1 Apr 2020 - 2:03 a. m.

Después de la cuarentena llega la “nueva normalidad”: ya nada será como antes

TRAS LA CUARENTENA varios países se alistan para permitir que sus ciudadanos retomen algunas rutinas. ¿Volveremos a cine o a un partido?, ¿podremos viajar?, ¿y el empleo? Ideas de la vida tras el aislamiento.

Angélica Lagos Camargo

El coronavirus lo cambió todo: transformó vidas, rutinas y realidades de cada habitante del planeta. Durante varias semanas la mayoría de gobiernos obligaron a sus ciudadanos a confinarse para tratar de contener el avance de la enfermedad, que hasta ahora deja más de tres millones de contagiados y más de 230.000 víctimas mortales en el mundo.

Han pasado apenas cuatro meses desde que se informó de los primeros casos oficiales de coronavirus en China, tres del primer contagiado en Europa y dos del primer caso reportado en América, donde el virus no ha dejado de avanzar, a pesar de las medidas tempranas de confinamiento. Estados Unidos, que negó la crisis durante semanas, hoy vive la peor situación, con un millón de contagiados, seguido por Brasil, gobernado por otro negacionista, que esta semana pasó el umbral de las 5.000 muertes.

Ver más: El mundo no es como lo pintan: Despertar después de pandemia, por Emmanuel Macron

Y mientras en este lado del mundo apenas comienza la lucha por contener la pandemia, la curva de contagios parece haber comenzado a ceder en Asia y Europa, en donde se presentan planes para salir del aislamiento y retomar la vida que quedó paralizada.

China y Corea del Sur relajaron algunas medidas; India permitirá el regreso al trabajo de las clases más vulnerables; Francia comenzará una salida paulatina el 11 de mayo; en Dinamarca, los niños comenzaron a regresar al colegio a mediados de abril; en Israel, el 19 de abril comenzó el retorno gradual de la actividad laboral y comercial; Alemania, Bélgica, Suecia, Finlandia, España y otros países europeos también levantan algunas restricciones.

Sin embargo, todos estos países son conscientes de que sin un tratamiento o una vacuna contra la COVID-19 (los más optimistas dicen que eso será en 2021), las medidas no pueden relajarse por completo y por eso dejaron normas muy restrictivas en lo que se ha llamado “la nueva normalidad”. ¿Cómo será la vida después del confinamiento? ¿Qué haremos con nuestro tiempo libre? ¿Podremos irnos de viaje? ¿Seguirán vigentes el teletrabajo y el estudio en casa? Anthony Fauci, el mayor experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, lo describió así: “No podrá haber un regreso a la normalidad, si eso significa actuar como si el coronavirus no hubiera existido; no va a suceder”. Pensadores, científicos y políticos hacen una proyección de lo que sigue.

Ver más: Estos son los países que comienzan a salir de la cuarentena, ¿cómo lo harán?

Stefano Boeri, arquitecto y urbanista italiano, conocido por haber diseñado los bosques verticales: “Regresar a la normalidad sería muy grave. La normalidad es una de las causas de este desastre. Es el momento de tomar decisiones valientes y pragmáticas, debemos averiguar cómo derribar el muro biológico que el coronavirus impone ahora a las personas e introducir un nuevo modelo de vida (…) Hemos entendido que se puede trabajar a distancia y que pasaremos largos periodos en casa. Hay que gobernar ese proceso. El campo facilita eso, porque hay que dejar el espacio urbano libre”.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud: “El virus estará con nosotros durante largo tiempo. Uno de los mayores riesgos en la actual fase, cuando algunos países comienzan el desconfinamiento, es caer en la complacencia. Es comprensible que la gente que lleva semanas confinada se sienta frustrada, pero las cosas no volverán a ser como antes y es de esperar que la población esté mejor preparada para futuras epidemias”.

Saskia Sassen, socióloga premio Príncipe de Asturias 2013: “El ser humano tiene una extraordinaria capacidad para olvidar, por lo que se dejará de hablar del coronavirus en medio año. Es difícil entender qué viene ahora. Porque las nuevas generaciones (...) están realmente en otras formas de pensar qué es la buena vida. Mucho más encajada con la naturaleza, con la solidaridad de otro tipo; no son la mayoría, pero hay gran parte que sí. Son otras mentalidades. Hemos entrado en una nueva época, distinta por esas generaciones jóvenes”.

Ver más: Las diez medidas de Francia para salir de la cuarentena

Richard Danzing, del Centro para una Nueva Seguridad de EE. UU.: “Existe el potencial para un mundo mucho mejor después de superar este trauma. Las comunidades están encontrando nuevas formas de unirse, incluso cuando deben mantenerse separadas. El aumento del VIH y el sida cambió por completo el comportamiento sexual en los años 80, se normalizó el uso del condón; pues del mismo modo el lavarse las manos, un hábito que durante años fue difícil de normalizar, será la nueva normalidad y un paso importantísimo para la salud de todos”.

Pepe Mujica, expresidente de Uruguay: “La incertidumbre es el único problema que crece y que es claro en la actual coyuntura. Vamos a asistir a un mundo más pobre, con una pobreza que cae de súbito. Siempre nos dijeron que todo almuerzo lo tiene que pagar alguien, pero el ‘no almuerzo’ ¿quién lo va a pagar?”.

Rodolfo Llinás, neurocientífico: “Cuando esto pase, en cuatro o cinco meses, quizás un poco más, se va a olvidar, como se han olvidado todas las pandemias (…) La situación de relación humana es sumamente fuerte. Una vez que pasen un par de meses y que la gente se pueda besar y no le pase nada, pues empezarán a besarse de nuevo. Si no, ¿cómo vamos a sobrevivir?”.

Ver más: Este es el plan de Alemania para salir de la cuarentena

Bill Gates, cofundador de Microsoft: “Si en la primavera de 2021 la gente puede ir a grandes eventos públicos, como un juego o un concierto, será porque logramos tener un tratamiento milagroso que hizo que las personas se sintieran seguras de volver a salir”.

Édouard Philippe, primer ministro francés: “Tendremos que acostumbrarnos a vivir con el virus. Todos los eventos de más de 5.000 personas, incluyendo deportes y festivales, no se podrán celebrar antes de septiembre”. Y usted, ¿cómo se imagina usted lo que sigue?

Comparte: