15 Jul 2021 - 12:55 a. m.

Villavicencio, laboratorio de diálogo en el paro nacional

La capital de Meta ha sido una de las ciudades del país en donde se han mantenido bajos los niveles de confrontación entre la Fuerza Pública, autoridades y manifestantes. El Espectador habló con distintos actores de la región para entender qué factores incidieron en esta dinámica.

Los choques entre civiles y Fuerza Pública en distintas partes del país, que hasta hace pocos días continuaban, y la reciente convocatoria de movilizaciones para el próximo 20 de julio en el marco del paro nacional, tienen al país expectante sobre los posibles enfrentamientos que podrían registrarse. Ese clima de confrontación que se ha mantenido, por ejemplo, en algunas zonas de Cali y Bogotá, ciudad en donde se generaron fuertes señalamientos entre la alcaldesa Claudia López y el senador Gustavo Petro sobre cómo la cabeza del Distrito maneja los focos del conflicto. En medio de ese cruce político salió a relucir la experiencia de las manifestaciones en Villavicencio (Meta), las cuales han transcurrido en relativa calma y sin muertos.

El Espectador se contactó con varios actores de la capital de Meta para determinar qué circunstancias han permitido que esta ciudad no haya reportado muertos y que desde comienzos de mayo no se registran desmanes, bloqueos o población gravemente herida. El 28 de abril pasado, cuando empezaron las movilizaciones contra el proyecto de reforma tributaria del gobierno de Iván Duque, se presentaron algunos disturbios en Villavicencio. Por ejemplo, ese día hubo enfrentamientos entre los miembros del Esmad y jóvenes en inmediaciones del edificio de la Gobernación de Meta, ubicada en el que ha sido el epicentro de las manifestaciones en el departamento: la plaza Los Libertadores.

Comparte: