Publicidad
26 Oct 2020 - 12:10 a. m.

AOC jugando al Among Us, Mike Pence con coronavirus, y más en el resumen electoral

Alexandria Ocasio-Cortez, representante a la Cámara por Nueva York, se echó una partida en línea de Among Us. Más de 400.000 personas la vieron jugar. Y fue lo único divertido que tuvimos esta semana. Las noticias fueron muy malas: los contagios de coronavirus van en aumento; hay niños migrantes que no podrán volver a ver a sus padres y hubo muchas propagandas deplorables. Este es su resumen de la semana electoral.
La representante a la Cámara por Nueva York Alexandría Ocasio Cortez (AOC) se echó una partida del juego en línea Among Us y el resultado superó todas las expectativas. Más de 400.000 espectadores se reunieron para verla jugar.
La representante a la Cámara por Nueva York Alexandría Ocasio Cortez (AOC) se echó una partida del juego en línea Among Us y el resultado superó todas las expectativas. Más de 400.000 espectadores se reunieron para verla jugar.
Foto: AFP - ROBYN BECK

Hola a todos, esto es ‘Cosas que pasan en América’, un resumen semanal de lo que pasó en la región en los últimos siete días. Porque América no es solo Estados Unidos. Sin embargo, como está pasando tanto en ese país en este momento, decidimos que hasta noviembre nos vamos a concentrar en resumir lo que ocurre con la carrera electoral, ya que es lo que genera más dudas y curiosidad entre nuestros lectores. Esperamos que disfruten este resumen tanto como nosotros disfrutamos haciéndolo.

Prepárense porque esto se pondrá feo. Así que antes de comenzar miren este video de un panda siendo vacunado. Para relajarse, nada más.

Quedan exactamente 9 días para las elecciones presidenciales (y 61 para Navidad). Esto ya está a la vuelta de la esquina. La próxima semana será muy intensa en Estados Unidos. Y cuando decimos muy intensa es MUY INTENSA.

Esto fue lo que pasó esta semana en siete claves:

Lunes

Los políticos estadounidenses están literalmente surfeando en la segunda ola del coronavirus…

Este es Vernon Jones, un representante a la Cámara por el estado de Georgia deslizándose entre una multitud de seguidores del presidente Donald Trump en uno de sus mitines.

Por lo menos 35 de los 50 estados de Estados Unidos comenzaron a reportar un alarmante incremento en los casos de coronavirus. A final de la semana, el país rompió el récord de registro diario de casos dos veces. Primero el viernes y luego el sábado con 83.718.

Algunos se toman esta noticia más en serio que otros. La doctora Ngozi Ezike del Departamento de Salud Pública de Illinois no pudo evitar llorar al reportar estas aterradoras cifras.

El presidente, por otro lado, no tanto. Trump ha señalado que la “pandemia está terminando” y ha criticado a la prensa por hablar solo sobre el “COVID, COVID, COVID”. Las estadísticas muestran que la emergencia sanitaria está peor que antes.

Pero él sigue bailando en sus eventos de campaña. Y no es momento para bailar. Las conversaciones sobre un nuevo paquete económico de ayuda para los estadounidenses no son optimistas y el tiempo se le agota al mandatario.

Por otro lado, las largas filas para realizar el voto anticipado en varios estados continúan. Hay mucho entusiasmo por las elecciones. Los estadounidenses ya rompieron un importante récord: cerca de 60 millones de ciudadanos ya han votado. Y hay pistas que nos indican que la mayoría de esos votos no serán para Donald Trump.

La única “ola roja” a la vista, como se refiere el mandatario al apoyo de sus seguidores, es la de contagios. Y miren este mapa. Donde la situación es más grave es en los lugares donde hay un republicano al mando. Es que nos deja pensando.

Y Jeffrey Toobin, periodista de The New Yorker y CNN, fue captado masturbándose durante una reunión en Zoom.

Vigile que tenga las cámaras de sus dispositivos electrónicos apagadas y no haga cosas que puedan incomodar a sus colegas. O a nadie. No haga cosas que incomoden a nadie. Ya es la segunda vez en esta newsletter que tenemos que reportar un tema así y nos parece ofensivo. Fin del mensaje institucional.

Toobin fue apartado de sus tareas en un momento clave, pues es el encargado de cubrir el proceso de nominación de la jueza Amy Coney Barrett a la Corte Suprema, el cual tendrá su desenlace este lunes.

Martes

En medio de este clima electoral tan polarizado, los candidatos a la gobernación de Utah, el republicano Spencer Cox y el demócrata Chris Peterson, grabaron este anuncio para llamar a los “buenos modales” y al respeto.

“Si esperamos que los políticos en Washington DC den el ejemplo para el resto de la población, eso nunca va a pasar. Es importante que todos recordemos que primero somos estadounidenses, y que ser demócrata o republicano”, señalaron.

Muy apropiado. Ojalá otros siguieran este ejemplo. Pero no.

Este es uno de los anuncios de la campaña de Trump a la presidencia publicado esta semana. Acá vemos a los republicanos burlándose del candidato Joe Biden, o “Sleepy Joe”, como le apoda Trump al exvicepresidente por sus respuestas lentas, en una parodia a la película Weekend at Bernie’s.

Pero los anuncios controvertidos no acabaron ahí. A mitad de semana Trump salió con esta otra perla. (Les advertimos que la canción es pegajosa, tengan prudencia).

Lo advertimos. Pero más abajo les dejaremos algo para que saquen ese sonido de sus cabezas.

Biden, por otro lado, ha apelado al uso de celebridades en sus comerciales y a enviarlos en un horario central para captar más audiencia. Este, por ejemplo, fue un anuncio leído por el actor Brad Pitt y transmitido durante uno de los juegos de la Serie Mundial.

Esto no hay que dejarlo pasar desapercibido. Biden de momento cuenta con una gran cantidad de efectivo para pasar anuncios en horarios “prime time”. Trump, por otro lado, está “corto”, y eso podría afectar en las últimas semanas de campaña. Estamos hablando de una diferencia de más de US $100 millones en la billetera de un equipo y otro. Y mientras las donaciones para la campaña de Biden suben, las de Trump se han visto estancadas.

Miércoles

La representante a la Cámara por Nueva York Alexandría Ocasio Cortez (AOC) se echó una partida del juego en línea Among Us y el resultado superó todas las expectativas. Más de 400.000 espectadores se reunieron para verla jugar.

Si usted ya superó la barrera de los 25 años, como nosotros, permítanos explicarle:

Among Us es uno de los juegos más populares que han salido en esta temporada de pandemia. Hasta 10 personas se pueden unir a una partida. Los 400.000 que reunió AOC estaban conectados solo para verla jugar. Increíble.

El juego se desarrolla en una nave. Los integrantes de la partida deben resolver una serie de tareas para reparar la nave, pero dos de ellos tienen una misión particular: sabotear los arreglos y matar al resto de los jugadores sin que los pesquen. Porque una vez se reporta una muerte, todos los jugadores comienzan a acusarse entre sí sobre quién es el asesino, o como lo llaman ahí: el impostor.

Los jugadores comienzan a tratar de convencer a sus pares que ellos no han sido y votan finalmente a quién le creen y a quien no. Y después de esa votación hay un expulsado, que a veces puede tratarse de un inocente. De eso va el juego, más o menos.

Con esto, AOC aprovechó para alentar a los jóvenes de la Generación Z a ejercer su derecho al voto. Una buena estrategia de comunicación y un divertido momento de esta semana.

Lo que no fue nada alegre fue la noticia que dio la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) y otros bufetes de abogados pro-bono que han tenido la tarea de reunir a los miembros de las familias separadas por la política de migración de Donald Trump en los últimos tres años. Esta semana, la ACLU dijo que no se han podido encontrar a los padres de 545 niños separados por este programa del gobierno. ¿Por qué? En este El Espectador le explica lo repasamos, pero lo vamos a resumir un poco.

En abril de 2018, el presidente Trump anunció la implementación de una política conocida como el programa de “tolerancia cero” para enfrentar la migración de indocumentados. La idea de esta política era que el Departamento de Justicia abriera procesamientos judiciales penales contra todos los adultos que cruzaban ilegalmente la frontera estadounidense. Así, miles de migrantes fueron a parar a cárceles federales. Como los menores no podían ir a las cárceles federales como los adultos, estos fueron separados brutalmente de sus padres.

Nunca hubo un plan para hacerlo. La política no incluyó medidas que pensaran en el reencuentro de las familias, lo que condujo a una grave crisis de migración infantil, condenada por organismos nacionales e internacionales.

La ACLU dice que a pesar de los esfuerzos realizados no se han podido comunicar con 545 padres de los niños afectados. Y es posible que estos nunca vuelvan a ver a sus padres. ¿Por qué? El gobierno estadounidense no vinculó los datos de los menores con los datos de sus acompañantes en las bases de datos, dificultando la tarea de búsqueda. ¿Quieren saber algo dramático? Algunos de los niños tenían entre 4 meses y 5 años.

Jueves

El expresidente Barack Obama se sumó a los eventos de la campaña de Joe Biden esta semana en Pensilvania (estado muy clave). Allí se reunió con líderes locales para que motiven a sus comunidades a votar.

Aquí Obama está mencionando otra de las noticias de la semana: que Trump tiene una cuenta en China.

Recordemos que no es nada común ver a un exmandatario (en Estados Unidos) involucrarse así en la política local una vez deja el cargo. Pero el gobierno de Trump llevó a Obama al extremo y lo obligó a romper con esa tradición. Nos quedó esta postal:

Ahora sí: vamos con el debate.

No nos vamos a extender en este punto porque, honestamente, no hubo algo que destacó. Por supuesto, les debe interesar conocer quién ganó. Los expertos que estábamos escuchando apuntaron a que Trump había ganado. Los medios que leímos al día siguiente de tendencia liberal le dieron la victoria a Biden.

Claro, Trump estuvo mucho más seguro que en el primer debate -si es que a ese le podemos llamar debate-. Pero darle la victoria a un personaje que inundó la conversación con mentiras y ataques personales sería irresponsable. Así que: ¿bajo qué estándar estamos concediendo la victoria?

Si fuera por el número de mentiras dichas o el más matón, desde luego que ganaba Trump. Pero, ¿es eso lo que necesitamos?

Acá hablamos de algunas de sus mentiras en este debate: Las siete mentiras del debate entre Joe Biden y Donald Trump

Biden habló un poco más de sus planes. Pero muy poco de todas maneras.

Es que Trump dijo que era el presidente que más había hecho por la comunidad afro desde Abraham Lincoln. Por favor. También dijo que era “la persona menos racista en la sala”. Ahí está diciendo que de todas maneras es algo racista, ¿no?

La ganadora fue la moderadora, Kristen Welker, quien logró que las cosas no se salieran de control como en el primer enfrentamiento. Y punto.

Viernes

AOC mencionó que hay muchas cadenas de información falsa que viajan por WhatsApp en estados como Florida. Y esto es algo que no mencionamos entre semana, pero el FBI advirtió que tanto Irán como Rusia tuvieron acceso a las bases de datos de los votantes estadounidenses y ahora los están inundando con correos de desinformación o amenazas. Sí, amenazas. Del tipo: “vota por Trump o perseguiré a tu familia”. Tenaz.

El gobierno de Trump emitió sanciones contra Irán de inmediato por esto. Contra Rusia guardó silencio.

Sábado

Al vicepresidente Mike Pence, encargado de la estrategia para enfrentar el coronavirus, dio positivo en una prueba de Covid-19 el sábado. Él y cinco personas de su entorno. Su oficina se convirtió en un nuevo foco de la pandemia. Recordemos cómo le ha ido a la Casa Blanca en el registro de contagios: el virus ronda por ahí.

Por otro lado, Marc Short, asesor de Pence, admitió que “no van a controlar la pandemia”. Eso como que lo veíamos venir. La administración Trump ha sido completamente irresponsable en el manejo de la crisis.

Pero no señoras y señores. El vicepresidente no guardará reposo o se irá a cuarentena. Continuará en eventos de campaña. El domingo viajó a Wilmington, por ejemplo.

Domingo

Solo nos resta por recomendarles que estén pendientes esta semana del proceso de confirmación de Amy Coney Barret, que se desarrollará el lunes. Eso tendrá muchas incidencias en el futuro de la política en el país, así que estaremos analizándolo.

La pausa

Los periodistas también somos humanos. Bueno, la mayoría. Necesitamos, como todos, espacios para recargarnos y olvidarnos por un momento del frenesí de cada día. Queremos compartir ahora con ustedes lo que estamos haciendo. Y seguimos con temas electorales.

¿Qué estamos viendo?

Slay the Dragon, otro documental sobre los peligros del gerrymandering para la democracia en Estados Unidos. Porque sí, los rusos y los iraníes pueden estar haciendo de las suyas para intervenir en el proceso electoral, pero este de por sí ya presenta grandes problemas y malas prácticas por su cuenta.

¿Qué estamos leyendo?

American Crisis: Leadership Lessons from the COVID-19 Pandemis, del gobernador de Nueva York, Andre Cuomo.

Quizás sea muy pronto para sacar un libro sobre liderazgo durante la pandemia. Pero recordemos que Cuomo ha sido de las figuras más notables durante esta emergencia sanitaria, y se perfila como un contendiente serio para la carrera presidencial de 2024.

El gobernador tuvo un enfrentamiento en Twitter con Trump, quien acusó a Cuomo de un “liderazgo pobre”.

Cuomo le respondió a Trump que no hablara cuando ni siquiera había leído su libro. Es más, dijo que al presidente “ni siquiera le gustaba leer”.

¿Qué estamos escuchando?

Prometimos dejarles algo para olvidar esa canción de latinos por Trump. Así que acá va:

Esta es una lista que recoge la música de la campaña de Kamala Harris, la fórmula vicepresidencial de Joe Biden. La curamos luego de ver el baile de Harris a comienzos de esta semana.

Si quieren una lista con lo que sonó en la campaña de Biden y Trump, háganlo saber.

Eso es todo por ahora. Esperamos que tengan una buena semana. Por cierto, si tienen sugerencias de una sección que debamos incluir, de un tema que les gustaría ver en el resumen, o mejor aún, de algo que nos recomienden leer, ver o escuchar, déjenos saber todo eso en un correo a lo largo de la semana. Hasta la próxima.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.