Publicidad
2 Jul 2010 - 5:29 p. m.

Panamá investigará campo minado en la zona fronteriza con Colombia

"Esas minas antipersonales son puestas por extranjeros narcoguerrilleros", afirmó el ministro de Seguridad panameño.

Agencia EFE

El ministro de Seguridad Pública de Panamá, José Raúl Mulino, dijo que se investigará el minado de una zona de la provincia del Darién, en la frontera con Colombia, que, afirmó, es obra de supuestos "narcoguerrilleros".

"Se han encontrado otras minas, lo cual implica que en esa región (de Jaqué, en Darién) algo protegían con (esas) minas que llegaremos a encontrar, sin tregua, pero lo llegaremos a encontrar al menor costo posible de salud y vida de nuestras unidades" policiales, dijo Mulino.

Las declaraciones de Mulino se producen después de que el pasado 24 de junio dos agentes del Servicio Nacional de Fronteras de Panamá (Senafront) perdieran sus piernas al pisar una mina antipersonal en esa zona.

"Panamá por primera vez encuentra minas antipersonales en su territorio, ¿puestas por quiénes? Por extranjeros narcoguerrilleros", afirmó el ministro de Seguridad panameño.

Mulino, que no precisó cuántas minas antipersonales se han hallado adicionalmente en esta zona fronteriza del país, no descartó pedir apoyo, asesoría e información de inteligencia a Colombia y otros países para investigar este hecho, porque, dijo, "este es un tema internacional".

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, atribuyó el incidente de la pasada semana a narcotraficantes descartando que las Farc estuvieran involucradas en el asunto.

El ministro de Seguridad reconoció que "siempre hay un riesgo" , pero aseguró que se continuará recorriendo esa zona porque "cambió la política en Panamá".

"Vamos a patrullar y a cubrir nuestro territorio, estos señores no van a usar nuestro territorio ni de santuario ni de teatro de operaciones" , recalcó.

El Gobierno panameño ha acusado a Administraciones anteriores de no actuar contra las Farc, y el diario La Prensa publicó el pasado fin de semana una información en la que se atribuía supuestos contactos con esa guerrilla de los ex mandatarios panameños Mireya Moscoso (1999-2004) y Martín Torrijos (2004-2009).

Esos presuntos contactos buscaban, siempre según el medio, evitar enfrentamientos con esa guerrilla en la zona fronteriza y mantener una posición "neutral".

Las acusaciones fueron negadas por ambos mandatarios, y el presidente colombiano, Álvaro Uribe, destacó el miércoles pasado en Panamá la "solidaridad" que recibió en su "lucha contra el terrorismo" durante los dos Gobiernos.

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

PanamáColombia