Publicidad

Argentinos o británicos: ¿qué país prefieren los nativos de las islas Malvinas?

Se cumplen cuarenta años desde que empezó la Guerra de las Malvinas, el 2 de abril de 1982. En el marco de ello, las relaciones entre Argentina y Reino Unido parecen no dejar de ser tensas y las nuevas generaciones de los isleños crecen en medio de esa división.

01 de abril de 2022 - 12:19 p. m.
 Vista de los soldados argentinos en Puerto Stanley, en las islas Malvinas.
Vista de los soldados argentinos en Puerto Stanley, en las islas Malvinas.
Foto: EFE/Penguin News/Graham Bound - Graham Bound

Si en Argentina la guerra de las Malvinas se vive aún como una herida abierta, del lado británico es presentado como una liberación que, 40 años después, ha permitido ofrecer prosperidad a este archipiélago del Atlántico sur.

El 2 de abril 1982, Tom Herring tenía 31 años y era sargento del tercer batallón del regimiento de paracaidistas británicos. Estaba de permiso antes de la Semana Santa, pero las tropas argentinas desembocaron en el archipiélago y fue llamado para volver al cuartel. “Cuatro días después estábamos embarcando en Southampton”, recuerda.

“Nuestro trabajo, en caso de emergencia, es proteger a nuestros ciudadanos”, subraya al margen de la inauguración de una exposición con motivo del 40 aniversario del conflicto en el Museo del Ejército de Londres. “Era un territorio de soberanía británica, habían sido invadidos en su casa”, agrega, subrayando que no había “ninguna maldad hacia los argentinos”.

En el Reino Unido, el aniversario del inicio del conflicto no se celebra, ni se habla de él. Pero si de algo sirvió fue para poner el archipiélago en el mapa mental de unos británicos que poco sabían de las Malvinas. En aquel momento, muchas personas en el Reino Unido pensaban que las islas, ubicadas a 400 km de las costas argentinas y a 12.700 km de Londres, estaban en Escocia, recuerda Herring.

Te recomendamos: Altos mandos rusos y ucranianos crearon un plan para evacuar Mariúpol: Cruz Roja

“Relaciones amistosas”

En aquella época, la primera ministra conservadora Margaret Thatcher, apodada la Dama de Hierro, estaba impulsando unas muy impopulares reformas económicas liberales. El desempleo estaba por las nubes y su permanencia en el poder estaba amenazada. Sin embargo, su despliegue de casi 30.000 soldados --y su rápida victoria-- hizo que aquel remoto archipiélago de 770 islas cobrara relevancia pública en el país.

Durante un viaje a las Malvinas en 2012, Herring, que preside una asociación de veteranos, estableció relación con un oficial argentino con el que sigue en contacto. “Él sigue pensando que las islas son parte de su país, nosotros pensamos que son británicas”, dice, y cuenta que en lugar de enfrentarse por este asunto, comparten el “espíritu militar”.

“Hay relaciones amistosas”, prosigue el ahora septuagenario. “Son los gobiernos los que están en conflicto”. “La relación con Argentina es atroz”, coincide Leona Roberts, miembro de la asamblea legislativa del archipiélago que viajó a Londres para el aniversario. “Se niegan a reconocer que los isleños de las Malvinas existen”, agrega esta isleña de sexta generación, señalando la prosperidad de la que goza ahora el archipiélago.

Bajo control británico desde 1833, las Malvinas, que hoy tienen una población de 3.200 habitantes, siguen siendo reclamadas por Argentina, tras la guerra relámpago que enfrentó al país con el Reino Unido durante 74 días, dejando unos 900 muertos: 649 soldados argentinos, 255 británicos y tres isleños.

Te sugerimos: La dependencia del gas, el talón de Aquiles de la Unión Europea

El 14 de junio, día de la rendición de las fuerzas argentinas, se celebra como el día de la liberación en el archipiélago, donde es festivo. Pero con una edad media de 38 años, muchos de sus habitantes ni siquiera habían nacido cuando comenzó el conflicto. “Los isleños nacidos después del conflicto estamos todos agradecidos a los veteranos”, afirma Tamsin McLeod, oriunda de las Malvinas, que ahora estudia en la universidad en Gran Bretaña. “No me canso de decirlo”, añade.

Las autoridades autónomas del archipiélago insisten en destacar lo mucho que se han transformado las islas desde la guerra. Destacan su autosuficiencia financiera, ya que sólo dependen del Reino Unido para su defensa, puesto que ahora son un centro de investigación científica debido a su biodiversidad.

“Construimos el país de la nada. El conflicto nos permitió avanzar”, subraya Roberts. En 2013, los habitantes de la Malvinas votaron casi en su totalidad a favor de la soberanía británica en un referéndum.

👀🌎📄 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias en el mundo? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Temas recomendados:

 

JOSE(94138)1 Abr 2022 - 6:09 p. m.
tan solo un 1.000.00.000.000 % decidireon ser del Reino Unido hace muuuuuuuuuuuuuucho tiempo ....!!!!
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar