Publicidad
24 Nov 2022 - 9:41 p. m.

Canadá: paramédica atendió a joven en fatal accidente; luego supo que era su hija

El caso ha conmovido al cuerpo de paramédicos, quienes aseguran que una “pesadilla como esta podría pasarnos a cualquiera de nosotros”.
La paramédica Jayme Erickson en rueda de prensa juntos a sus compañeros.
La paramédica Jayme Erickson en rueda de prensa juntos a sus compañeros.
Foto: Captura de video

Jayme Erickson, una paramédica canadiense, atendió la semana pasada un fatal accidente de tránsito en una autopista de la provincia de Alberta. La mujer trató durante unos 20 minutos de sacar a la persona atrapada, sin saber que era su hija, a quien no reconoció en ese momento por la gravedad de las heridas.

La joven iba como pasajera en un carro que chocó contra un camión sobre una autopista llena de nieve. Mientras el conductor del carro fue rescatado y sobrevivió, según informes de la prensa local, la joven, de 17 años, quedó atrapada. Erickson se mantuvo junto a ella hasta que pudo ser transportada vía aérea a un hospital de Calgary.

Cuando terminó el turno, la paramédica se fue a su casa, donde fue contactada por la policía, que le informó que su hija, Montana, había sufrido un grave accidente. La mujer fue al hospital para darse cuenta de que se trataba de la misma joven que más temprano había auxiliado.

Le puede interesar: Señalado por tiroteo en bar LGBT en EE. UU. se identificó como persona no binaria

Montana murió el 18 de noviembre, cuando se determinó que sus heridas eran incompatibles con la vida, por lo que se le retiró el soporte vital.

El caso se conoció cuando, visiblemente conmovida junto a sus compañeros, Erickson habló sobre lo sucedido con los medios de comunicación. Allí dio a conocer que los órganos de su hija, a quien describió como una persona hermosa y luchadora, pudieron ser donados.

“Ella te amaría ferozmente si fueras su amigo. Ella te amaría hasta el fin del mundo y volvería y haría cualquier cosa por ti. Ella era una luchadora. Y luchó”, dijo la madre, citada por The Guardian.

Su historia, además, no solo ha conmovido al país sino al cuerpo de paramédicos, dando, quizá, una nueva perspectiva sobre su labor.

“La traumática historia de Jayme está afectando a los socorristas de todo el país”, dijo la paramédica Deana Davison, citada por el Washington Post. “Saca a la luz una vez más que esta horrible pesadilla podría pasarnos a cualquiera de nosotros”.

👀🌎📄 ¿Ya se enteró de las últimas noticias en el mundo? Le invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.