Publicidad
9 Jul 2022 - 8:05 p. m.

Procuraduría pide prohibir y sancionar la mutilación animal por razones estéticas

En un concepto enviado a la Corte Constitucional, el Ministerio Público argumentó que la mutilación animal por razones estéticas representa un maltrato y no se debe permitir para satisfacer el ideal de belleza del ser humano.
Imagen de referencia.  Según la Fiscalía, en lo que va de 2022 se han presentado 3.746 denuncias por maltrato animal.
Imagen de referencia. Según la Fiscalía, en lo que va de 2022 se han presentado 3.746 denuncias por maltrato animal.
Foto: JOSE VARGAS ESGUERRA; El... - JOSE VARGAS ESGUERRA

La Procuraduría participó en el debate abierto en la Corte Constitucional que busca sancionar la mutilación animal en Colombia por razones estéticas y el sacrificio de los mismos cuando se obre en legítima defensa. En un concepto allegado a la alta Corte, el Ministerio Público solicitó que no se permita la mutilación de los seres vivos para la producción y elaboración de cosméticos.

Antecedentes: Por ley, mutilaciones estéticas a animales serían consideradas maltrato animal

“No existe una finalidad legítima en remover, destruir, mutilar o alterar cualquier miembro, órgano o apéndice de un animal vivo por razón estética, pues se trata de conductas que constituyen un maltrato de un ser sintiente que únicamente buscan la satisfacción del ideal de belleza del ser humano, sin perseguir un objetivo superior como la alimentación, la libertad religiosa, entre otros”, argumentó la Procuraduría.

La Corte Constitucional estudia una demanda presentada por los ciudadanos Diana Santacruz, Laura Ríos y Ricardo Ramírez, quienes buscan hacer ajustes al Estatuto Nacional de Protección de los Animales. Entre los cambios, que por razones estéticas ya no se permita en Colombia la mutilación de animales, situación que está avalada por razones técnicas, científicas, zoo-profiláctica y por piedad.

Lea también: Maltrato animal: la pesadilla de los amigos de cuatro patas

La Procuraduría se sumó a la súplica y agregó que la mutilación por razones estéticas concibe a los animales como “cosas que se encuentran a disposición de los humanos, ignorando su condición de seres sintientes cuyo sufrimiento debe ser evitado en la mayor medida de lo posible y que, por ende, no puede justificarse en la mera satisfacción de las necesidades o caprichos de las personas que no se corresponden con el núcleo esencial de sus derechos fundamentales”.

Por otro lado, los demandantes piden que se sancione el sacrificio de un animal cuando se obre en legitima defensa propia o de un tercero, ello porque los ataques provienen de seres cuya voluntad no es determinable. La legítima defensa, entonces, para los demandantes, solo se configura cuando alguien se defiende de un acto contrario al Código Penal proveniente de una persona. La Procuraduría le solicitó a la Corte declararse inhibida en esta parte de la acción judicial.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar