Publicidad
18 Nov 2010 - 11:50 a. m.

Detenidas empleadas que ayudaron a Madoff en el mayor fraude de la historia

Las ex empleadas están acusadas de conspiración, fraude financiero, falsificación contable y de registros de intermediación bursátil.

Agencia EFE

Dos ex empleadas y colaboradoras del condenado Bernard Madoff fueron detenidas bajo acusaciones de conspiración, fraude financiero, falsificación contable y de registros de intermediación bursátil, así como evasión de impuestos.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en Nueva York y la Fiscalía federal de Manhattan anunciaron hoy que Joann Crupi, de 49 años, fue detenida en su residencia del estado de Nueva Jersey y Annnette Bongiorno, de 62 años, en Florida.

Esta última fue empleada durante 40 años de la firma Bernard L. Madoff Investment Securities (BLMIS) y se enfrenta a una condena máxima de 75 años de prisión, mientras que Crupi trabajó para la misma compañía 25 años y puede ser condenada hasta a 65 años.

"Como es sabido, Bernard Madoff perpetró el mayor fraude financiero de la historia, pero otros criminales le ayudaron a perpetrar ese épico delito", aseguro hoy el fiscal federal Preet Bharara.

Bongiorno y Crupi "protegieron y perpetuaron año tras año el espejismo de Madoff, mientras se embolsaban dinero real en sus propios bolsillos", agregó.

Según el escrito de acusación, de 1975 a 2008 Bongiorno ingresó en cuentas a su nombre cerca de 920.000 dólares, aunque llegó a contar con hasta 14 millones de dólares. Además, recibió 325.000 dólares de BLMIS, que no fueron contabilizados.

Por su parte, Crupi supuestamente recibió en 2008 pagos por más de 2,7 millones de dólares directamente de Madoff sin que ello quedara reflejado en los libros de la empresa, así como 270.000 dólares de BLMIS, siempre según la acusación.

El fiscal, que renovó el compromiso del Gobierno para que todos los que son penalmente responsables del fraude de Madoff rindan cuentas, señaló que Bongiorno manejó cientos de cuentas de inversores que en noviembre de 2008 supuestamente acumulaban fondos de hasta 8.500 millones de dólares.

Las gestionadas por Crupi reflejaban un saldo conjunto de 900 millones de dólares.

Ambas "ejecutaban" operaciones de compraventa de títulos "sólo sobre el papel" y basándose en información que leían en medios de comunicación, según el escrito de acusación, en el que se asegura que Madoff "predeterminaba" la rentabilidad que obtendrían esas operaciones.

La responsable del FBI Janice Fedarcyk afirmó hoy que "a medida que se acerca el segundo aniversario de la detención de Bernard Madoff por el mayor fraude inversor de la historia, se sigue investigando y analizando pruebas de delito que involucren a otras personas".

"Bongiorno y Crupi fueron empleadas de Madoff por mucho tiempo y desempeñaron un papel vital en el sistema y su ocultamiento. Sabíamos desde el principio que un fraude de esta magnitud no podía haber sido obra de una sola persona", defendió en un comunicado.

Por su parte, el agente especial del Servicio Tributario Nacional de Estados Unidos (IRS) Charles Pine añadió que su departamento "está comprometido a investigar los esquemas Ponzi (fraudulentas pirámides financieras en que los ingresos de nuevos participantes sirven para pagar los intereses prometidos a los anteriores) para proteger a los ciudadanos estadounidenses".

"Estamos orgullosos de ofrecer nuestra experiencia en la investigación de Madoff y continuaremos trabajando para concluirla de forma exhaustiva y completa", añadió.

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

Bernard Madoff