Publicidad
2 Jun 2021 - 1:32 p. m.

Predios vinculados a las Farc en Planadas (Tolima) seguirán en poder del Estado

La Corte Suprema mantuvo medidas cautelares de 22 inmuebles del Barrio Simón Bolívar de Planadas (Tolima), que según alias “Olivo Saldaña”, excombatiente de las Farc y postulado de Justicia y Paz, fueron adquiridos por la extinta guerrilla.
CHAPARRAL - PLANADAS- TOLIMA
CHAPARRAL - PLANADAS- TOLIMA
Foto: MAURICIO ALVARADO

Por orden de la Corte Suprema, 22 inmuebles del barrio Simón Bolívar de Planadas (Tolima), permanecerán congelados mientras se decide si serán destinados para reparar a víctimas. Ante la imposibilidad de los propietarios de demostrar que los obtuvieron por medios legales, ahora no los podrán disfrutar plenamente, mientras la justicia define si fueron adquiridos con las rentas de la guerrilla.

Los inmuebles hacen parte del barrio Simón Bolívar, construido en lotes baldíos entre 1999 y 2000, al parecer, por orden de las Farc y entregados a integrantes y familiares de la extinta guerrilla. Así, por lo menos, lo ha dicho en versión libre el exguerrillero Raúl Agudelo Medina, alias Olivo Saldaña, quien militó en las Farc desde 1985 y ascendió manejando las finanzas del Frente 21.

(Lea también: El supuesto barrio de las Farc)

En 2003, Agudelo Medina escapó de la guerrilla con un patrimonio de $10.000 millones, producto del porcentaje que guardaba de las ganancias por secuestros. Fue capturado ese mismo año. Y, en agosto de 2009, Olivo Saldaña se postuló para ser acogido por la Ley 975 de 2005 o Ley de Justicia y Paz, promovida por el gobierno de Álvaro Uribe, para facilitar la desmovilización de paramilitares y algunos guerrilleros.

Agudelo Medina había sido declarado culpable de los delitos de terrorismo, homicidio y secuestro durante sus 15 años en las filas de las Farc. A su vez, fue clave en un dudoso proceso de desmovilización de 70 guerrilleros del bloque Cacica La Gaitana.

(En contexto: Caso Cacica la Gaitana de las Farc: 13 años sin respuestas)

Habitantes del barrio Simón Bolívar, colindante con el aeropuerto de Planadas, han pedido ayuda política y municipal en diversas ocasiones. Sostienen que la adquisición de esos inmuebles fue totalmente legítima y no tenían conocimiento sobre las presuntas relaciones de los predios con la guerrilla. Igualmente, dicen que alias Olivo Saldaña intenta pagar ante Justicia y Paz con predios que no son de él.

La primera vez que los inmuebles recibieron medidas cautelares fue el 3 de diciembre de 2014, por una magistrada de Justicia y Paz del Tribunal de Bogotá, quien aceptó la solicitud de la Fiscalía de imponer medidas cautelares de embargo, secuestro y suspensión del poder dispositivo de los 22 predios allí. Esta decisión vino luego de las declaraciones de Olivo Saldaña en versión libre del 9 de septiembre de 2013 y 14 de agosto de 2014, en las que afirmó que la guerrilla adquirió estos bienes a través de actividades ilegales.

Al revisar el caso en segunda instancia, el magistrado ponente de la Sala Penal de la Corte Suprema, Fabio Ospitia Garzón, negó las peticiones de los habitantes de los predios limitantes con el aeropuerto. El togado argumentó que, aunque había constancias de algo de legalidad en la forma en que fueron adquiridos los predios, no se acreditó la buena fe exenta de culpa de los propietarios y poseedores de los inmuebles.

Es decir, los habitantes no lograron demostrar algo clave: que, realmente, no tuvieran cómo enterarse de que los baldíos donde se construyeron los inmuebles del Barrio Simón Bolívar, fueron invadidos y construidos con participación del grupo al margen de la Ley. Así las cosas, los bienes continuarán congelados y la justicia definirá si son destinados a la reparación integral de las víctimas del conflicto.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.