecht, se dieron varias reuniones entre los altos mandos de Odebrecht y Andrade, en la sede del también exsenador Bernardo Ñoño Elías. “Eso no fue de una reunión como dice Andrade, ni de 10 minutos, han podido ser en el apartamento de Bernardo Elías cuatro o cinco reuniones. Cada vez que tenían un obstáculo siempre existía una reunión”, aseguró Bula a la Fiscalía en 2017.

Así las cosas, tras considerar estos testimonios, comunicaciones, contratos y otras pruebas, la Procuraduría aseguró: “Fue Luis Fernando Andrade quien en principio propuso la ejecución de este tramo (Ocaña-Gamarra); era él quien direccionaba las adiciones a los contratos de concesión; durante el trámite nunca se opuso, todo lo contrario, propició la justificación para la adición de manera directa; (...) razones que permiten considerar que el disciplinado era consiente que había presión para la adición y no desplegó ninguna actuación que dejara ver su desacuerdo con ello”.

Además de Andrade, fueron sancionados con 10 años de inhabilidad Alexandra Lozano, exgerente de proyectos de la ANI; Camilo Mendoza Rozo y Andrés Figueredo Serpa, exvicepresidentes de gestión contractual de la entidad recibieron nueve y ocho años, respectivamente; y David Montaño García, exvicepresidente jurídico, ocho meses de inhabilidad. Todos los sancionados pueden apelar este fallo y la segunda instancia sería revisada por la Sala Disciplinaria de la Procuraduría. Si no lo hacen, el fallo quedaría en firme y se trataría de la primera sentencia, aunque sea disciplinaria, adversa a Luis Fernando Andrade.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.