30 Mar 2021 - 7:07 p. m.

Juego sucio: las cuentas falsas que defendían a Amazon en Twitter

La campaña antisindical de Amazon continúa en las redes sociales. Algunas cuentas falsas fueron usadas para defender las prácticas de la compañía.
El almacén de Amazon en Bessemer en Alabama está buscando convertirse en el primero de la compañía en formar un sindicato.
El almacén de Amazon en Bessemer en Alabama está buscando convertirse en el primero de la compañía en formar un sindicato.

Twitter ha comenzado a suspender las cuentas falsas que aparentaban ser de empleados de Amazon y que difundían mensajes contra la formación de sindicatos en la compañía.

“Amazon me cuida mucho”, señalaba @AmazonFCDarla, una de las cuentas denunciadas. En la imagen de abajo podrán encontrar otro ejemplo.

Este martes comenzó el escrutinio de los votos de los trabajadores de Amazon en Bessemer, Alabama, quienes durante cerca de dos meses votaron a favor y en contra de la organización de un sindicato. De salir adelante la propuesta, el de Bessemer se convertiría en el primer almacén sindicalizado de Amazon en Estados Unidos.

Debido a que Amazon es el segundo empleador privado más grande del país, no es una decisión que se deba pasar por alto. El proceso de votación en el almacén de Bessemer está siendo seguido con mucho interés en todo el país por las repercusiones nacionales que podría tener la creación del sindicato.

Le recomendamos: Los empleados de Amazon en Alabama quieren un sindicato 

Amazon inició una campaña contra los planes del almacén de Bessemer y realizó sesiones informativas para persuadir a sus empleados de formar un sindicato. Inundó sus celulares con mensajes sobre por qué no deberían continuar con este plan e incluso creó una página web para señalar que era mejor que ahorraran el dinero para comprar libros.

La compañía ha señalado que no tiene nada que ver con las cuentas denunciadas, pero la revelación de que estas eran falsas le ha agregado más controversia a la campaña antisindical de Amazon. Desde estas cuentas se menospreciaron las denuncias sobre condiciones laborales inhumanas que eran de conocimiento de Amazon, como que los empleados debían orinar en botellas o defecar en bolsas para cumplir con todas las responsabilidades de su jornada.

“Si eso fuera cierto, nadie trabajaría para nosotros. La verdad es que tenemos más de un millón de empleados increíbles en todo el mundo que están orgullosos de lo que hacen y tienen excelentes salarios y atención médica desde el primer día”, señalaba otra de las cuentas denunciadas.

Le puede interesar: Amazon sabía que sus conductores debían orinar en botellas 

Comparte: