Publicidad
5 May 2022 - 10:46 p. m.

Vaticano: el problema por el supuesto pago de rescate de la monja Gloria Narváez

El papa Francisco habría aprobado 1 millón de euros para rescatar a la monja colombiana secuestrada por militantes de al-Qaeda en Malí. Era un secreto guardado por el Vaticano que nunca debió salir a la luz. ¿Por qué?
 Luego de un secuestro de cuatro años y ocho meses, Gloria Cecilia Narváez fue liberada el 9 de octubre de 2021.
Luego de un secuestro de cuatro años y ocho meses, Gloria Cecilia Narváez fue liberada el 9 de octubre de 2021.
Foto: Agencia AFP

El cardenal Angel Becciu, una de las 10 personas acusadas por fraude financiero en el Vaticano, confesó que el papa Francisco autorizó pagar hasta 1 millón de euros para la liberación de la monja colombiana Gloria Cecilia Narváez, secuestrada por militantes de al-Qaeda en Malí.

“(El papa autorizó) alrededor de 1 millón de euros, parte para pagar la creación de una red de contactos y parte para la liberación efectiva de la monja”, dijo Becciu.

El dinero, según el cardenal, se habría usado para contratar a la firma de inteligencia británica The Inkerman Group, la cual aseguraría la liberación de la monja. Becciu declaró que el contacto con la firma lo hizo a través de Cecilia Marogna, también conocida como la “dama del cardenal”, una mujer que asegura ser una experta en seguridad y relaciones internacionales. Hoy ella y Becciu están envueltos en un escándalo de malversación de fondos del Vaticano, por el cual están siendo juzgados.

El cardenal dijo haberle manifestado al papa que no deberían haber autorizado esa cifra por la operación del rescate, pero Francisco decidió continuar. “Cada paso de esta operación fue acordado con el Santo Padre”, testificó Becciu.

Al final, se gastaron fondos reservados de la Secretaría de Estado porque la Oficina Administrativa creía que la operación sería fructífera.

Luego de autorizarlo a proceder con la “Operación Inkerman”, el papa Francisco le prohibió al cardenal Becciu hablar al respecto. Ni siquiera el jefe de la policía del Vaticano podría saber, pues el papa estaba preocupado por las implicaciones de seguridad y reputación que podría conllevar la filtración de la noticia.

Becciu pudo hablar libremente el jueves, gracias que el papa Francisco lo liberó del requisito de confidencialidad para que respondiera en el juicio que se adelanta en su contra por malversación y fraude.

📄 Te puede interesar: ¿Por qué el papa Francisco dice que Putin terminará la guerra el 9 de mayo?

¿Por qué las declaraciones de Becciu son tan graves para el Vaticano?

Las preocupaciones de Francisco no son en vano, pues el pago de un rescate rara vez se confirma. Esto se hace para disuadir futuros secuestros, como explica The Guardian. Si hay un acuerdo económico con los secuestradores, el monto nunca se da a conocer.

Ahora, las declaraciones de Becciu podrían tener graves implicaciones para la Iglesia, ya que los terroristas tienen evidencia de que el papa está dispuesto a pagar un rescate para la liberación de las personas ordenadas en el servicio religioso que son puestas en cautiverio. El problema

Sor Gloria Cecilia había sido raptada en Mali el 7 de febrero de 2017 y Becciu propuso al papa acudir a esta empresa de inteligencia, propuesta por Marogna, para liberarla, y el pontífice aceptó. La monja fue finalmente puesta en libertad el 10 de octubre de 2021.

El juicio contra el cardenal Becciu, Marogna y otras ocho personas busca aclarar algunas irregularidades en la gestión de los fondos de la secretaria de Estado del Vaticano, en especial la que se refiere a la compraventa de un exclusivo edificio en el centro de Londres que acabó generando pérdidas por 227 millones.

Becciu, quien manejó los fondos de la Secretaría de Estado entre 2011 y 2018, negó que para la compraventa del edificio se emplearan el dinero del Óbolo de San Pedro, que recoge las ofrendas de los fieles para obras de caridad, ya que los 45 o 50 millones que recibe cada año ya se destinaban a otras partidas.

El cardenal Becciu, como ya lo hizo antes, negó también toda negligencia en el envío de 125.000 euros a la Cooperativa Spes en Cerdeña, gestionada por su hermano, Tonino, a pesar de que esta presunta malversación le valió el cardenalato y el cargo de prefecto para la Causa de los Santos.

El presidente del Tribunal del Vaticano, Giuseppe Pignatone, fijó las próximas audiencias para los 18, 19 y 20 de mayo y seguirán otras nueve hasta el 8 de julio, lo que demuestra el interés de cerrar lo antes posible este caso.

📄 Te recomendamos: Versiones cruzadas: lo que Rusia dice que puede pasar el 9 de mayo en Ucrania

👀🌎📄 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias en el mundo? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias