16 May 2021 - 2:00 a. m.

Escalada bélica entre Israel y Hamás: ¿quién es quién?

Los actuales ataques entre israelíes y palestinos no se veían desde 2014. Hasta este viernes Israel continuaba con bombardeos y disparos de artillería sobre Gaza, en una escalada militar con Hamás, el grupo islamista que domina Gaza. Aquí las claves de la disputa.

Redacción Mundo

Internacional

Los actuales ataques entre israelíes y palestinos no se veían desde 2014. Hasta este viernes Israel continuaba con bombardeos y disparos de artillería sobre Gaza, en una escalada militar con Hamás, el grupo islamista que domina Gaza, que desde el lunes 10 de mayo ha causado más de 120 muertos, en su mayoría palestinos, entre ellos 31 niños. En Israel, donde el escudo antimisiles Cúpula de Hierro ha interceptado cerca del 90 % de los 1.800 cohetes lanzados durante la semana desde Gaza, el balance pasó a nueve muertos y centenares de heridos.

Los detonantes de la actual disputa entre Israel y Hamás se centraron inicialmente en Jerusalén, donde confluyeron una serie de factores: enfrentamientos entre civiles israelíes y palestinos, el posible desalojo de palestinos del barrio Sheikh Jarrah en Jerusalén Este, y dos intervenciones, en menos de dos días, de la policía israelí en la Explanada de las Mezquitas, tercer lugar santo del islam.

Le puede interesar: Las imágenes de lo que deja (hasta ahora) el fuego cruzado entre Israel y Hamás

Hamás, considerado como un grupo terrorista por Israel, se presentó como el defensor de las familias palestinas que corrían el riesgo de ser desalojadas en favor de colonos judíos. Esta zona, y la Explanada de las Mezquitas, un lugar ultrasensible entre palestinos e israelíes en el centro de la Ciudad Vieja de Jerusalén, fue el foco de unos enfrentamientos entre la policía israelí y los palestinos que dejaron más de 500 heridos. Según la policía israelí, los palestinos lanzaron proyectiles contra las fuerzas de seguridad, que replicaron con granadas ensordecedoras y balas de goma. Estos disturbios provocaron la lluvia de misiles que anticiparon tiempos convulsos, una escalada peligrosa en medio de una región inestable.

Desde que Hamás empezó a disparar misiles contra Jerusalén y Tel Aviv, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anunció que intensificaría sus ataques contra el grupo islamista. “Les digo a las organizaciones terroristas: Israel responderá enérgicamente a cualquier acto de agresión desde la Franja de Gaza”. Por eso saltaron las alarmas en el mundo. El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, dijo durante la semana estar hablando con las partes para bajar la tensión. “Las fuerzas de seguridad israelíes deben ejercer la máxima moderación y calibrar el uso de la fuerza”, señaló Guterres, quien añadió que “el lanzamiento indiscriminado de cohetes y morteros contra los centros de población israelíes es inaceptable”.

¿Qué es Hamás?

Hamás es una de las organizaciones militantes islámicas que controlan la Franja de Gaza, desde donde se enfrenta a Israel. Son catalogados por EE. UU. e Israel como terroristas. Su nombre en árabe significa Movimiento de Resistencia Islámica, y su origen se remonta a los días del levantamiento palestino de 1987 contra la ocupación israelí de Cisjordania y la Franja de Gaza. En la última semana la organización reconoció haber lanzado más de 1.500 cohetes contra Tel Aviv.

Le puede interesar: ¿Hasta dónde puede llegar la confrontación entre Israel y Hamás?

Desde 2004 ha sido dirigida por el líder político palestino Khaled Meshaal, quien llegó al cargo luego del asesinato de Ábdel Aziz ar-Rantisi. El principal objetivo de Hamás es crear el Estado palestino fundamentalista islámico, es decir, un estado que liberara de la represión israelí, según ellos, a los palestinos. Su estructura comprende ramas dedicadas a actividades religiosas, políticas, militares y de seguridad. Sin embargo, a lo largo de los años fueron fracturándose en dos grupos que perseguían fines diferentes.

Nacieron así las brigadas Qassam, las cuales apostaban por la vía militar. El otro grupo, más político, no sólo rechazó las acciones armadas, sino que aseguró querer dedicarse a proyectos como construir hospitales y ayudar a los palestinos en temas sociales.

¿Qué son los barrios mixtos?

Al conflicto con Hamás, también se suma la escalada entre árabes y judíos en varias ciudades mixtas de Israel, un nivel de violencia que no se veía desde hace décadas, según la policía israelí. Cerca de 1.000 miembros de la policía de fronteras han sido convocados para reforzar las ciudades, escenario de disturbios intercomunitarios desde el martes 11 de mayo. Más de 400 personas, judías y árabes fueron detenidas.

El jueves por la noche, un hombre abrió fuego con un arma semiautomática contra un grupo de judíos, hiriendo a una persona en Lod, cerca de Tel Aviv, según un testigo y la policía, que informó durante la noche de una sinagoga que fue incendiada y 43 personas detenidas. Durante mucho tiempo, la ciudad de Lod fue símbolo de la cohabitación entre israelíes y palestinos ciudadanos de Israel, pero esta semana la convivencia estalló en pedazos.

Le puede interesar: Israel y Palestina, la nueva (vieja) crisis que preocupa al mundo

Grupos de extrema derecha israelíes se enfrentaron en las ciudades a las fuerzas de seguridad y los árabes israelíes, los descendientes de los palestinos que permanecieron en sus tierras tras la creación de Israel en 1948. “No toleraremos la anarquía”, advirtió el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, ordenó el jueves un despliegue masivo de fuerzas de seguridad en las ciudades israelíes mixtas.

¿Qué hay detrás del conflicto?

Algunos analistas dicen que el enfrentamiento, que se desató en Sheikh Jarrah, es tan solo una excusa, pues detrás hay un conflicto mucho mayor. La decisión del presidente palestino, Mahmud Abás, de postergar de manera indefinida las elecciones, elevó las tensiones entre su movimiento laico, el Fatah, y los islamistas de Hamás. “De pronto se dan cuenta de que esas elecciones las pueden perder y que Hamás puede ganar, y cancelan los comicios. Y lo que estamos viendo ahora es la respuesta de este grupo islamista a eso. La lógica de Hamás es ‘si no hay elecciones y no hay paz para nosotros, no hay paz para nadie’”, sostiene Gabriel Ben-Tasgal, periodista especializado en Oriente Medio.

Mientras que Mkhaimar Abusada, profesor de ciencias políticas en la Universidad Al Azhar en Gaza, dijo al “New York Times” que “Hamás está tratando de decirle a Abás, de una forma u otra, ‘no eres la única persona o partido que toma las decisiones’”

¿Cómo están compuestos los Territorios Palestinos?

Los Territorios Palestinos están compuestos por dos zonas geográficamente separadas por Israel: Cisjordania, que incluye en teoría a Jerusalén Este, y la Franja de Gaza. Ambas, según la llamada “Solución de Dos Estados”, deberían formar un Estado palestino coexistiendo con el judío, pero esa posibilidad parece más lejana que nunca, como consecuencia de la expansión de las colonias judías en los territorios palestinos.

Cisjordania, por ejemplo, ha sido un territorio que desde hace tiempo el primer ministro israelí ha querido anexar a su país. Hasta ahora, el mandatario ha sido cauto con sus declaraciones frente a las críticas de la Unión Europea y organismos internacionales que se oponen a cualquier anexión, así como la presión de Estados Unidos para llevarla a cabo cuanto antes.

La complejidad del tema empieza en la misma definición que hay de la región. Para Naciones Unidas, Cisjordania es un territorio palestino ocupado. Pero Israel no piensa lo mismo y libra una guerra semántica sobre el estatuto de la llamada “Zona C”, que abarca una gran parte de Cisjordania y concentra las tierras que quiere anexar. La división quedó pactada en los Acuerdos de Oslo, en los años 1990, en los que se separó el territorio en tres grandes zonas bautizadas como A, B y C.

Le puede interesar: Donald Trump acusa a Joe Biden de debilidad y falta de apoyo a Israel

Las dos primeras representan el 40 % del territorio y están mayoritariamente bajo control palestino, mientras la zona C (60 %) se encuentra bajo control militar y administrativo israelí, aunque, según los Acuerdos de Oslo, la idea es que se transfiera a los palestinos ese poder al firmar un acuerdo de paz definitivo. Esta cuestión sobre la partición volvió al centro de la actualidad con el anuncio en enero del plan estadounidense para Oriente Medio, que prevé la anexión por Israel del Valle del Jordán y del centenar de colonias israelíes en Cisjordania, así como la creación de un Estado palestino en un territorio reducido.

¿Qué es la Franja de Gaza?

La Franja de Gaza limita al norte y al este con el territorio israelí, al oeste con el mar Mediterráneo y al sur con Egipto. Se trata de un estrecho enclave de apenas 362 km2, con 41 km de largo y entre 6 y 12 km de ancho, donde viven hacinados dos millones de palestinos.

En 2005, el ejército israelí se retiró del enclave palestino, antes de imponerle un bloqueo terrestre, aéreo y marítimo, reforzado en 2007, cuando el movimiento islamista Hamás tomó el poder tras combates fratricidas con el Fatah, de Mahmud Abás. Desde entonces, Hamás e Israel se han enfrentado en tres guerras (2008, 2012 y 2014).

El territorio está minado por el desempleo, que es de alrededor del 50 %, según el Banco Mundial (BM). Más de dos tercios de sus habitantes dependen de la ayuda humanitaria y uno de cada dos vive por debajo del umbral de la pobreza.

En la zona, los hospitales están desbordados por el coronavirus y en los últimos días también por centenares de personas alcanzadas por los bombardeos israelíes. Los habitantes se despertaron el viernes entre agujeros en la calle, casas reducidas a polvo y escombros tras los impactos de misiles.

¿Qué puede hacer la comunidad internacional?

La comunidad internacional no tardó en pronunciarse sobre esta nueva confrontación militar. Tanto así que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas celebrará una reunión pública virtual este domingo, informaron diplomáticos el jueves. El evento, originalmente programado para el viernes, fue solicitado por Túnez, Noruega y China. Hasta el viernes se esperaba que asistiera el enviado de la ONU para Oriente Medio, el noruego Tor Wennesland, así como representantes de Israel y los palestinos.

Le puede interesar: Las claves de la nueva ola de violencia en la Franja de Gaza

Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, había dicho antes a la prensa que estaba a favor de celebrar una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU “a principios de la próxima semana”, pero acordó trasladarla al domingo. “Espero que esto dé a la diplomacia algún tiempo para obtener resultados y ver si conseguimos una desescalada real”, dijo Blinken, que la víspera envió un emisario a Israel y a los Territorios Palestinos.

Días antes, el Gobierno alemán afirmó que “se trata de ataques terroristas que solo tienen un objetivo: matar gente sin hacer distinciones (...) y extender el miedo”, según dijo Steffen Seibert, portavoz de la Cancillería de ese país, añadiendo que el gobierno de Merkel defiende “el derecho de Israel a la legítima defensa frente a estos ataques. Estos disparos de cohetes deben cesar inmediatamente”.

Comparte: