15 Oct 2019 - 9:51 p. m.

Persisten los enredos en el caso Uribe

Lo más probable es que la Corte Suprema se tome más de diez días para decidir la situación jurídica del senador Álvaro Uribe. Inquietud por sobrevuelo de dos drones en la zona donde está la Sala de Instrucción.

Redacción Judicial

Los senadores Iván Cepeda y Álvaro Uribe, y el director del CSPP, Franklin Castañeda.  / Cristian Garavito - El Espectador / AFP
Los senadores Iván Cepeda y Álvaro Uribe, y el director del CSPP, Franklin Castañeda. / Cristian Garavito - El Espectador / AFP

En una discusión mayúscula ha resultado el tema de los dineros entregados a testigos relacionados con el caso del expresidente Álvaro Uribe Vélez, vinculado formalmente a una investigación por fraude procesal y soborno. Lo que la Corte Suprema trata de establecer es si el senador del Centro Democrático hizo o no maniobras para manipular a testigos que han declarado en su contra, acusándolo de haber fomentado grupos paramilitares en Antioquia —cosa que Uribe ha negado hasta la saciedad—. Hasta hace unos días, el foco estaba puesto totalmente en el lado de Uribe. Pero, ahora, está en la orilla de su contraparte, el congresista del Polo Iván Cepeda.

Información divulgada por medios sacó a flote los pagos que recibió la familia de Juan Guillermo Monsalve de parte del Comité de Solidaridad con los Presos Políticos (CSPP). Monsalve es uno de los testigos claves en contra del expresidente Uribe, pues le ha dicho a la justicia que él mismo vivió la creación y expansión de grupos paramilitares en el norte de Antioquia de la mano de Álvaro y Santiago Uribe, porque el grupo ilegal habría sido creado en una finca de ellos llamada Guacharacas, en la cual el padre de Monsalve era mayordomo. Casi $16 millones que recibió la familia de Monsalve de parte de esta organización y, por ello, según un confidencial de Semana, el CSPP será denunciado.

Comparte: