11 Mar 2020 - 6:20 p. m.

"Versión de David Char es fiable, suficiente y válida": Comisión de la Verdad

Dicha entidad aseguró a la Jurisdicción Especial para la Paz que el excongresista, procesado por presuntos vínculos con paramilitares en el Atlántico, sí ha contribuido al esclarecimiento de la verdad.

Redacción Judicial

El exsenador David Char Navas fue aceptado por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en 2018. / Gustavo Torrijos - El Espectador
El exsenador David Char Navas fue aceptado por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en 2018. / Gustavo Torrijos - El Espectador

El comisionado Alejandro Valencia Villa, miembro de la Comisión de la Verdad, le envió hace dos días una carta al presidente de la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la Jurisdicción Especial para la Paz, Pedro Díaz Romero en la que certifica el compromiso de verdad del excongresista David Char Navas. El empresario y representante a la Cámara, que venía siendo procesado por presunto nexos con paramilitares, fue admitido por la justicia especial y dejado en libertad luego de analizar los compromisos de verdad y de reparación a las víctimas que aportó.

“Me permito informarle que el señor David Char Navas, culminó satisfactoriamente su participación en la ruta de esclarecimiento de la verdad de esta Comisión, a través de un ejercicio claro, concreto y programado desde el 1 de agosto de 2019 hasta el 11 de octubre de 2019. El señor David Char Navas aportó de forma fiable, suficiente y válida al esclarecimiento de la verdad del conflicto y a la construcción de la memoria histórica. De esta forma, su contribución estuvo dirigida a los mandatos 2, 4, 7 y 9 del artículo 11 del decreto 588 de 2017”, dice la carta. 

(Le puede interesar: “Este es el error de mi vida”: exsenador David Char sobre sus nexos con paramilitares)

Según la defensa de Char Navas, esta certificación es clave en su proceso de sometimiento, porque los comisionados de la verdad cotejaron y confrontaron los testimonios del exsenador con los informes sobre el conflicto, entre otros. Char Navas quedó en libertad transitoria y condicionada el 31 de julio de 2019 y días después asistió a una primera audiencia ante la JEP en la que explicó las dinámicas de la política en la costa así como las relaciones que sostuvo con paramilitares. 

“Hemos desarrollado un diálogo jurídico exigente con la JEP para contribuir a la verdad y demostrar, sin duda alguna, que el aporte de David Char NO es una burla a la justicia transicional, sino un aporte sincero a la paz, para pasar esta página lamentable de su historia”, dijo su abogado defensor, Mauricio Pava Lugo. Char Navas ofreció como reparación un proyecto agrícola de maíz tierno y ají dulce para reparar a las víctimas de los paramilitares, que se ubicaría en la zona de Repelón, en Atlántico, la cual fue golpeada con masacres y desplazamientos. 

(Le puede interesar:  Así fue como David Char tejió sus alianzas con los paramilitares)

David Char Navas es miembro de una de las familias más poderosas de Barranquilla, dueña de la cadena de supermercados Olímpica y del equipo de fútbol local, y a la que pertenece también el exalcalde de la ciudad, Alejandro Char Chaljub. Fue acusado de hacer un acuerdo ilegal con los paramilitares a cambio de apoyo a su campaña a la Cámara de Representantes en 2002 por el Partido Liberal y en las pruebas en su contra en la Corte Suprema estaban los testimonios de Don Antonio y Mario Rafael Marenco Egea, alias el Gordo, así como la agenda personal de Don Antonio y la contabilidad del frente José Pablo Díaz. 

En entrevista con este diario en septiembre de 2019, Char Navas explicó que estuvo distanciado de sus familiares, especialmente de su tío Fuad Char, y dijo que ingresó a la política tentado por su entonces cuñado, Antonio Guerra de la Espriella. Llegó a la Cámara de Representantes en 2002 y en 2006 saltó al Senado, aunque dos años más tarde renunció al Congreso y se fue a vivir a Estados Unidos con su familia.

(En contexto: David Char, primer parapolítico admitido en la JEP)

“No hago sino arrepentirme de haber dejado que ellos (los paramilitares) ingresaran a mi círculo político. De no haber tenido la capacidad de frenarlos, de no haber dicho que no. No los necesitaba. Me equivoqué. Este es el error de mi vida”, admitió Char. El excongresista dijo en esa oportunidad que su interacción con los paramilitares no pasó de cuatro meses y nunca se concretó en votos. “En ese momento no se veía tan mal. En el Congreso existían 30 o 40 congresistas que se eligieron en 2002, como todo el mundo sabe ya, apoyados por las Auc. Personas que hasta sacaban pecho porque habían sido elegidos por ellos (los “paras”) y tenían acceso al Gobierno”, explicó.

Comparte: