2 Jul 2019 - 5:06 p. m.

Policía detuvo camión que llevaba morrales y camisetas de la Fuerza Pública a grupos ilegales

El cargamento tenía como destino grupos armados ilegales que operan en el Urabá. Según el conductor del vehículo, los elementos fueron empacadas desde Bogotá. El Ejército aseguró que ya inició una investigación disciplinaria, y que ya se abrió una penal.

Redacción Judicial

Según el comandante de la Policía de Antioquia, a través de interceptaciones telefónicas las autoridades detuvieron el camión antes de que se concretara el envío.  / Archivo El Espectador
Según el comandante de la Policía de Antioquia, a través de interceptaciones telefónicas las autoridades detuvieron el camión antes de que se concretara el envío. / Archivo El Espectador

Después de varios días de pesquisas y de interceptaciones telefónicas, la Policía de Antioquia detuvo en la vía que conduce de Bogotá a Medellín, a un camión de estacas porque sospechaban que allí se transportaba un cargamento de elementos que no debían estar allí. Se trataba de varias cajas repletas de morrales de la Policía y de camiseta de color verde militar que, al igual que las maletas, solo pueden usar miembros de la Fuerza Pública.

En total, según el comandante de la Policía de Antioquia, el coronel Giovanny Buitrago, el camión transportaba sin permiso 200 morrales que usa la Policía para actividades de campaña, y 2.000 camisetas que hacen parte del uniforme que deben utilizar los soldados del Ejército. Preguntado por los policías, el conductor del vehículo explicó que el cargamento fue empacado en Bogotá y su destino final iba a ser grupos delincuenciales que operan en el Urabá.

Según el coronel Buitrago, en entrevista con Caracol Noticias, el conductor señaló que él no iba a entregar directamente las cajas, sino que, según le explicaron, en algún punto de la carretera iba a ser abordado por los hombres de los grupos armados y a ellos les debía entregar toda la mercancía. “Esto se le ha informado a la Fiscalía quien continuará la investigación”, explicó el uniformado, quien agregó que el hombre que manejaba el camión de estacas quedó en libertad, pero fue vinculado al proceso.

Por su parte, el Ejército señaló que lamenta que las acciones de algunos de sus integrantes “manchen el nombre de la institución”. Aseguró además que ya se inició dos investigaciones, una penal y otra disciplinaria, para establecer el destino del material y las circunstancias de modo, tiempo y lugar que rodearon el hecho de que el camión estuviera cargado de elementos que no debían estar allí.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar