17 Jun 2020 - 9:48 p. m.

Los gobiernos de EE. UU. y China se reúnen en Hawai para aflojar tensiones

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, mantiene este miércoles en Hawai una reunión a puerta cerrada con un alto funcionario de Pekín con la intención de aliviar las crecientes tensiones bilaterales.
La pandemia, uno de los puntos centrales de la reunión, desató nuevos choques diplomáticos entre Estados Unidos y China.
La pandemia, uno de los puntos centrales de la reunión, desató nuevos choques diplomáticos entre Estados Unidos y China.
Foto: Agencia AFP

En medio de la creciente tensión entre Estados Unidos y China, desatada por los ataques diplomáticos a raíz del nuevo coronavirus, Mike Pompeo, secretario de Estado de EE. UU. se reunió a puerta cerrada con altos funcionarios del gobierno Chino en Hawai. Se trata del primer encuentro entre las dos potencias desde el inicio de la pandemia.

Durante la cita en Honolulu Pompeo se reunió con Yang Jiechi, un veterano funcionario del Partido Comunista que, según los informes, solicitó la realización de la cita en medio del duro conflicto entre Washington y Pekín. Las dos naciones han mantenido las conversaciones en secreto, sin anuncios formales, y la presencia de medios de comunicación no ha sido permitida.

Susan Thornton, una diplomática de carrera que se desempeñó anteriormente como la principal funcionaria del Departamento de Estado en Asia Oriental en la administración Trump, aseguró que los líderes estadounidenses y chinos pueden “salvar vidas conjuntamente y salvar las economías” de ambos países.

“Espero que esta reunión reduzca las tensiones, y sospecho que es por eso que los chinos la propusieron, pero soy escéptica en cuanto a que vaya a dar resultado”, dijo la mujer, que ahora es docente en la Facultad de Derecho de la Universidad de Yale.

"Me parece que hablar de la rivalidad entre Estados Unidos y China en este contexto (de la pandemia de covid-19) está fuera de contacto con la realidad que enfrentan las personas", señaló.

¿La peor persona para disminuir tensiones?

Pompeo, un aliado incondicional de Trump al que se le atribuyen aspiraciones presidenciales propias, ha estado a la cabeza de las denuncias contra China, a la que acusa de ser "verdaderamente hostil" con Estados Unidos y de "imponerse implacablemente el comunismo".

El excongresista conservador ha tomado la delantera en la promoción de una teoría, desmentida por los principales científicos, de que el nuevo coronavirus salió de un laboratorio chino.

Michael Swaine, un académico estadounidense especializado en China, dijo que Pompeo es la peor persona para disminuir las tensiones. “Ha demostrado que no entiende nada de China, y le gusta desatar la polémica”, escribió en Twitter Swaine, investigador principal del Carnegie Endowment for International Peace. “Hacer declaraciones ideológicas como si constituyeran diplomacia o algún tipo de estrategia es simplemente vergonzoso para Estados Unidos”, sostuvo.

Pero era difícil para Pompeo rechazar una solicitud de Yang, que está dejando de lado el protocolo con la voluntad de reunirse en territorio estadounidense fuera de Washington.

Las tensiones entre las dos potencias económicas más grandes del mundo ya estaban en un punto alto antes de la pandemia, desde que Trump impuso aranceles sobre miles de millones de dólares de productos chinos.

Las dos naciones han estado en desacuerdo sobre Hong Kong, y Pompeo ha declarado que la excolonia británica ya no es autónoma a ojos de Estados Unidos puesto que Pekín está impulsando una dura ley de seguridad que podría criminalizar a la disidencia.

Poco antes de que comenzara el encuentro, Pompeo y sus homólogos del G7 publicaron un comunicado conjunto sobre Hong Kong. Los ministros de Exteriores de ese grupo -formado por Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y Japón- mostraron su preocupación por la intención de China de aplicar una ley de seguridad en Hong Kong. “Instamos fuertemente al gobierno de China a reconsiderar su decisión”, dice el comunicado del G7.

Sanciones por la detención de minorías

Trump promulgó, además, este miércoles una ley para sancionar a funcionarios chinos por la detención de más de un millón de uigures y otros musulmanes turcos en el país asiático. “Esta ley apunta a los autores de las violaciones de los derechos humanos y abusos como el recurso sistemático a campos de adoctrinamiento, a trabajos forzosos y a una vigilancia intrusiva para erradicar la identidad étnica y las creencias religiosas de los uigures y otras minorías en China”, declaró el presidente en un comunicado.

Activistas pro derechos humanos dicen que China está sometiendo por la fuerza a las minorías en el marco de una campaña de lavado de cerebro con pocos precedentes modernos. Pekín respondió que los miembros de las minorías son llevados a centros de educación vocacional que ofrecen una alternativa al extremismo islámico.

Si Pekín y Washington lograran avances en Hawai ello se vería reflejado de inmediato en el plano diplomático. Pompeo hablará el viernes en un foro danés, en el que según el Departamento de Estado se referirá a las “amenazas a la democracia en todo el mundo”.

Recibe alertas desde Google News