Publicidad
26 Sep 2020 - 2:00 a. m.

Venezuela: la policía más letal de Nicolás Maduro

La Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos sobre Venezuela de Naciones Unidas reveló que desde 2014, cuando estallaron las manifestaciones en contra del gobierno de Nicolás Maduro, hubo 5.094 muertes perpetradas por fuerzas de seguridad.
Organizaciones de derechos humanos han denunciado que la FAES está adscrito a la Policía Nacional Bolivariana, pero con completa autonomía (e impunidad) - AP Photo/Rodrigo Abd
Organizaciones de derechos humanos han denunciado que la FAES está adscrito a la Policía Nacional Bolivariana, pero con completa autonomía (e impunidad) - AP Photo/Rodrigo Abd
Foto: Rodrigo Abd

¿Por qué los operativos de seguridad en Venezuela están dejando tantas víctimas?, una cuestión que tiene muy preocupada a Michelle Bachelet, alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos: “Mi oficina registró 711 muertes de junio a agosto, llegando a más de 2 mil muertes desde enero de 2020”.

También le puede interesar: Las claves del informe de la ONU que denuncia crímenes de guerra en Venezuela

De acuerdo con el reporte de Bachelet, “es preocupante el alto número de jóvenes muertos como resultados de estos operativos, en los que la edad media de los fallecidos era de 26 años”.

Hace apenas unos días, la Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos sobre Venezuela de Naciones Unidas reveló que desde 2014, cuando estallaron las manifestaciones en contra del gobierno de Nicolás Maduro, hubo 5.094 muertes perpetradas por fuerzas de seguridad. Establecieron que agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional eran responsables del 59 % de todas las muertes atribuibles a las fuerzas de seguridad.

¿Qué tiene esto que ver? Pues desde que Nicolás Maduro creó las llamadas FAES, en julio de 2017, este tipo de operaciones se hicieron con más frecuencia y el saldo de fallecidos ha ido en aumento.

Organizaciones de derechos humanos han denunciado que la FAES está adscrito a la Policía Nacional Bolivariana, pero con completa autonomía (e impunidad).

También le puede interesar: Maduro dice que Trump aprobó “operaciones terroristas” de la CIA contra Venezuela

De acuerdo con un informe realizado por la organización civil Surgentes el año pasado, la FAES es el cuerpo policial que más violencia y ejecuciones extrajudiciales ha provocado, según sus investigaciones. Denunciaba Surgentes que “este grupo de la policía suele operar de madrugada, entra en los barrios, en las casas de la gente, completamente armados y encapuchados, buscando a supuestos delincuentes”. En el informe presentado en julio por la alta comisionada de la ONU se reveló que el 33 % de los homicidios que ocurrieron en el país en 2019 fueron consecuencia de la intervención de la policía, particularmente de este grupo.

Cuando presentó a este “grupo de seguridad”, Maduro aseguró que su misión era “combatir la inseguridad y actuar contra el crimen y el terrorismo”. Comenzó con 641 efectivos, según informó el viceministro de Seguridad Ciudadana, Alexis Escalona Marrero, pero hoy son más de 1.500. “Día a día salen a la calle con el fin de defender al pueblo, siempre apegado al respeto y a la garantía de los derechos humanos”, dijo entonces Escalona Marrero.

La misión parece haber cambiado, según las denuncias de la ONU y de organizaciones civiles en Venezuela. El Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), una ONG dedicada a la defensa de los derechos humanos, la FAES es un “escuadrón de la muerte que siembra terror en las zonas populares con una acción sistemática de ejecuciones, allanamientos arbitrarios, robo en las viviendas y maltrato a detenidos”.

También le puede interesar: ¿Por qué la ONU dice que Nicolás Maduro cometió crímenes de lesa humanidad en Venezuela?

Este temido cuerpo policial ya había sido denunciado antes por Human Rights Watch, que en un informe señaló que miembros de esta unidad “han cometido ejecuciones extrajudiciales y detenciones arbitrarias en comunidades de bajos recursos que dejaron de apoyar al gobierno de Nicolás Maduro”.

Según HRW, “sus prácticas abusivas en comunidades de bajos ingresos coinciden con un patrón de denuncias generalizadas de abusos cometidos por miembros de las fuerzas de seguridad”, documentó la organización.

Recibe alertas desde Google News