22 Sep 2008 - 12:23 p. m.

Perú pide colaboración a Europa ante el daño ambiental del cultivo de droga

El presidente de la Comisión Nacional para Desarrollo y Vida sin drogas (Devida) de Perú, Rómulo Pizarro, pidió la colaboración de Europa ante el daño medioambiental que sufre su país derivado del consumo de drogas en el mundo desarrollado.

Agencia EFE

Pizarro, que se encuentra en Lisboa junto al vicepresidente de Colombia, Francisco Santos, para llamar la atención sobre los problemas de las drogas, explicó que por cada nueva hectárea que se siembra para la producción de cocaína se destruyen tres de selva virgen necesarias para proporcionar oxígeno a la humanidad.

El presidente de Devida explicó que viajó a Lisboa junto a la delegación de Colombia, para dar a conocer de primera mano las consecuencias para la conservación de la Amazonía del consumo masivo de cocaína en Europa, que ha crecido, aseguró, de manera espectacular el pasado año.

Pizarro pidió “responsabilidad compartida” a los principales países consumidores de droga y señaló que ésta puede conseguirse por medio de una “alianza estratégica”.
 
El vicepresidente Santos y el responsable de Devida inauguran una exposición fotográfica en una plaza de Lisboa titulada “Responsabilidad compartida en la lucha contra las drogas, la catástrofe silenciosa”.
 
“Nuestra preocupación es que se sienta la responsabilidad en los países donde se consume la cocaína”, señaló Pizarro, que propuso establecer esa “alianza estratégica sobre la base de que el problema afecta a las dos partes”.
 
Citando al Observatorio Europeo para las Drogas, agregó que los cerca de un millón de nuevos consumidores de droga del viejo continente se tradujeron en más hectáreas de cultivos en su país destinadas a ese consumo ilícito.

“Perú tiene ya más de 2 millones de hectáreas de terreno desforestado de selva por el efecto del cultivo ilegal de la coca, de las más de 7 millones de hectáreas perdidas por la tala ilegal” , resaltó al exponer el drama de la pérdida de selva virgen en su país.

Pizarro destacó que en Perú el problema de los cultivos destinados a la droga ha afectado especialmente a zonas de selva y desde 2007 está en marcha una estrategia nacional de lucha contra la droga orientada a ayudar a los campesinos y evitar que sean utilizados “muchas veces sin su conocimiento” para sembrar coca.

El presidente de Devida explicó que existen opciones y alternativas para que sea posible el desarrollo sostenible entre los campesinos de su país, segundo productor mundial de cocaína cuyo mercado de consumo está en un 70 por ciento en Europa.

“Pedimos esfuerzos y una alianza porque el narcotráfico no tiene fronteras”, subrayó Pizarro, en cuya opinión vencer la lacra de la droga exige también la colaboración de autoridades estatales y locales.

Además de inaugurar la muestra fotográfica sobre el efecto para el Medio Ambiente de la deforestación a la que lleva la demanda de cocaína, Pizarro y Santos se entrevistan hoy y mañana martes con autoridades gubernamentales portuguesas y varias instituciones de ámbito internacional.

Temas relacionados

NarcotráficoEuropaPerú
Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X