Publicidad
30 Jul 2021 - 8:12 p. m.

Por cinco masacres y magnicidio de Galán, formulan cargos a exmiembros de las Auc

Seis exparamilitares, entre ellos Ramiro Cuco Vanoy y Ramón María Isaza alias El Viejo, son procesados ante el Tribunal de Justicia y Paz de Bogotá por 462 hechos violentos, en cinco departamentos, que dejaron más de 1.000 víctimas directas en los ochenta y noventa. ¿Cómo se relacionan con el magnicidio de Galán? Aquí le contamos.
Ramiro "Cuco" Vanoy y Ramón Isaza, exparamilitares de las Auc, en la desmovilización del Bloque Mineros en enero de 2006.
Ramiro "Cuco" Vanoy y Ramón Isaza, exparamilitares de las Auc, en la desmovilización del Bloque Mineros en enero de 2006.
Foto: LUIS BENAVIDES

La violencia perpetrada por exparamilitares como Ramiro Cuco Vanoy, exjefe del Bloque Mineros de las Autodefensas de Córdoba y Urabá (Accu), o Ramón María Isaza alias El Viejo, exjefe de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio (Acmm), por lo general se mide en cientos de hechos, que dejaron como resultado miles de víctimas y miles de páginas plasmadas en sentencias de Justicia y Paz. Justamente, un tribunal de Bogotá procesa a seis exparamilitares de ambos grupos, por capítulos siniestros de la violencia armada como el magnicidio de Luis Carlos Galán o la masacre de La Rochela.

En contexto: Exjefe paramilitar “Cuco” Vanoy ruega en EE.UU. que lo dejen libre “por compasión”

Según informó la Fiscalía, la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá adelanta la formulación de cargos y aceptación voluntaria de los postulados Ramiro Cuco Vanoy, Ramón Isaza, Luis Eduardo Zuluaga Arcila, alias Mac Guiver, Pedro Antonio Aristizábal, alias Pedrito, Guillermo de Jesús Acevedo y Rigoberto Rojas Mendoza. Todos sus nombres sonarán en una próxima sentencia de Justicia y Paz, relacionada con las Acmm, especialmente por el Bloque Henry y Gonzalo Pérez, que lleva el nombre de dos antiguos “paras” socios del Cartel de Medellín cuando Pablo Escobar decidía quien vivía y quien moría en Colombia.

La Dirección de Justicia Transicional de la Fiscalía documentó al menos 452 hechos que se le atributen a las Acmm de los Pérez, entre ellos homicidios, desaparición forzada, desplazamiento forzado. Crímenes cometidos en Antioquia, Boyacá, Santander, Caldas y Cundinamarca. “Los hechos materia de imputación, que afectaron a 1.045 víctimas directas y más de 900 víctimas indirectas, fueron perpetrados entre 1982 y 1994”, explicó la Fiscalía. Cabe recordar que contra Vanoy o Isaza ya pesan condenas de Justicia y Paz, tras las cuales no hay duda que controlaron la zona central del país, asesinando a quienes consideraban guerrilleros, y comerciantes y campesinos inocentes.

Lea también: Generales (r) Oscar Peláez y Argemiro Serna, a juicio por magnicidio de Luis Carlos Galán

De Cuco Vanoy se sabe que está condenado a 24 años de prisión en Estados Unidos por narcotráfico. Durante 2020 e inicios de este año ha intentado que lo regresen a Colombia “por compasión”, pues está en silla de ruedas y corre el riesgo de un accidente cardiovascular. Tiene más de 70 años. Como jefe del Bloque Mineros de las Accu (diferente a las Acmm pero asociadas en las Autodefensas Unidas de Colombia), fue condenado en Colombia, en 2015, por más de 5.540 hechos delictivos. Reconoció la autoría por ocho masacres en Antioquia. Reclutó más de 300 menores de edad y le fueron extinguidas 52 fincas en ese departamento y en el sur de Córdoba.

