Publicidad
7 Feb 2010 - 9:00 p. m.

Tregua en la ‘Oficina de Envigado’

El pacto comenzó a regir en todo el área metropolitana de Medellín el 1º de febrero a la medianoche. Autoridades, a la expectativa.

El Espectador

El Espectador conoció que después de varios meses de acercamientos, un grupo de ciudadanos con el aval de la Presidencia, logró lo que parecía imposible: una tregua entre las dos alas de la ‘Oficina de Envigado’, lideradas por Sebastián y Valenciano, responsables del recrudecimiento de la violencia en la ciudad. El pacto también habría sido avalado por Daniel Rendón, alias Don Mario, detenido en la cárcel de Cómbita (Boyacá).

Desde finales del año pasado un grupo de ‘Notables’, conformado por ciudadanos que han participado en negociaciones con paramilitares, guerrilleros y delincuencia organizada, le formuló a la Presidencia de la República una propuesta para posibilitar una tregua entre Sebastián, Valenciano y Don Mario, los señalados capos responsables de la guerra que se libra en la ciudad desde mediados de 2008 por el control del territorio y la economía ilegal que se deriva del narcotráfico.

Los ‘Notables’ participaron del proceso de negociación con las autodefensas y acompañaron el proceso de reinserción en Medellín, de tal manera que conocen la situación en los barrios y las exigencias de los jóvenes para dejar las armas. Y en el caso de los desmovilizados, continuar con su resocialización. El grupo de ciudadanos comenzó los acercamientos en dos frentes: en la cárcel de Cómbita, con alias César, Douglas y Don Mario; en la cárcel de La Dorada, con alias Riñón, y en Medellín con los denominados compromisarios de cada una de las estructuras en conflicto.

Mientras se adelantaban las conversaciones, en la ciudad se reforzó la presencia de la Policía y el Ejército, principalmente en la Comuna Uno, la zona más conflictiva. Allí se asentaron desde la primera semana de enero 120 hombres del Ejército y 170 de la Policía Judicial, quienes se sumaron a los 2.000 uniformados de la Policía presentes en el sector nororiental de la ciudad. Dos helicópteros de la Fuerza Pública, equipados con visores nocturnos, realizan patrullajes. A esto se sumó la presencia del alcalde Alonso Salazar, quien trasladó su despacho por espacio de una semana en cada sector, iniciando en la Comuna Uno, continuando en la Tres y en la Ocho.

En la ofensiva de las autoridades se informó de la instalación de 60 nuevas subestaciones de Policía en toda la ciudad, seis de las cuales ya comenzaron operación en la Comuna Uno. Las estrategias de la Fuerza Pública y la Alcaldía han permitido recuperar la sensación de seguridad y capturar a varios miembros de las bandas en confrontación. De hecho, el pasado viernes en la Comuna Ocho fueron detenidos 21 integrantes de la banda ‘El Viejo’, liderada por los desmovilizados Julio Perdomo y Edwin Tapias, quienes recibían órdenes de Sebastián. Ambos tenían varias investigaciones por concierto para delinquir con fines de extorsionar y cometer homicidios.

Luego de cerca de tres meses de reuniones, los ‘Notables’ lograron que se pactara la tregua en las comunas de Medellín. A cambio se ordenó el traslado a la cárcel de Itagüí de Douglas, César y Riñón. Según conoció El Espectador, Sebastián, Valenciano y Don Mario pidieron que las corporaciones creadas por los desmovilizados continúen recibiendo apoyo. La mayoría de éstas se encuentran paradas, pues se les siguen investigaciones para establecer qué pasó con los recursos que recibieron.

Por ejemplo, la corporación La Sierra recibió dineros del presupuesto participativo y era liderada por Julio Perdomo. Las autoridades investigan si los recursos fueron utilizados para sus actividades ilícitas. “Son desmovilizados que estaban en el proceso de resocialización, pero que seguían por debajo delinquiendo”, aseguró el coronel Luis Eduardo Martínez, comandante de la Policía Metropolitana.

Otra solicitud tiene que ver con que los integrantes de ‘combos’ sean atendidos en el programa Fuerza Joven de la Alcaldía, el cual busca que los muchachos en riesgo de pertenecer a estructuras criminales reciban oportunidades de educación y empleo. “En este momento tenemos 1.700 beneficiarios que reciben atención psicológica, acceso a la educación y realizan labores sociales, culturales y deportivas. Para ello reciben un subsidio de $400 mil mensuales”, informó Felipe Palau, director técnico de la Secretaría de Gobierno.

Los ‘Notables’ trasladaron las inquietudes al Gobierno Nacional, con el fin de coordinar y redireccionar, si es posible, a través de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, la atención a los desmovilizados. Entre tanto, la posición de la Alcaldía es la de mantenerse al margen de dichos acercamientos. “Nos hemos enterado de que las reuniones de los ‘Notables’ lograron disminuir la confrontación entre ellos y eso está bien. Yo recibí una directriz clara de concentrarnos en oportunidades para los muchachos. Las acciones que se realizan desde la sociedad civil no vamos a obstaculizarlas, pero tampoco nos vamos a vincular”, dijo Palau.

Los operativos de la Policía, las denuncias de la ciudadanía, las capturas ordenadas desde la Fiscalía, la vinculación de jóvenes a oportunidades que brinda la Alcaldía y la tregua pactada desde el 1º de febrero a la medianoche se reflejaron en cifras contundentes. Entre el lunes y el sábado pasados se registraron siete homicidios y el jueves no hubo reporte de ninguno. La tregua por ahora es indefinida. Pero este primer mes será de evaluación de las condiciones para determinar si continúan o no con ella.

Síguenos en Google Noticias