14 Jul 2021 - 7:02 p. m.

Primeras condenas por el cartel de reventa de boletas para el Mundial de Rusia

Iván Darío Arce y César Ronaldo Carreño, representantes de Ticket Shop, son los primeros sentenciados por el escándalo de reventa de boletas para el Mundial Rusia 2018, que involucra al presidente de la Federación Colombiana de Fútbol.

Un juez de Bogotá acaba de legalizar el allanamiento a cargos de Iván Darío Arce, gerente financiero de Ticket Shop, y César Ronaldo Carreño, representante legal de la misma empresa, por el escándalo del cartel de reventa de boletas para el Mundial de Rusia 2018. Se trata de una investigación de la Fiscalía y la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) en la cual se descubrió una alianza para que la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) dejara exclusivamente en manos de Ticket Shop el contrato de boletería de las eliminatorias, para que luego Ticket Ya revendiera las boletas a precios descomunales.

En contexto: Las pruebas claves en la sanción contra FCF, Ticketshop y Ticket Ya por reventa de boletas

Tanto Arce como Carreño han sido piezas claves de la SIC y de la Fiscalía, pues desde el principio se sometieron a la justicia y se comprometieron a revelar nombres. Fueron imputados el 22 de febrero de 2019 por los delitos de agiotaje -alteración de precios en productos contratados-, concierto para delinquir y ofrecimiento engañoso de productos y servicios. Ese mismo día aceptaron su responsabilidad. La pesquisa, en general, tiene bajo la lupa a otras 15 personas, entre ellas el actual presidente de la FCF Ramón Jesurún y el expresidente de la FCF Luis Bedoya, investigado en el macrocaso del ‘Fifagate’, por supuestamente recibir sobornos a cambio de contratos de publicidad y derechos de televisión.

Arce y Carreño fueron condenados a 40 meses y seis días de prisión -poco más de tres años-. Además, fueron sancionados con una inhabilidad para cargos públicos y cualquier actividad relacionada con el comercio por el mismo tiempo. El juez del caso concedió la suspensión condicional de la ejecución de la pena, es decir, en lugar de ser recluidos en la cárcel, seguirán en libertad bajo vigilancia. Fueron multados, cada uno, con 51 salarios mínimos legales mensuales vigentes, es decir, más de $46 millones.

De acuerdo con la Fiscalía, hipótesis que ambos aceptaron, desde la media noche del 8 de agosto de 2017, Ticket Shop puso a la venta 6.000 boletas en internet, para el vibrante partido entre Colombia y Brasil por la 16° fecha de las eliminatorias a Rusia. Sin embargo, la misma boletería supuestamente se agotó en menos de 10 minutos, lo cual llevó a airadas quejas de los hinchas. Desde entonces la SIC le puso la lupa a la situación, advirtiéndole a la Fiscalía por irregularidades detrás de un espectáculo que termino 1 a 1 en Barranquilla, con gol de Radamel Falcao García.

Lea también: SIC ratifica sanciones por reventa de boletas para mundial de Rusia

“Luego de recopilar evidencia física y testimonial, los fiscales e investigadores detectaron que la boletería para el 5 de septiembre de 2017 (Colombia vs Brasil), no fue vendida como indicaron los encargados (Ticket Shop) y por el contrario, 3.353 de ellas habrían sido revendidas entre el 15 y el 24 de mayo de 2017, para las siguientes ubicaciones: 952 boletas de la localidad occidental; 779 boletas de la localidad oriental; 622 boletas de las localidades norte y sur”, explicó la Fiscalía en enero de 2019.

La reventa, como después lo descubrió la SIC, se llevó a cabo gracias a la empresa Ticket Ya. Las boletas revendidas de norte y sur, cuyo precio para el público eran de $60 mil, terminaron comercializándose por $170 mil y $200 mil. Las entradas para el sector oriental tenían un precio base de $200 mil, el cual resultó elevado a $400.000. Por último, las boletas de occidental, las más costosas, fueron ofrecidas falsamente al público por $350 mil, cuando en realidad fueron revendidas hasta por $800 mil.

“El material recaudado indica que por las 3.353 boletas detectadas los encargados de la venta de las entradas obtuvieron $1.154′980.007, cuando en realidad el costo de la boletería era de $578′970.000. En pocas palabras, por la reventa, habrían logrado una utilidad de $576′010.007”, agrega la Fiscalía en su hipótesis del caso. El ente investigador, además, vinculó al proceso a Elías Yamhure Daccarett, socio de Ticket Ya, sin embargo, no pudo acusarlo formalmente el pasado 18 de febrero por falencias en el escrito presentado ante el juez.

Le puede interesar: Fiscalía debe corregir escrito de acusación contra implicado en reventa de boletas

La SIC, por su parte, hace un año emitió una histórica decisión: sancionó con una multa de $18.352 millones, por competencia desleal, a la mismísima FCF y a las empresas Ticket Shop y Ticket Ya por el escándalo de la reventa de boletería. Según la SIC, no cabe duda de que los sancionados idearon y ejecutaron “un sistema que limitó la libre competencia para favorecer a Ticket Shop en la adjudicación del contrato de boletería para las eliminatorias al Mundial Rusia 2018 (por más de $40.000 millones)”. Se suponía que la FCF iba a escoger la mejor oferta, pero Ticket Shop ya se había ganado el puesto por debajo de la mesa. Como dicen en el fútbol de barrio, “venía recomendado”.

Para tomar su decisión, la SIC tuvo en cuenta los documentos y correos electrónicos aportados por Arce y Carreño. Entre las pruebas están las falsas negociaciones por el valor del anticipo que los oferentes debían pagarle a la FCF para empezar a trabajar. Ticket Shop envió una propuesta de anticipo de $10.000 millones, ya conversada con la FCF, para luego ser considerada la “mejor opción” dado que “incluyó en su oferta una modalidad de pago anticipado”. Las demás empresas desconocían ese criterio.

Lea también: Federación Colombiana de Fútbol: ¿Quiénes son los dirigentes sancionados por la reventa de boletas?

Luego, entre la FCF y Ticket Shop cuadraron la oferta económica, con el fin de que la empresa de boletería resultara ganadora. El 12 de agosto de 2015, día de la presentación, tras obtener información privilegiada sobre los rivales, César Carreño confesó haber cambiado a última hora el valor de su propuesta de $37.120 millones a $40.120 millones. También quedó probado en el expediente que Ticket Shop fue la última en presentar su proyecto, minutos antes de que se cerrara el plazo. Ganaron. Desde entonces, la empresa desvió boletas a Ticket Ya para su reventa a precios desproporcionados, mientras la Selección Colombia se jugaba su propio tiquete al Mundial de Rusia 2018.

Comparte: