1 Aug 2018 - 10:04 p. m.

El escándalo de los cuadernos: ¿Comenzó el lava-jato argentino?

Unos cuadernos en los que un chofer habría anotado con lujo de detalles los montos de dinero, hoteles, oficinas y nombres de quienes recibían las bolsas cargadas de dólares, destaparon el escándalo de corrupción más grande de los últimos tiempos en Argentina.

-Redacción Internacional

Los carros de una docena de empresarios y exfuncionarios de los Gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández (2003-2015) detenidos por un escándalo de corrupción.  / AFP
Los carros de una docena de empresarios y exfuncionarios de los Gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández (2003-2015) detenidos por un escándalo de corrupción. / AFP

Una investigación del diario La Nación de Argentina destapó una compleja trama de supuestos pagos de sobornos durante el kirchnerismo, que podría convertirse en el Lava-Jato argentino. El Lava-Jato es el escándalo de corrupción más grande de Brasil que llevó a la cárcel a una decena de políticos, entre ellos al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. En Argentina apenas comienza. 

Después de meses de investigación, la justicia de ese país detuvo a doce exfuncionarios kirchneristas y a empresarios en el marco de una causa que podría convertirse en un escandaloso caso de corrupción, que benefició a distintas sociedades con millonarios contratos. 

Varios de los funcionarios más cercanos de Néstor Kirchner y del exministro de Planificación Julio de Vido durante los años de gestión kirchnerista quedaron a disposición de la Justicia acusados de ser parte de una asociación ilícita que se dedicó, al menos durante 10 años, a recorrer Buenos Aires en busca de bolsos llenos de dinero que entregaban los contratistas de la obra pública.

Los ocho cuadernos

Decisivas para destapar el escándalo fueron las anotaciones que durante más de una década tomó supuestamente el chófer de uno de los colaboradores más cercanos al entonces ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, encargado de las áreas de obras públicas, energía y vivienda y uno de los imputados.

En ocho cuadernos, Óscar Centeno, que está entre los arrestados, fue apuntando con todo detalle cómo con su automóvil acudía a los puntos donde se recolectaba el dinero, como hoteles, oficinas o domicilios, y cómo luego, solo o acompañado, llevaba esos montos a un apartamento para después derivarlo a sus destinatarios.

Ver más: Cristina Kirchner citado a declarar por escándalo de corrupción

No obstante, entre la multitud de anotaciones de las libretas de Centeno están viajes con dinero hasta la residencia presidencial o al apartamento particular de la familia Kirchner en Buenos Aires.

El hombre de los registros

El juez Claudio Bonadío ordenó la detención de Centeno, exchofer de Roberto Baratta, exmano derecha de Julio de Vido y autor de las notas. Con sus minuciosas y detalladas anotaciones se gestó un expediente con precisiones hasta ahora desconocidas.

La investigación de La Nación, revela que "según cálculos de la Fiscalía, solo por el Toyota Corolla que manejó el detenido Centeno pasaron 160 millones de dólares, aunque los investigadores coinciden en que podrían haber sido alrededor de un 50% más si se toman en cuenta anotaciones hechas sin montos concretos".

Ver más: El regreso de Cristina Kirchner al Senado

Los cuadernos contienen miles de detalles que pudieron ser validados por los investigadores judiciales. El dinero viajaba en efectivo hasta dos destinos mientras Néstor Kirchner vivía: la Quinta de Olivos y el departamento de la familia donde reside actualmente la senadora Kirchner cuando está en la Ciudad de Buenos Aires.

"Luego de la muerte de Néstor Kirchner, Centeno interrumpió sus anotaciones. Las retomó recién en 2013, con un punteo de recorridos. Entonces, la operación cambió: se empezaron a usar autos de la Jefatura de Gabinete. Todos los dominios de los automóviles que servían de carteros del dinero están o estaban entonces a nombre de la Jefatura de Gabinete o tenían como titulares a automotrices que los entregaban para ser utilizados por Presidencia. La recaudación se habría entregado en la mismísima Casa Rosada", explica el diario argentina.

Peces gordos

"Nunca vi nada parecido. Una cosa así tan completa, esta bitácora nunca lo vi y tengo casi 40 años en tribunales", expresó el fiscal del caso, Carlos Stornelli, quien declinó explayarse en los detalles al regir el secreto de sumario.

Además de los exfuncionarios y empresarios detenidos, entre ellos de las empresas Iecsa -que fue propiedad de Ángelo Calcaterra, primo del actual presidente, Mauricio Macri- y Electroingeniería, se busca a otros imputados como Juan Carlos Goycoecha, que era titular de la filial local de la española Isolux Corsá.

Asimismo, además de Fernández -que como actual senadora tiene fueros y no podría ser detenida- el juez Claudio Bonadio llamó a declarar a de Vido -ya en prisión preventiva por presunta corrupción desde 2017-, al exsecretario general de la Presidencia Oscar Parrilli y al exjuez federal Norberto Oyarbide.

Ver más: Más presos del gobierno Kirchner en Argentina

La exjefa de Estado, viuda tras la muerte de Néstor Kirchner en 2010, cuanta con cinco procesamientos judiciales, la mayoría por operaciones con adjudicatarios de obra pública.

"Pensé que después del fallecimiento no se haría más el Valijero. Pero sí, disminuyó la propia frecuencia (...) No quise anotar más por temor a que me descubran y quede sin trabajo. Pero decidí hacerlo porque en una reunión que tuvo el ministro De Vido, Baratta y la Sr. Presidenta Cristina F. Kirchner los instruyó para que sigan recaudando de las empresas para las próximas campañas electorales", remarcó el chofer. 

Síguenos en Google Noticias