Publicidad
3 Jun 2020 - 6:48 p. m.

“Peleo de frente, sin trampas”: Uribe sobre su nueva indagación en la Corte Suprema

El expresidente publicó un video en su cuenta de Twitter en el que explicó que su relación con el expediente de los perfilamientos no es cierta. Señaló además que el alto tribunal ya lo está investigando por los mismos hechos y que el anónimo que originó la investigación es cobarde.
La nueva indagación preliminar en contra del expresidente empezó cuando a la Corte Suprema llegó un anónimo en diciembre del año pasado.
La nueva indagación preliminar en contra del expresidente empezó cuando a la Corte Suprema llegó un anónimo en diciembre del año pasado.
Foto: Archivo El Espectador

“No hay nada contra mí (…) Esto es un daño reputacional muy grande”. “Peleo de frente, sin trampas”. Estas son algunas de las frases del expresidente Álvaro Uribe Vélez que se han conocido en las horas posteriores a que la Corte Suprema de Justicia confirmara que abrió una indagación preliminar en su contra por el escándalo conocido como el de las carpetas secretas. Su última reacción la dio a conocer en un video que publicó en las últimas horas en su cuenta de Twitter en el que explicó y se defendió de la determinación del alto tribunal.

Lo primero que aclaró el hoy senador en el trino es que el expediente tiene que ver con una vieja investigación que en su contra adelanta la Corte desde 2014, cuando estalló el escándalo del hacker. En esa época, se supo que, al parecer, la campaña del entonces candidato a la presidencia, Óscar Iván Zuluaga, había contratado a un equipo de expertos en informática para intervenir en la contienda política y para torpedear el proceso de paz que adelantaba el gobierno de Juan Manuel Santos con las Farc.

A raíz del escándalo, Uribe fue vinculado a la investigación en el alto tribunal. En el video, el expresidente aclaró que nunca supo del hacker, que se enteró de su existencia cuando estalló la noticia y que desde esa época, la Corte no ha encontrado una sola prueba en su contra. Aclaró además que todo sucedió justamente cuando él y sus hallegados tenían indicios de que, supuestamente, asesores políticos del expresidente Santos habrían recibido dinero del narcotráfico para “para hacer gestiones ante ese gobierno” y pagar gastos de la campaña de 2010.

Dentro de esta invesitgación por el hacker en el alto tribunal es que se desprende esta nueva indagación. El expresidente explicó, al igual que lo hizo la Corte Suprema, que a finales del año pasado llegó un anónimo al alto tribunal vinculándo con otro escándalo que estalló en enero de este año luego de que la revista Semana revelara el caso de las carpetas secretas. La magistrada encargada del caso de 2014, Cristina Lombana, recibió el mensaje secreto y ordenó practicar una serie de pruebas para determinar qué tan cierto era el contenido del anónimo.

De acuerdo con las revelaciones de Semana, desde hace un tiempo inteligencia militar del Ejército ha hecho seguimientos informáticos a más de 130 personas, entre ellas periodistas, sindicalistas y hasta políticos cercanos al presidente Duque, como el embajador Jorge Mario Eastman. Y, de acuerdo con el anónimo, el jefe natural del Centro Democrático había recibido datos reservados, obtenidos por unidades de inteligencia y contrainteligencia militar a través de interceptaciones ilegales de comunicaciones, “cuyo destinatario de esas acciones al margen de la ley es el señor Uribe Vélez.

Las víctimas de estas acciones incluyen senadores, representantes, magistrados, periodistas y generales. El senador Uribe reiteró en su cuenta de Twitter que ni en las diligencias que ordenó practicar la magistrada Lombana, ni en ninguno de lso archivos materia de investigación hay pruebas de que él tenga que ver con el caso. “Quiero recortada que yo no tengo ninguna relación institucional con las Fuerzas Armadas desde el 7 de agosto de 2010”, agregó. Uribe señaló enseguida que, pese a que presuntamente Lombana no encontró pruebas en su contra, otro magistrado decidió abrir un nueva indagación, la de su supuesta relación con las carpetas secretas.

Lo hizo el jurista Héctor Javier Alarcón el pasado 15 de mayo. “O sea que tenemos dos investigaciones por el mismo anónimo cobarde”, señaló el expresidente. Aunque todavía no es claro cuál es el panorama en la Corte, lo que es cierto es que la magistrada Lombana investiga el caso del hacker y el magistrado Alarcón el de las carpetas secretas. “Peleo de frente, sin trampas”, concluyó el expresidente su video de casi dos minutos.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.