Publicidad
20 Aug 2021 - 9:29 p. m.

Rebeca Sprößer busca volver a Colombia para denunciar el asesinato de su amigo

Rebeca Sprößer, alemana que integró la Primera Línea de Cali, dio poder a un equipo de abogados para regresar a Colombia, tras ser expulsada, y así comparecer ante la justicia como la única testigo del asesinato de Jhoan Sebastian Bonilla.
Rebeca Sprößer, ciudadana alemana, antigua integrante de la Primera Línea
Rebeca Sprößer, ciudadana alemana, antigua integrante de la Primera Línea
Foto: Archivo Particular

Ya casi se cumple un mes desde que funcionarios de Migración Colombia detuvieron a la alemana Rebeca Sprößer, para conducirla a Bogotá y expulsarla del país. La joven activista, quien incluso perteneció a la Primera Línea de Cali, dio a conocer que le dio poder a un grupo de abogados para que tramiten su regreso, pues considera que fue abiertamente ilegal y, además, para sostener su testimonio sobre el asesinato a sangre fría de Jhoan Sebastian Bonilla, uno de sus amigos en Colombia.

En contexto: Migración Colombia expulsa a la alemana que respalda la protesta social en Cali

“Mi nombre es Rebeca Sprößer, detenida y expulsada ilegalmente por el Estado colombiano, tras haber sido el único testigo presencial del asesinato de Jhoan Sebastián Bonilla Bermúdez. Y me permito comunicar que he dado el poder al abogado Juan Trujillo Cabrera, y su equipo, para que defiendan mis derechos y garantías vulnerados por las actuales autoridades colombianas”, explicó la mujer, quien ha asegurado haber trabajado como periodista en México.

Según su última declaración, junto al abogado Juan Trujillo trabajarán los representantes Miguel Ángel del Río y Augusto Campo, ambos fundadores y directores de la “Primera Línea Jurídica”, una rama de apoyo legal para los manifestantes del anterior paro nacional y de los autoreconocidos miembros del colectivo. Además, fue mencionado Daniel Mendoza, el periodista creador de la serie “Matarife”.

Le puede interesar: Las denuncias que hizo la alemana que fue expulsada de Colombia

“Llevo a Colombia en mi corazón y por eso haré todo lo que esté en mis manos, y en derecho, para regresar a este país que amo tanto”, agregó Rebeca Sprößer. El pasado 27 de julio, autoridades Migración Colombia la detuvieron en Cali. Explicaron que tenía un permiso de permanencia de turismo, el cual había sido violado tras incurrir en “actividades que no tenían nada que ver, las cuales afectarían el orden y la tranquilidad ciudadana”.

“Teniendo en cuenta lo anterior y buscando salvaguardar la integridad de Rebecca Marlene Sprößer, así como mantener el orden y la seguridad nacional, Migración Colombia, actuando de acuerdo con sus facultades constitucionales y garantizando y respetando los derechos de la ciudadana extranjera, tomó la decisión de expulsarla, de manera discrecional”, agregó Migración. Este diario pudo constatar que fue enviada a Frankfurt, su ciudad natal.

Lea también: HRW critica la expulsión de la alemana en Colombia; Migración responde

¿Qué busca denunciar Rebeca Sprößer con su eventual regreso a Colombia? El asesinato de uno de sus mejores amigos, Jhoan Sebastian Bonilla, baleado en 13 oportunidades en Cali, el pasado 23 de julio. En pleno auge del paro nacional, cuando ambos estaban sentados en un lugar público, un hombre se acercó y les disparó a corta distancia. La alemana denunció el hecho en sus redes sociales, agregando que Bonilla usó su cuerpo como escudo para protegerla.

EL coronel Edwin Lizarazo, segundo comandante operativo de la Policía de Cali, confirmó la muerte de Bonilla siete días después del ataque. “Hasta el momento no se ha recibido ninguna denuncia formal frente a este hecho. Sin embargo, en medio de las investigaciones, información de testigos y material recopilado, en el sitio se pudo establecer que el joven de 26 años fue víctima de un intento de hurto”, concluyó. Luego, autoridades publicaron que Bonilla tenía anotaciones por presunta estafa y hurto.

En contexto: Murió amigo de la alemana Rebecca Sprößer luego de recibir 13 impactos de bala

El mismo día de su expulsión, Rebeca Sprößer se presentó en la sede del Comité de Presos Políticos en Cali para dar detalles del asesinato de su amigo. Ante el CTI de la Fiscalía dio su primera declaratoria, pero luego fue trasladada a Bogotá y, según confirmó El Espectador, no podrá regresar hasta que pasen 10 años. Sprößer había manifestado su apoyo al paro nacional y aseguró haber recibido amenazas telefónicas tras cuestionar el accionar de la Policía contra protestantes del barrio San judas, en la Comuna 10 de la capital del Valle, el 21 de junio pasado.

Síguenos en Google Noticias