La Fiscalía no precisó cual paramilitar está vinculado con cada caso, sin embargo, aseguró que los seis tiene responsabilidad por igual número de expedientes, entre ellos el magnicidio de Luis Carlos Galán, el 19 de agosto de 1989 en Soacha (Cundinamarca). Por esa muerte está condenado el exdirector del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), el general (r) Miguel Maza Márquez, a quien la Corte Suprema envió a la cárcel por asociarse con el Cartel de Medellín y las Autodefensas del Magdalena Medio. Los “paras” de Henry Pérez, en los ochentas, ya habían hecho alianzas con Escobar para protegerle los laboratorios de coca en el Magdalena Medio, según la Sala de Justicia y Paz del Tribunal de Medellín.

Le puede interesar: Exjefe paramilitar Ramón Isaza fue condenado por más de 1.900 crímenes durante el conflicto armado

Se sabe que Galán abanderó un discurso a favor de la extradición de los narcotraficantes, por lo cual Escobar habría utilizando sus alianzas con los “paras” para cometer el magnicidio. De hecho, las Acmm durante los ochentas funcionaron como ejércitos privados del Cartel de Medellín, tanto que Escobar mandó a entrenar sus hombres con Henry Pérez y el mercenario israelí Yair Klein. En 1982 entró Cuco Vanoy en la organización de la mano de Pérez, encargándose de las finanzas. Sin embargo, las relaciones entre “paras” y los narcos de Medellín se rompieron en 1990, cuando las autodefensas se apoderaron de parte del negocio de las drogas. De hecho, se sabe que Escobar ordenó asesinar a Henry Pérez en una festa en honor a la Virgen de las Mercedes.

Ramón María Isaza, El Viejo, era quien comandaba las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio, las cuales funcionaron hasta 2006 con la desmovilización colectiva de las Auc. Hace tan solo un par de meses fue condenado por la misma Sala de Justicia y Paz del Tribunal de Bogotá, por 1.900 hechos delictivos, que dejaron alrededor de 4.900 víctimas entre 1978 y 2006. Le atribuyeron 1.115 homicidios y la creación de un centro de torturas ubicado en el Río Magdalena, entre otros centenares de crimines. También se lo reconoció como posible perpetrador de la masacre de La Rochela, el 18 de enero de 1989.

Read more!

Le puede interesar: La Rochela, 25 años de impunidad

La masacre de la Rochela, llamado “homicidio múltiple” por la Fiscalía, es el segundo hecho a imputar a los seis exparamilitares. Entonces, doce funcionarios del Cuerpo Técnico de la Policía Judicial llegaron a Simacota (Santander) para investigar una serie de crímenes, al parecer cometidos por las Acmm en compañía del Ejército. Se trataba de un grupo de quince personas, de las cuales tres sobrevivieron tras hacerse pasar por muertos. El atentado, al parecer, fue ordenado por Isaza y Henry Pérez, contra dos jueces, investigadores, secretarios y los conductores.

Los otros hechos denunciados tienen que ver con la masacre de Honduras y la Negra, cometido el 4 de marzo de 1988 en la vereda Currulao de Turbo (Antioquia), donde resultaron asesinadas 20 personas y la comunidad fue obligada a desplazarse. También, en otro de los casos, la denominada masacre de los “19 comerciantes”, entre el 4 y 17 de octubre de 1987 en el corregimiento de Puerto Araujo de Cimitarra (Santander), cuando fueron asesinadas y desaparecidas 19 negociantes de la zona. Se trasladaban de Cúcuta a Medellín, cuando fueron interceptados por las Acmm. Se cree que fueron descuartizados y lanzados al caño El Ermitaño. Dos familiares fueron a buscarlos, pero encontraron el mismo destino.

En contexto: Así fue la génesis del paramilitarismo

“Homicidio múltiple de Punta Coquitos: ocurrido el 2 de abril de 1988 en la vereda Punta Coquitos de Turbo (Antioquia). Fueron ejecutados 26 campesinos y esto generó el desplazamiento masivo de la población. Varias de las víctimas eran miembros o simpatizantes del partido político Unión Patriótica”, es otro de los episodios referenciados por la Fiscalía. Así como la masacre de “La Mejor Esquina”, perpetrado en ese corregimiento del municipio de Buenavista (Córdoba) el 3 de abril de 1988. Entonces, fueron asesinadas 28 personas y 17 víctimas fueron obligadas a desplazarse.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.